You are here

Econoticias nº 14. Cultivos transgénicos, ¿una sol





Cultivos transgénicos, ¿una solución al hambre en el mundo?
16 diciembre 2002. La superficie de cultivos transgénicos no deja de aumentar en todo el mundo, aunque ya se han empezado a detectar problemas derivados de la manipulación genética de las cosechas. Un estudio realizado en China sobre el algodón transgénico "Bt" (Bacillus thuringiensis), una variedad de algodón modificada genéticamente a la que se le insertó el gen de una bacteria del suelo que produce una toxina que mata cierto tipo de plagas, ha puesto de relieve los problemas que se esconden tras las aplicaciones biotecnológicas. En sólo 15 años de cultivo de esta variedad, la plaga a la que iba dirigida el algodón Bt se ha vuelto resistente, además de poner fin a la existencia de sus enemigos naturales. Los campesinos, pues, se encuentran obligados a seguir aplicando pesticidas químicos y tratar de poner orden al desorden originado por el cultivo transgénico.

Todo ello pone de relieve la falta de precaución en la aplicación de la biotecnología. Sin embargo, la superficie de plantaciones modificadas genéticamente crece año tras año. Los cultivos transgénicos han sido presentados como una solución al hambre en el mundo, aunque la solución no va por ahí. El hambre en el mundo no es, probablemente, un problema de escasez de alimentos, sino un problema de desigualdad en el acceso a los alimentos y a la tierra. Un problema de difícil solución.