You are here

Cargador de móviles y microelectrónica para bicicleta

Las nuevas dinamos de buje situadas en el eje de la rueda de la bicicleta abren un nuevo mundo de posibilidades para utilizar este vehículo como fuente de energía para cargar móviles y otros aparatos de microelectrónica. Esta posibilidad es altamente interesante para las personas que van de viaje en bicicleta, ya que nos permite tener a nuestra disposición una fuente de energía que puede ser imprescindible en ruta, especialmente, para recargar el GPS y el móvil, pero también las baterías de la cámara fotográfica, etc. Gracias a la fuente energética de nuestra musculatura transformada en electricidad por la dinamo de buje mientras vamos pedaleando en ruta durante el día, nos podemos aprovechar de este excedente energético.

Dinamo de buje, montada sobre la rueda delantera. Para montar este complemento a la rueda hay que radiarla de nuevo. Eso implica que cuando adquirimos una dinamo de buje tenemos que tener en cuenta el coste de la mano de obra del montaje en la rueda.

La principal dificultad para recargar pequeñas utilidades microelectrónicas con la dinamo de buje radica en las fluctuaciones de la electricidad generada en el pedaleo. Las luces preparadas para ser montadas en dinamos de buje incorporan su propia fuente de regulación para que no se funda la bombilla, por ejemplo, cuando incrementamos la velocidad, porque estamos deslizándonos a toda velocidad por una bajada. Sin embargo, los móviles, GPS, etc. conectados directamente a una fuente de energía no estabilizada se estropearán e incluso puede ser peligroso pues las baterías de ion-litio pueden reaccionar explotando frente a una carga no adecuada.

zoom

Conexionado de un regulador de carga en la dinamo de buje.

Diversos fabricantes disponen en su catálogo de componentes para convertir nuestra bicicleta en una central de recarga eléctrica aprovechando la dinamo de buje como fuente energética. Actualmente, hay dos tipologías, como sucede con los cargadores solares. La primera son cargadores de bicicleta directos. En este caso, el aparato incorpora las protecciones electrónicas y los conectores adecuados para diversos aparatos. La otra opción es un cargador que almacena la energía en una batería de ion litio (batería caché) con su estabilizador y de la cual, una vez está cargada, podemos extraerle de forma segura la energía traspasándola al aparato que precisa de carga de tensión constante.

Ambas posibilidades ofrecen sus ventajas. Los reguladores de carga pueden ser con tensión e intensidad variables o fija. Los de parámetros de carga variables son más caros, pero permiten una mayor versatilidad. Los de parámetros fijos normalmente simplemente controlan que no se supere el voltaje de la dinamo y con un salida de un máximo de amperaje. En general, la estabilización se hace a unos 5,2 V/DC y el máximo es a 300 mAh. Eso es suficiente para la mayoría de los aparatos con conector USB. Los reguladores de carga variables permiten hasta 12 voltios y 1.400 miliamperios. Las posibilidades pues se incrementan y la única limitación es en el número de kilómetros pedaleados con los que generar energía. Un móvil convencional puede cargarse en unas cuatro horas pedaleando a una media de unos 18 kmh.

No es aconsejable rodar de noche con la luz encendida y a la vez cargar un aparato con la misma dinamo de buje. La iluminación baja a mínimos. En Alemania está prohibido cargar microelectrónica en bicicleta de noche porque la intensidad de la iluminación que aporta no es reglamentaria.

El regulador de recarga energética para bicicletas más versátil
El único cargador o regulador de carga para bicicleta de tipo variable es el E-Werk (Art.361) de Busch&Müller. Este viene preparado para intensidades de hasta 1.5 A y 13,3 V de tensión para que uno pueda cargar todo tipo de aparatos microelectrónicas. Igualmente, se suministra con diferentes cables adaptadores. La gran ventaja de este cargador es pues su versatilidad para cargar diferentes aparatos de microelectrónica. Se trata de un regulador de pequeño tamaño: 32mm (ancho) x 88mm (largo) x 23mm (alto) – sin contar los cables.

