You are here

Autoconsumo fotovoltaico cero cero

España ha aumentado un 20% sus emisiones de CO2, la inversión renovable se ha reducido al mínimo y se ha boicoteado retroactivamente la rentabilidad de las instalaciones existentes. Este ataque feroz a las renovables en España desde 2009 viene determinado por la defensa a ultranza del por el carbón y gas.

No podrán parar a las renovables
Desde 2012 a 2014 el Gobierno español ha hecho tres nuevas leyes específicas contras las renovables, la última la Ley 24/2013, de 26 de diciembre del Sector Eléctrico. También ha publicado tres Reales Decretos y en 2014 no se detuvo en boicotear el desarrollo legal de las renovables con el Real Decreto 413/2014 de 6 de junio el cual establece una nueva regulación para las renovables y un nuevo sistema de retribución basado en un precio de mercado más unos incentivos variables en base a diferentes tipologías de instalaciones. Para ello complementó la norma anteriormente citada con una insólita ORDEN TÉCNICA IET 1045/2014 de 16 de junio de más de 1761 páginas que define unas mil tipologías de instalaciones renovables (un caso único de barbarie normativa sin precedentes en Europa).

España se aleja de los objetivos de 2020 de disponer un 20 % de la generación energética en renovables y haber reducido un 20 % las emisiones de gases de efecto invernadero. No se ha completado la transposición de la Directiva de energías renovables cuyo plazo venció en diciembre de 2010. El ordenamiento europeo es claro y establece en sus artículos 13 y 16 la obligación de normas objetivas y no discriminatorias para las renovables, tasas proporcionales y normas administrativas  implificadas, prioridad de acceso a las redes, tarifas ya que son beneficiosas para la red. El Gobierno español tiene deberes pendientes, pero mientras difama a las renovables como causantes del déficit de tarifa.

Estúpida inyección cero
España es ese país donde el poder del oligopolio ha hecho que se regulen las renovables para que no inyecten a red en la opción de autoconsumo, aunque la regalen. Así que para evitar las multas previstas (aunque serían ilegales) las empresas del sector han tenido que desarrollar tecnología para que la generación de los paneles se pueda modular y que esta forma la generación eléctrica solar no supere en cada momento el propio consumo energético.

Esquema de control de potencia de la opción Zero-Export del Solarfighter.

El oligopolio, que no para de poner trabas a los renovables, ha hecho pues ingeniar una opción basada en un estúpido algoritmo para que los inversores modulen y "corten" la electricidad verde de más que la que se consuma en el momento. Esto es lo que ahora se conoce como dispositivos de inyección cero (cada fabricante lo llama a su manera, pero es todo lo mismo: Zero-Export, Control Dinámico de Potencia, etc. Y así España rinde tributo a los combustibles fósiles y nucleares impidiendo que aprovechemos el potencial solar que gozamos por razones de geografía.

Es un absurdo energético, medioambiental, económico y democrático, pero para ello vivimos en el paraíso de los políticos de puertas giratorias. Algo que un día tendríamos que poner fin utilizando nuestro voto y también las herramientas democráticas pertinentes, eso sin olvidar el boicot al oligopolio contratando electricidad verde de comercializadoras cooperativas o locales.

La fotovoltaica más madura
La energía solar fotovoltaica ha madurado lo suficiente como para dar el gran salto compitiendo con el precio convencional de la electricidad y facilitando el ahorro al consumidor. Es lo que se llama el autoconsumo solar fotovoltaico. El autoconsumo con energía fotovoltaica es la capacidad de generar electricidad limpia gracias a la radiación solar captada por las células de silicio y transformada en corriente alterna que puede ser usada tanto por nuestra propia red doméstica como ser exportada. Actualmente, la legislación española contempla tres sistemas para las instalaciones fotovoltaicas: las aisladas de la red, las asistidas por la red o las interconectadas a la red.

