Consejos para preparar alimentos con una cocina solar parabólica

parte de: 
actualizado: 
30/03/2010
compartir: 
  • Facebook
  • Twitter

Preparar alimentos con una cocina solar parabólica es uno de los placeres que nos brinda la energía solar. A pesar de ser una práctica sencilla con el tiempo una persona va acumulando una experiencia respecto a los tiempos de cocción, los utensilios más adecuados, el propio mantenimiento de la cocina solar. La experimentada cocinera solar Imma Seifert relataba en un libro de cocina solar parabólica los siguientes consejos que recopilamos en este artículo para animar a otras personas que quieran seguir sus pasos de cocinar con el sol.

También deberemos tener en cuenta algunos consejos básicos en cuanto a la manipulación de alimentos.

 

Indicaciones básicas para cocinar, hornear, freír y asar con la cocina solar parabólica, satisfactoriamente

zoom

Cocina solar parabólica alSol 1.4.

a) La cocina solar necesita un lugar soleado, plano y protegido del viento. Para evitar que la cocina vuelque debido a un viento fuerte se pueden colgar pesos en el soporte.

b) Sólo deben utilizarse recipientes oscuros. Los más apropiados son las ollas solares, negras, esmaltadas o las ollas de hierro fundido. Para las cazuelas o paelleras deben utilizarse recipientes hondos de borde alto, y también se puede utilizar un wok (sartén china). Las ollas y cazuelas cerámicas conducen mal el calor y pueden producirse grietas, aunque el tagin, la vajilla de barro marroquí, cuece adecuadamente.

c) No debe utilizarse ninguna olla con elementos que no aguanten altas temperaturas (por ejemplo con asas de plástico o madera). Si no se pueden destornillar estos elementos, deben protegerse con papel de aluminio.

d) La olla solar grande es la más apropiada para calentar cantidades pequeñas de alimentos al baño maría (por ejemplo: leche, flan, miel).

e) En la olla siempre debe colocarse la tapa negra. Una tapadera de vidrio actúa como una lente que puede generar zonas quemadas sobre la masa.

f) Se puede cocinar simultáneamente con dos ollas, pero recomendamos colocar solo una olla en la cocina y después colocarla en una cesta aislante para terminar la cocción. A continuación debe procederse con la siguiente olla y así sucesivamente.


Para hornear

- Se debe colocar en el interior de la olla un molde y no debe ponerse nada de agua en la olla. El molde no se sitúa directamente sobre la base de la olla, sino sobre un armazón de alambre, por ejemplo el soporte usado en ollas de vapor (de tres patas) o una espiral de alambre de aluminio.

- Debe hornearse con la tapa cerrada y algunos minutos antes del final del horneo, se desplaza la tapa dos dedos hacia un lado para permitir salir el vapor y que se forme la costra.

- Es necesario mover la olla cada 10 a 20 minutos haciendo un cuarto de giro para facilitar que la masa esté horneada homogéneamente.

- Para sacar el molde deben utilizarse las manoplas de cocina ya que la olla y su contenido se pueden calentar mucho. Se recomienda hacer un gancho doble de alambre al molde para poder retirarlo con comodidad.


- Para hornear con grasa o aceite vegetal sólo debe rellenarse la olla de 5 a 7 milímetros. La olla debe estar siempre tapada, de lo contrario el aceite no alcanzará la temperatura necesaria.

Cocina solar parabólica KSol-14 (a la izquierda) y su evolución, la cocina AlSol 1.4 (a la derecha).

 

Para asar...
- Para asar carne, salchichas o huevos fritos debe procederse del mismo modo que en una cocina convencional eléctrica o de gas; pero se recomienda hacerlo con la olla grande para evitar las manchas de grasa.

Para freír...
- Se debería utilizar una malla de alambre o una tapa de vidrio para evitar las salpicaduras.


Para tostar...
- No se deberían realizar tostados en una olla esmaltada puesto que se estropea la capa de esmalte debido a las altas temperaturas que se originan.

 

Hervir agua

Para hervir agua la cocina solar debe estar en un lugar soleado y plano, protegido del viento en la posición de reposo, es decir con la curvatura del reflector hacia arriba. Giro la cocina de forma que quede transversal a la dirección del sol, me coloco detrás de ella y giro el reflector desde la posición de reposo a la posición vertical en contra al sol para que no entren los rayos en él. De esta forma yo estoy en la sombra y puedo acercarme al soporte de la olla sin deslumbramiento. Los tornillos del freno deben apretarse sensiblemente.

Colocar la olla llena de agua sobre el soporte y finalmente giro el reflector para que los rayos solares entren perpendiculares en él. Al mismo tiempo miro los tornillos de posicionamiento y finalmente la reflexión sobre la olla. La luz concentrada deja en la olla negra unas "llamas de sol" blancas. Estas deben abarcar ahora la parte baja de la olla.

Cuando el sol está muy inclinado debe asegurarse que las "llamas solares" no emergen demasiado por encima la tapa de la olla, sino que ocupan más la parte inferior de la olla y también un poco del frontal de esta. No se debe orientar el reflector exactamente con la sombra de los tornillos de posicionamiento, sino inclinarlo eventualmente más, según la observación de las "llamas solares".

La cocina necesita reorientarse cada 15 a 20 minutos hacia el sol. Por una parte se mueve la base de la cocina, y a continuación se inclina el reflector hasta que la sombra de los indicadores de posición lo centran nuevamente o bien las "llamas solares" abarcan de nuevo la parte inferior de la olla.


Cuando la cocción tarda demasiado...

Puede ser debido a las siguientes razones:

No hay suficiente sol. Eso se ve cuando el sol no produce una sombra definida.
La cocina no está protegida contra el viento. El viento puede evacuar mucho calor. Se puede mitigar la pérdida calorífica producida por el viento, colocando la olla en un recipiente de vidrio resistente con tapadera o colocando una fuente de acero que descanse sobre el borde del recipiente de vidrio con tapa.
El reflector no está correctamente orientado hacia el sol o bien las "llamas solares" no abarcan la zona inferior de la olla.
– Falta la tapadera de la olla o la olla no es negra.
– Hay sombra proyectada en el reflector.
- La olla es demasiado pequeña, por lo que una parte de la radiación concentrada en la olla se desaprovecha. También la cocción con dos ollas reduce el rendimiento de la cocina.
- Las láminas del reflector están mates o muy sucias.
 

Conservar alimentos

La olla solar grande facilita la preparación de conservas de fruta y verdura. En ella pueden colocarse diversos potes de vidrio para esterilizarlos al baño maría. La fruta también puede esterilizarse o cocinarse para preparar mermeladas.

La conservación de fruta y verdura se puede hacer como en una cocina convencional, pero imagine lo agradable que es cocinar al aire libre. Si consideramos, que en todo el mundo más de una quinta parte de los alimentos que se producen se deteriora, entonces debemos reconocer las oportunidades que ofrece la elaboración de conservas solares.

 

- - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - -

Artículos relacionados:

> Si quieres conocer más historias sobre la cocina solar, mírate "Cocinando con el Sol"

> Puedes acceder a más recetas del libro de la cocina solar parabólica de Imma Seifert (en castellano, francés, inglés, italiano, portugués) en formato PDF de 2,7 Mb.

> Para adquirir productos y accesorios de cocina solar, puedes visitar la ecotienda de Terra