Bicicletas de carga: cargo bikes

parte de: 
actualizado: 
06/05/2012
compartir: 
  • Facebook
  • Twitter
 

Propaganda histórica de bicicleta y triciclo para transporte de mercancías

 

 

Bicicleta de transporte y reparto de mercancías como las usadas por el servicio de correos alemán

 

 

Arriba, el versatil y ligero trailer Monoporter.
Abajo, el sofisticado y ecodiseño trailer Chela de Koga Miyata

 
 

Alargamiento de bici para utilidad en transporte

 

Las dos ruedas de la bicicleta proporcionan no sólo un medio de transporte para las personas sino también para mover todo tipo de mercancías. Los primeros modelos de bicicleta que combinan cajas o similares para cargar bultos datan de finales del siglo XIX. Desde los triciclos hasta las bicicletas con bandeja delantera, los diseños sobre pedales para el transporte han sido de lo más variados. Los rickshaw o taxis bici tan comunes en países asiáticos (en versión moderna también conocidos en Occidente por peddicaps o trixis) hasta los triciclos para barrenderos o los carritos para el arrastre de grandes bultos son algunas de las realidades comerciales. Las posibilidades de la bicicleta, ni que sea para aliviar el arrastre (sin pedalear) de mercancías, queda patente en múltiples experiencias. Lamentablemente, en España existen diversas limitaciones que dejaremos para otro artículo.

Rápidas y baratas

Las bicicletas de transporte constituyen una singularidad para moverse de forma rápida por la ciudad, aunque por sus dimensiones no siempre pueden evitar los atascos de tráfico. Sin embargo, hay diseños mixtos que permiten un fácil manejo y una buena capacidad de transport, son las llamadas compact cargo bike. Este seria el caso de la Urbanbiba. De todas maneras, la bicicleta, sea cual sea su configuración siempre evita los problemas ambientales del ruido y la contaminación y para acceder a determinadas áreas que requieren de silencio como pueden ser recintos hospitalarios son ideales.

En nuestro país  la cultura de la bicicleta en su modalidad de carga está poco desarrollada, aunque los últimos años esto ha cambiado. Las bicicletas de transporte pueden ser un medio efectivo para ahorrar emisiones tóxicas a la atmósfera y contribuir a la calidad de vida en la ciudad. Algunos municipios han adoptado la bicicleta para determinados servicios en zonas históricas como la de los barrenderos, los bicitaxis turísticos o el reparto de mercancias  por el casco viejo de Barcelona. En Alemania  el servicio postal utiliza las bicicletas de carga para realizar sus repartos. En centro Europa, la utilización de estos vehículos es tan usual que los fabricantes de componentes para bicicletas ya contemplan en sus catálogos productos destinados a este tipo de bicicletas, por ejemplo, Sram  que fabrica bujes de cambio interno con desarrollos específicos para arrastrar grandes pesos o Hebie, fabricante de caballetes de alta calidad y resistentes, nos ofrece caballetes centrales para bicicletas de uso industrial o transporte de cargas.

 

Utilidades singulares

Cuando se habla de sostenibilidad en el mundo del transporte no siempre pensamos en la bicicleta como medio para acarrear mercancías. Por ejemplo, un triciclo con caja de carga puede transportar hasta 200 kg de peso. Existen otros diseños en los que la bandeja de carga va incorporada al manillar. Para menesteres comerciales uno puede encontrar soluciones con una interesante visibilidad como elemento de marketing. Otros fabricantes como Yuba han optado por crear una bicicleta robusta para el transporte similar a una "furgoneta" y con la carga detrás. Las calidades de estos vehículos son especialmente remarcables tanto en medidas de seguridad como en bajo mantenimiento. Debemos pues insistir en la singularidad de opciones disponibles para convertir la bicicleta en una herramienta de trabajo.

Carritos

Finalmente debemos mencionar el mundo de posibilidades que se abre con los carritos que pueden anclarse en el cuadro de la bicicleta. Entre las opciones principales distinguimos los carros más aptos para su uso urbano de los recomendables para el turismo en bicicleta. Los carritos urbanos son algo más parecidos a los carros de la compra y permiten cargas de hasta 40 kg como es el caso del robusto Donkey. Otras versiones se presentan como un verdadero carro de la compra para anclar en la bicicleta, de forma que aparcada la bicicleta podamos realizar nuestra compra en el super con el Bike Schopper de Andersen o lo que es lo mismo un bicicarrito “casi convencional” como los que se usan para ir al mercado sólo que luego al volver a casa con el carrito lleno tirado por la bicicleta  es todo un invento. También hay otras versiones  versátiles pero sin tantas prestaciones como la que ofrece un fabricante italiano. Algunos de estos tipos de carritos pueden adaptarse también en bicicletas pleglables. Otra modalidad en carritos muy extendida en toda Europa es la que permite llevar niños en entorno urbano.

Monociclos para cicloturismo o trailers

Para el biciturismo son muchos los usuarios que prefieren las plataformas tipo monociclo tanto por ser mucho más ligeros como porque tienen una excelente estabilidad que no tienen los carritos de dos ruedas.  De entre ellos destaca, sin embargo, por su diseño y características uno de plegable fabricado en Alemania, el Monoporter  que pesa menos de 6 kg y puede transportar hasta 25 kg. Además, una vez plegado ocupa menos que una maleta de viaje. Existe otro modelo en versión también plegable, menos estético, pero muy práctico, que se engancha en la tija del sillín y es capaz de transportar hasta 70 kg.

Pero el rey de los monociclos para cicloturismo es el Chela de Koga Miyata, convertible en carro para circular por aeropuertos, en mesa con silla, incorpora placas solares para recargar el móvil y GPS y a demás, incorpora luz trasera con leds. En definitiva, toda la tecnología actual aplicada a un trailer.

Una bicicleta de transporte, la Biba que a la vez sirve para los desplazamientos habituales diseñada en Barcelona.

 

Bicicleta reconvertida

Otra solución, sin duda curiosa, es la de convertir una bicicleta convencional en una bicicleta mixta para el transporte. Esta es la opción que ofrece una empresa americana  con el llamado freeradycal style que con un kit de piezas se consigue desplazar la rueda trasera para que se disponga de mayor distancia entre el sillín y la rueda y de esta forma dotarla de una mayor plataforma para cargar.

 

Un ejemplo de mudanza con bicis de carga

 

Algunos fabricantes de triciclos y bicicletas de transporte

- http://www.nihola.com

- http://www.christianiabikes.com

- http://www.cyclesmaximus.com

- http://www.deredding.nl

- http://www.bakfiets.nl

- http://www.yubaride.com

- http://www.dutch-id.com

- http: //www.urbanbiba.com

 

Espai Bici colabora en esta sección