You are here

Clorofílate: los beneficios de las plantas en el hogar





Clorofílate: los beneficios de las plantas en el hogar

Las plantas suelen aumentar entre un 10 y un 30% la humedad relativa del aire en una casa.


Se aconseja tener entre dos o tres plantas cada 10 m2.


Las plantas de interior pueden considerarse como un componente integral en la creación de un edificio saludable. Para conseguir este objetivo, los arquitectos y constructores deben tener presentes las plantas a la hora de diseñar. Con frecuencia las plantas son una idea de último momento para llenar un vacío en un rincón desocupado, o se añaden más tarde por los inquilinos en un intento de establecer un vínculo con la naturaleza.



Dormir en habitaciones con plantas no es perjudicial
Hace ya más de un siglo, un científico formuló que no era conveniente tener plantas en el dormitorio. Esta afirmación cuajó tanto en la gente que ha llegado intacta hasta nuestros días. Pero, en realidad, tener plantas dentro del dormitorio, así como en el resto de la vivienda, no sólo es aconsejable para el ambiente sino para nuestra salud. Es cierto que durante la noche, es decir cuando la planta no recibe luz, ésta no hace la fotosíntesis y únicamente respira, por lo tanto consume oxígeno y emite dióxido de carbono, pero el balance global diario entre el oxígeno producido y el consumido es positivo. Puesto que la presencia de plantas incrementa el nivel de oxigenación del ambiente interior, su actividad nos favorece. Lo demuestran diversos estudios, entre ellos un experimento realizado en 1995 por la NASA en su Centro Espacial de Houston (Texas), donde un científico permaneció durante quince días dentro de una habitación de nueve metros cuadrados, herméticamente cerrada, junto con 30.000 espigas de trigo que le proporcionaron oxígeno para sobrevivir. Además, si comparamos la cantidad de oxígeno consumido por una planta mientras dormimos respecto a un compañero de habitación, resulta ser menor en la primera; ¡en cambio, no se nos ocurriría desterrar al compañero del dormitorio y enviarlo a dormir al pasillo!

Descubre los múltiples favores que nos hacen las plantas
Existen todavía más motivos para incluir las plantas dentro de nuestra vivienda. Además de generar oxígeno y absorber dióxido de carbono, las plantas interiores purifican el aire, absorben gases contaminantes, regulan la humedad y la temperatura ambientales, atenúan el ruido, retienen el polvo y, al carecer de colores agresivos, tienen un efecto sedante sobre las personas. Al elevar el grado de humedad en el aire, evitan que se resequen nuestras vías respiratorias, lo que nos protege de irritaciones en la mucosa respiratoria. Su efecto amortiguador de la temperatura consiste en refrescar el ambiente mediante la evaporación de agua en verano, mientras que en invierno emiten calor como cualquier ser vivo. Las plantas frondosas ejercen de pantalla frente a los ruidos interiores y exteriores, de modo que reducen el nivel sonoro interior. Cabe decir que los biovertidos liberados durante la respiración humana (como alcohol etílico, acetona, alcohol metílico y acetato etílico) son captados por las plantas. Las plantas también reducen la concentración de esporas de moho y bacterias presentes en el aire, gracias a su producción de sustancias fitoquímicas. Por si fuera poco, aumentan la concentración de iones negativos en el aire, compensando así los campos eléctricos de signo positivo (perjudiciales para la salud) emitidos por los aparatos eléctricos (TV, ordenador, electrodomésticos, etc.). Poseen muchas otras cualidades, algunas específicas de cada planta y realmente sorprendentes.

Por lo tanto, tener plantas interiores adecuadas a las condiciones de nuestra casa mejora la respirabilidad y la salubridad del aire (porque lo purifican, revitalizan y renuevan), ofrecen armonía, bienestar estético y “relajación verde”.


Qué cuidados necesitan las plantas
Lo único que debemos tener en cuenta es que las plantas prefieren temperaturas ligeramente más bajas a las confortables para las personas, debemos cuidar las necesidades de iluminación, de humedad y de riego específicas de cada planta, así como evitar colocarlas en lugares de paso (pues se deterioran con el roce) o cerca de chimeneas, radiadores y conductos de ventilación de calefacción o refrigeración. Respeto a los requerimientos de riego, obviamente las plantas adecuadas a nuestra región climática requieren menos mantenimiento y gasto de agua. En general, aparte de la luz natural que puedan recibir nuestras plantas de interiores, la luz artificial más aconsejable es la iluminación de bajo consumo, porque es la opción más eficiente energéticamente y con unas características adecuadas tanto para las plantas como para los habitantes, como son un alto índice de representación del color y un espectro de temperatura del color medio. O bien lámparas fluorescentes mejoradas de amplio espectro (con representatividad del color del 85 %, por ejemplo).

Resumiendo...
• Tener plantas en el dormitorio nos beneficia porque, entre otras cosas, oxigenan el ambiente.

• Las plantas de interior nos ofrecen un abanico extraordinario de ventajas: regulan la temperatura y la humedad, filtran el aire de compuestos tóxicos, nos relajan, y muchas otras más. ¡Aprovecha las capacidades que la naturaleza nos regala!

• Se recomienda tener aproximadamente dos plantas cada 10 m2.

• ¡Cuídalas! Aunque la mayoría de plantas de interior no precisan de un mantenimiento muy exhaustivo, merecen nuestra atención y amor.