 

El regulador de carga E-Werk es el único del mercado con tensión e intensidad graduable para adaptarse a las necesidades de los usuarios más exigentes. Es un dispositivo que requiere que uno estudie a conciencia su manual de instrucciones. Por ejemplo, con esta configuración de 5 V i 1,1 A un móvil convencional se carga en unos 40 km de pedaleo (unas 2 horas).

Dispone de una pequeña llave de plástico situado en la parte inferior del E-Werk que permite el ajuste de dos botones giratorios: el de control de tensión (2,8 a 13,3 V) y el de intensidad de corriente (0,1 a 1,5 A). E-Werk proporciona energía de hasta 16 W, y las pérdidas en vacío son de sólo 0,03 W a 30 kmh. A una velocidad de 15 kmh, E-Werk ya carga un móvil más rápido que con su cargador de corriente alterna en una red eléctrica estándar de 220 V. Las conexiones son con enchufes estancos y de seguridad. Con el fin de montar esta pequeña central de gestión de la energía de la dinamo de buje se suministra con los complementos para que pueda ser colocada en el cuadro de la bicicleta.

zoom

Complementos y accesorios disponibles para el E-Werk.

Algunos dispositivos, como el iPhone 3GS, requieren un voltaje constante del cargador. Para los dispositivos de este tipo, se precisa de una batería de caché que almacene previamente la energía y después traspasarla estabilizada al dispositivo. En este caso el E-Werk cargará la batería con la que luego cargaremos este móvil. Busch & Müller ofrece esta batería caché (accesorio Art. 461A de 1.400 mAh) puede ser cargado por el E-Werk al mismo tiempo de carga del dispositivo. Algunos dispositivos, pues, no se pueden cargar directamente desde el E-Werk, sino que requieren que sea transferida la energía almacenada en otro batería. Esto se debe a que se desconectan cuando la potencia de entrada cae por debajo de cierto nivel. Para estos dispositivos la batería caché proporciona una salida de intensidad constante par el dispositivo.

El kit de montaje no incluye la plataforma para dispositivos microelectrónicas de 45 a 115 mm de ancho (Art. 261) y que viene equipado para una sujeción seguro donde colocar los móviles y similares. El adaptador dispone de un mecanismo que permite su fácil extracción del lugar del cuadro de la bicicleta donde lo hayamos montado, ya sea el manillar o la tija. Klickfix fabrica un accesorio (MultiClip Plus for handlebar adapter - 0211MP) con un tubo extensible que permite, a falta de espacio en el manillar, colocar este tipo de utilidades. Un hueco en la parte inferior del adaptador deja espacio suficiente para conectar cables.

Un regulador de carga para el cicloturismo de aventura

En contraste con el kit de carga para móviles de Nokia, el The Plug de Tout-Terrain ofrece una robustez incomparable.

La marca de bicicletas Tout-Terrain ofrece The Plug que encaja en la tija de la rueda delantera y queda alojado pues en la parte superior de la potencia de forma que queda protegido de sustracción. Es un regulador con puerto USB en el enchufe. Se suministra con algunos adaptadores USB-pin para los aparatos microelectrónicos más comunes de las marcas de móviles, MP3, GPS, etc. Para el Iphone se precisa de un adaptador que no viene con el pack de serie. Cómo todos estos dispositivos está muy pensado para los amantes del cicloturismo.

zoom

Piezas que componen el regulador de carga de Tout-Terrain.

La ventaja de este regulador es que puede estar permanentemente en nuestra bicicleta y no hay que recordar de sacarlo cuando la aparcamos. En este sentido, es un dispositivo ideal para viajar. Sin embargo, no empieza a cargar hasta partir de los 20 kmh para los dispositivos tipo GPS. Tiene también tensión de salida de 5 V y la intensidad depende de la velocidad, pero alcanza los 330 mAh a 15 kmh y 590 mAh a 25 kmh (a 40 kmh ya no entrega más de 910 mAh).

Permite mantener la luz encendida mientras carga pero disminuye la cantidad de iluminación y se incrementa el tiempo de recarga. Así que no es aconsejable. También tiene una opción de interruptor para que si no lo usamos el roce de la dinamo de buje sea mínimo. El complemento no es a prueba de agua, pero está protegido contra salpicaduras. Los componentes electrónicos están completamente sellados y protegidos y el conector USB está protegido contra la humedad.

Un regulador de carga sencillo y barato

zoom

Regulador de carga para bicicletas de la firma alemana Kemo Electronics.

El regulador de carga de bicicleta KEMO electronics es uno de estos que admite conexiones sólo USB con tensión de salida: 5,2 V/DC estabilizada (aprox. 5,1 - 5,3 V/DC) y corriente de salida limitada a 300 mAh. Lleva un LED que permite visualizar que está en carga. No pueden funcionar al mismo tiempo la recarga y la iluminación. Es un artilugio que para la recarga de móviles y GPS es suficiente. No tiene las prestaciones avanzadas de los anteriores pero para usos concretos puede ser interesante, especialmente, por lo barato que es.

 

Un regulador de carga para móviles Nokia
La marca de móviles Nokia ha desarrollado el 'Nokia Bicycle Charger Kit' que es compatible con cualquier terminal que disponga de conector de 2 mm. Sin embargo, este kit ha sido anunciado como un concepto pensando en países emergentes donde el acceso a la electricidad no es tan común, pero también está disponible para el mercado europeo. El adaptador, que se acompaña de un dinamo convencional, va puede ser montado sólo en la rueda delantera de la bici. Sin embargo, el regulador es compatible con dinamos de 6 V/3 W and 12 V/3 W y con un máximo de 70 mA. La carga de móviles empieza a los 6 kmh y la máxima energía se consigue a los 25 kmh y se desconecta a velocidades superiores a los 50 kmh (entrega 5.0 V/450 mA a15 km/h=. Según el fabricante, permite disponer de 60 minutos de autonomía en conversación con sólo 20 minutos de pedaleo con una velocidad de unos 10 km por hora. Además, tal y como indica la empresa finlandesa, con el kit del cargador se suministra un soporte compatible con el GPS que va instalado en el manillar.

 

 

El cargador de móviles de Dahon
En este caso, propiamente no se trata de un regulador sino de una batería de caché o externa para dinamos de buje de 6V /2,4 W o 6 V/ 3W. Una vez cargado el dispositivo le podremos extraer la energía para trasvasarla a nuestro dispositivo. El producto en cuestión es el BioLogic ReeCharger el cual incorpora una batería caché con regulador de 1.600 mAh. La marca de bicicletas plegables Dahon lo ha diseñado especialmente pensando en el iPhone, el iPod y también GPS aunque incluye un cable retractil con conector USB y se suministra con accesorios que también permiten la conectividad con los móviles de las principales marcas. Como dispone de conector USB el ReeCharger de Dahon lo podremos utilizar como una batería de repuesto, pero para ello SIEMPRE hay que desconectarlo previamente del rectificador, de modo que el interruptor de carga y de descarga no estén conectados simultáneamente puesto que aunque los valores de salida teóricamente no excedan los 6v/850mA, pueden sobrecargar el aparato que estemos intentando cargar. Lógicamente, se trata de un producto en el que prima la asociación de este fabricante de bicicletas plegables de calidad -cuyo lema es precisamente facilitar la intermodalidad en el transporte no contaminante- con otro producto de gama alta en las comunicaciones móviles como es el smartphone del iPhone. Está diseñado para extraer la energía de una dinamo de buje (diseñado para que funcione sobre una rueda de 20 pulgadas y la dinamo de 6V/ 2.4W funciona a partir de 15 kmh), sin embargo, la batería caché también puede cargarse a través del puerto USB 2.0 en un ordenador PC o directamente con un cargador de red eléctrica estándar a 220 V típico para móviles.  Para todos estos dispositivos, antes de adquirirlos, recomendamos que consultéis a vuestro mecánico de bicicletas de confianza.

Esquema del funcionamiento del cargador con batería caché de Dahon  y la montura especial para el iPhone.

Reportaje elaborado por el equipo de redacción de terra.org. Imágenes de los fabricantes.

 

actualizado: 
06/09/2010
parte de: