You are here

2005: otro año récord en el registro de emisiones globales de carbono




2005: otro año récord en el registro de emisiones globales de carbono
Alerta 12 - 2006

En el 2005 las emisiones de carbono originadas por la quema de combustibles fósiles subieron a un máximo de 7.900 millones de toneladas, un aumento de cerca del 3% en relación al año anterior. Las emisiones globales anuales han estado aumentando desde los inicios de la Revolución Industrial a finales del  siglo XVIII, cuando los seres humanos empezamos a quemar combustibles fósiles a gran escala para producir energía. Desde principios de 1900, las emisiones se han ido incrementando cada vez más rápido. Las emisiones anuales han crecido por un factor de quince desde 1900, incrementándose en casi un 3% anual.


Cerca del 40% de las emisiones relacionadas con energía provienen de la quema de combustibles fósiles, tales como petróleo, carbón y gas natural para la generación de corriente eléctrica.


Mineros de Pakistán. El carbón es el combustible fósil más intensivo en carbono


Los expertos predicen que los efectos del calentamiento global serán mucho más dramáticos si las emisiones de carbono fuerzan los niveles atmosféricos de CO2 a superar las 550 ppm



Granja de viento. Con turbinas eólicas, celdas solares, electrodomésticos eficientes tenemos las herramientas necesarias para cambiar a una economía con poco carbono.

Diciembre, 2006. La mitad de las emisiones de carbono relacionadas con el uso de la energía provienen exclusivamente de cuatro países. Estados Unidos, con menos del 5% de la población del mundo, genera el 21% de emisiones de carbono. Les siguen China que emite el 18%. Ambos países son importantes consumidores de carbón, el combustible fósil más intensivo en carbono. Rusia genera el 6% de las emisiones mundiales de carbono, apenas algo por delante de Japón, que produce el 5% del total global. Otros contribuidores importantes a las emisiones globales de carbono son India, Alemania, Canadá, el Reino Unido, Corea del sur e Italia.

Qatar, con sus 14 toneladas de carbono emitidas por persona, lidera las emisiones por cápita. Esto es debido en parte a su creciente industria de gas natural y la distribución de electricidad gratuita en los hogares. Singapur y los Emiratos Árabes Unidos se sitúan en 9 toneladas por la persona en emisiones por cápita, seguidos por Kuwait con 7 toneladas. Estos países tienen poblaciones pequeñas y economías prósperas que contribuyen a incrementar las emisiones por cápita. Estados Unidos, Australia y Canadá cada uno emiten cerca de 5 toneladas de carbono por persona cada año. Esto es cinco veces el nivel de China y 17 veces el de la India.

Las fuentes del CO2
Cerca del 40% de las emisiones relacionadas con energía provienen de la quema de combustibles fósiles, tales como petróleo, carbón y gas natural para la generación de electricidad. El sector del transporte es la segunda fuente principal mundial, responsable del 20% de todo el carbono emitido. Los edificios residenciales y comerciales responden a cerca del 15% del total, y el sector industrial, otro 15%. El 10% restante de emisiones relacionades con la energía se originan por una variedad de usos de menor carga, incluyendo los combustibles consumidos por barcos y embarcaciones transoceánicas.

Mientras las emisiones globales de carbono aumentan, incrementan los niveles del dióxido de carbono (CO2) en la atmósfera. La concentración atmosférica media de CO2 alcanzó 380 porciones por millón por el volumen (PPv) en 2005, un incremento de 2.2 partes por millón en relación a los niveles de 2004 y de 103 partes por millón desde épocas pre-industriales.

El Panel Intergubernamental del Cambio Climático (Intergovernmental Panel on Climate Change  - IPCC), un organismo global de unos 2.000 científicos, estima que la concentración atmosférica actual de CO2 no se ha excedido durante los 420.000 años pasados y probablemente tampoco durante los últimos 20 millones de años.

Hay consenso científico en que el aumento de la concentración de CO2 y de otros gases de efecto invernadero en la atmósfera ha provocado que las temperaturas globales aumentaran. Durante los últimos 30 años, las temperaturas globales aumentaron en 0.6 grados centígrados (1.08 grados Fahrenheit). El IPCC proyecta que esta tendencia hacia el calentamiento continuará y que las temperaturas globales se incrementarán en 1.4 a 5.8 grados centígrados en el 2100.