La tipología más controvertida es la interconectada a la red dado que permite autoconsumir la mayor parte o la totalidad de la producción solar en el propio edificio que alberga la instalación, el llamado autoconsumo instántaneo, pero la opción más interesante son las instalaciones fotovoltaicas asistidas por la red. Una instalación asistida por la red es un sistema fotovoltaico que no trabaja en paralelo a la red y no vierte excedentes a la red, ya sea por que los almacena en baterías o porqué se controla la potencia fotovoltaica para que esta no exceda el consumo eléctrico del momento. Esto se consigue mediante el llamado control dinámico de potencia en el que los inversores fotovoltaicos adaptan la producción solar para que esta se iguale al consumo con inyección cero a la red y de forma dinámica sin escalones ni disipación de energía. Esta opción pues ya está disponible en nuestro país.

El autoconsumo energético asistido por la red
Las instalaciones de autoconsumo constan de un campo de paneles solares que capta la radiación solar y la convierte en electricidad a través de un inversor o aparato transformador que convierte la energía procedente de los paneles en corriente alterna sincronizada en frecuencia y fase con la red. Este tipo de instalaciones han sido controvertidas tanto porque el Gobierno no estableció las reglas de juego para ellas y amenazaba con condiciones que las desincentivaría. Sin embargo, a falta del reglamento del llamado balance neto los difrentes organismos de promoción de las renovables han definido guías que se adapten a la legislación vigente del Real Decreto 1699/2011 por el que se regula la conexión a red de instalaciones de producción de energía eléctrica de pequeña potencia de 18 de noviembre de 2011.

Esquema del funcionamiento de una instalación de autoconsumo inyección cero.

Actualmente, diversas comunidades autónomas han regulado esta tipología de instalaciones asistidas por la red previstas en la Instrucción Técnica Complementaria ITC-BT-40 del Reglamento Electrotécnico de Baja Tensión. Así que de forma legal es posible disponer de una instalación fotovoltaica para el autoconsumo siempre y cuando esté dotada de una elemento homologado que certifique la inyección cero de electricidad a al red.

Fácil legalización
La legalización de una central solar doméstica de hasta un máximo de 100 kW pueda operar bajo la particularidad de instalación asistida por la red. De este modo es extremadamente sencilla en las Comunidades Autónomas que han considerado que este tipo sea asimilable a una instalación aislada de la red y facilitan su legalización. De todas maneras no hay que olvidar que por el momento para este tipo de instalaciones no existe una norma específica que regule su tramitación o inscripción en regstiro alguno, por lo que se legaliza igual que de una modificacion de suministro eléctrico convencional. Habrá que ver en el futuro como las regulaciones que aparezcan afectarán a este tipo de instalaciones. En España, aunque los oligopolios presionan al Gobierno para que dificulte el autoconsumo, lo cierto es que la Unión Europea impulsa todo lo contrario.

En síntesis, el llamado, Zero Export Control Dinámico de Potencia o también control del perfil de carga,  para instalaciones de autoconsumo asistidas por la red está abriendo al menos una posibilidad (mientras no rompamos democráticamente este estúpido absurdo) para ahorrar energía con electricidad solar producida de forma limpia y renovable.

El tejado de viviendas adosadas, de pequeñas y medianas empresas, las cubiertas de edificios plurifamiliares, las terrazas privadas, etc. disponen de superficie para captar la radiación solar e instalar paneles fotovoltaicos en una potencia que se adapte a los consumos regulares. La inversión necesaria para una instalación de autoconsumo de inyección cero es especialmente adecuada para ahorrar energía ya que la inversión en fotovoltaica supone congelar el precio de una parte de la electricidad consumida ya que no se verá sujeta a los posibles incrementos de tarifa, que por otro lado no paran de crecer. Algunos activistas lo promueven bajo el lema "saca el dinero del banco y ponlo en el tejado".

Artículos relacionados:

- Kits de autoconsumo doméstico

- Equipos de autoconsumo con inyección cero de Circutor

- Equipos de autoconsumo con inyección cero de SMA

- Libres con 3 kW fotovoltaicos

Artículo elaborado por la redacción de terra.org. Imágenes del fabricante Circutor y Solarfighter.

actualizado: 
21/05/2015
parte de: