You are here

Bebidas en el trabajo





Bebidas en el trabajo
seca40a_bebidas en el trabajo
Las máquinas de bebidas generan gran cantidad de residuos
seca40b_bebidas en el trabajo
Conviene disponer de un espacio donde calentar bebidas o refrescarlas.
En la oscuridad del despacho
Muchas oficinas disponen de las máquinas expendedoras de bebidas, ya sean enlatadas o en vasos de plástico. Durante todo el año, con este sistema se consume se generan cantidades innecesarias de residuos plásticos en forma de vasitos y botellines. En un año, en toda España van a parar a la basura 1.840 millones de envases o, lo que es lo mismo, 450.000 m3 de volumen de residuos producidos en los puestos de trabajo en concepto de bebidas.
Aumento de residuos no reciclables
El hecho de instalar, ya sea una máquina de refrescos o de bebidas calientes, o ambas cosas a la vez, puede suponer un aumento muy considerable de los residuos no reciclables en una oficina u otros puestos de trabajo. Y no sólo eso, sino que hay muchas bebidas que no están exentas de efectos perjudiciales para el medio ambiente y para las condiciones de vida de pueblos de otros países.
Explotación laboral, deforestación y gasto energético
Únicamente considerando tres productos cotidianos como el café, el chocolate y el té, podemos hacer las siguientes afirmaciones. De té o café, en conjunto, las personas ingerimos entre 3-4 kilos cada año y se gastan más de 721 millones de euros en este consumo. El 90 % del comercio del café está en manos de grandes multinacionales de Europa y los EEUU, que son quienes dictaminan los precios y también las condiciones de vida infrahumanas de los trabajadores de estos cultivos. Por ejemplo, una mujer que trabaja en los campos de té solamente cobra 0,15 euros por un día de trabajo, mientras que en nuestro país el té se vende a un precio mínimo de 10 euros/kg. El mismo panorama se repite en las plantaciones de café.

Otro agravante de los cultivos de café, té y cacao es que necesitan ser cultivados en zonas situadas a una altura considerable, donde normalmente crece la selva tropical húmeda. Para establecer estos cultivos, hace falta deforestar la selva tropical húmeda, muy rica en biodiversidad.
El procesado de café contamina el agua; la liofilización para fabricar el café soluble es uno de los procesos de la industria alimentaria con un mayor gasto energético.
Riesgos para la salud
El abuso en el consumo de café, té o chocolate propicia riesgos para la salud personal, que normalmente desconocemos. El elevado nivel de cafeína, un estimulante cerebral muy potente, crea adicción y afecta al sistema digestivo. Además, es un potente alergeno, implicado en un 10 % de los casos de artritis, en el 24 % de las erupciones alérgicas y en el 77 % de las migrañas recurrentes. Adicionalmente, empeora en muchos casos los cuadros clínicos de muchas enfermedades que tienen un claro componente psicosomático.

Resumiendo ...
Dispongamos de un espacio que permita facilitar tanto calentar leche y agua como tener bebidas en una nevera.

Evitemos los autómatas de bebidas por la cantidad de residuos que generan. Las máquinas de bebidas actuales solamente dan opción a la lata, que no es una opción ecológica.

Reduzcamos el consumo de café, té y chocolate al menos en las oficinas; son estimulantes poco saludables.