You are here

Econoticias nº 16. Los consumidores pueden conocer





1 febrero 2003. La información necesaria sobre la eficiencia energética de los electrodomésticos ya se encuentra al alcance de los usuarios desde hace algunos años. Así, cuando, por ejemplo, un consumidor adquiere un frigorífico clase A es consciente de que reducirá su consumo de energía en un 55 % con respecto a los de la clase E, la menos eficiente.

Desde el 30 de noviembre de 2002 los fabricantes de vehículos deberán informar sobre la cantidad de CO2 que emiten sus automóviles. Lo harán a través de una etiqueta del tamaño de un folio que deberá colocarse en un lugar visible. Esta normativa, aprobada por el Gobierno, supone un paso más en el cumplimiento de los objetivos acordados en el Protocolo de Kioto para reducir la emisión de gases contaminantes a la atmósfera.

sen0016_contaminación vehículos


Además de las emisiones de dióxido de carbono del vehículo, expresadas en gramos por kilómetro, esta etiqueta incluirá obligatoriamente datos sobre la marca y el modelo del vehículo, el consumo de combustible tanto en ciudad como en carretera y la media ponderada de éste. De manera opcional, los fabricantes podrán acompañar estos datos con un cuadro comparativo del consumo del automóvil con respecto a otros automóviles del mismo tamaño que se pueden encontrar en el mercado.

Una vez al año, como mínimo, el Instituto para la Diversificación y Ahorro de Energía, en colaboración con fabricantes e importadores de vehículos, publicará una guía gratuita a disposición de los clientes que detallará los modelos de automóviles puestos a la venta en España y una lista de los diez modelos con mayor eficacia energética. Los folletos promocionales de los fabricantes también deberán incluir este tipo de información de forma destacada.
No cumplir con esta normativa supondrá una sanción al fabricante que, a efectos legales, será considerada una infracción en materia de protección del consumidor.

Los usuarios ya pueden valorar no sólo el consumo del vehículo que van a adquirir, sino también la contaminación que éste va a provocar.