Los efectos del calentamiento global
Ya hay numerosos efectos documentados del calentamiento global. La Organización Mundial de la Salud atribuye 150.000 muertes cada año a los efectos del cambio del clima. El nivel del mar ha crecido cerca de 15 centímetros (6 pulgadas) durante el último siglo, a la vez que los huracanes se han vuelto más severos en el Atlántico y al norte del Pacífico. La combinación del crecimiento de los mares y de tormentas más violentas amenaza a centenares de millones de personas que viven en áreas bajas y costeras con un incremento de daños causados por inudaciones y vientos.

Los expertos predicen que los efectos del calentamiento global serán mucho más dramáticos si las emisiones de carbono fuerzan los niveles atmosféricos de CO2 a superar las 550 partes por millón (ppm). Más allá de este umbral, las inundaciones, las sequías y las tormentas serán más severas. Si las emisiones del carbono continúan aumentando según lo proyectado, es probable que este nivel se alcance durante la segunda mitad de este siglo. Para evitar que esto suceda, los científicos estiman que las emisiones del carbono se deben reducir cerca del 70%.

Gran parte del crecimiento de las emisiones de carbono durante los 25 años próximos vendrá de países en vías de desarrollo. Los países industrializados del mundo cuentan actualmente con el 55% de todas las emisiones. Pero las economías en transición y en desarrollo lideradas por China, Rusia y la India se proyecta serán responsables del 60% de las emisiones globales de carbono en 2030. La combinación de un rápido desarrollo económico y de una fuerte dependencia en el carbón conducirán esta tendencia.

Reduciendo las emisiones de CO2
Aunque tales proyecciones son más bien sombrías, existen algunos prometedores ejemplos para guiar la acción futura a la reducción de las emisiones de carbono. Durante los últimos 15 años, Alemania redujo sus emisiones un 10%, mientras que el Reino Unido recortó sus emisiones cerca de un 3%. Durante este tiempo, ambos países sostuvieron un desarrollo económico moderado. Los dos países alcanzaron tales cotas reduciendo su dependencia del carbón, aumentando los impuestos sobre los combustibles fósiles, asignando objetivos de rendimiento energético por mandato y financiando la promoción de la energía renovable. Para ayudar a alcanzar los compromisos asumidos en el Protocolo de Kyoto, la Unión Europea lanzó el Plan de Comercio de Emisiones en enero de 2005. Este programa limita las emisiones de carbono y permite que compañías que reducen sus emisiones obtengan beneficios vendiendo sus permisos de emisiones a otras compañías.

En Estados Unidos hay planes para reducir las emisiones de carbono a nivel estatal. Siete estados del noreste se han comprometido en la Regional Greenhouse Gas Initiative (Iniciativa Regional de Gas Invernadero) que regula una reducción de las emisiones del 10% a partir de los niveles del 2009 antes del 2019. California, la novena economía más grande del mundo, anunció recientemente que reducirá las emisiones de carbono a los niveles de 1990 antes del 2020. Se espera que esta política incremente la renta del estado cerca de 4.000 millones de US$ y cree 83.000 nuevos puestos de trabajo.

Depende de ti
Podemos ayudar a evitar los peligrosos efectos del calentamiento global promulgando políticas fuertes y obligatorias que promuevan el cambio a fuentes renovables de energía y mejoren el rendimiento energético. Con turbinas de viento, celdas solares, aparatos electrodomésticos eficientes en el consumo de energía, trayectos comunitarios y los vehículos híbridos gas-eléctricos, tenemos ya hoy en día las herramientas necesarias para cambiar a una economía con poco carbono. También, hay políticas que se han mostrado eficaces en la reducción de emisiones de carbono, por ejemplo los impuestos sobre el carbono. Puesto que las actividades humanas son actualmente responsables de cambios sin precedentes en el sistema climático global, cada uno de nosotros tenemos la responsabilidad de trabajar para disminuir nuestras emisiones de carbono. La pregunta es, ¿actuaremos lo suficientemente a tiempo?.



>> para actuar puedes participar en la campaña contra el cambio climático "Yo soy la Solución" de Fundación Tierra.

Evolución de la concentración atmosférica de dióxido de carbono entre los años 1000 y 2004. En partes por millón en volumen (ppv). Fuentes: International Panel on Climate Change - IPCC, Scripps Institution of Oceanography y Oak Ridge National Laboratory. 

Evolución de la temperatura media global, entre 1880 y 2005. En temperatura en grados centígrados Celsius (ºC). Fuente: Goddard Institute for Space Studies

Evolución de la temperatura media global, entre 1880 y 2005 con proyección hasta el 2010. En temperatura en grados centígrados Celsius (ºC). Fuente: Goddard Institute for Space Studies y International Panel on Climate Change

Joseph A. Florence - Earth Policy Institute
www.earth-policy.org