El cultivo de la estevia y su uso en la agricultura

parte de: 
actualizado: 
20/02/2008
compartir: 
  • Facebook
  • Twitter

Paraguay es la tierra natal de la Stevia rebaudiana. Sólo hacia 1955, los japoneses comenzaron a realizar cultivos de la misma y, alrededor de la década de 1970, comienza a cultivarse en el sur de Japón y en sus países vecinos. Hoy en día se cultiva de forma intensiva en Paraguay, Brasil, Colombia, Japón, Singapur, Taiwán, Corea del Sur y China, entre otros. En este reportaje recopilamos información para el autocultivo de la estevia y las principales aplicaciones en la agricultura de los extractos de estevia.

En 2008 se ha descubrió accidentalmente en Japón un método para aprovechar los rastrojos de la estevia para incrementar la producción agrícola. El método del uso de la estevia en la agricultura consiste en aplicar al suelo, o directamente a los cultivos por vía foliar o por riego, el extracto o polvo obtenido de la estevia. Por ejemplo, rociando la parte aérea de frutales con extracto de etevia se consigue estimular el proceso de la fotosíntesis y elevar el nivel de azúcares en la calidad de la cosecha. Además, aplicando el extracto de estevia en el suelo de la cosecha se logra disminuir los microorganismos patógenos e incrementar los antagonistas y, de esta forma, mejorar la fertilidad del suelo. Con la aplicación de este extracto de estevia también se consigue acelerar el ciclo de los cultivos, incrementar al grado brix y un mayor período de conservación de los productos hortofrutícolas, etc.

Además, otras informaciones provenientes del Japón indican que la estevia contribuye a desintegrar los productos fitosanitarios aplicados en los cultivos. En Japón, varios municipios están tratando de caracterizar sus productos hortofrutícolas por utilizar la estevia en su cultivo a través del movimiento "Un pueblo, un producto" y, con esto, pretenden lograr la revitalización económica del municipio.

Aspecto del cultivo agrícola de estevia.

El autocultivo de la Stevia rebaudiana

Como planta, la Stevia se cultiva fácilmente ya sea en un huerto o en tiesto. Tan sólo hay que garantizar que la planta tenga una buena insolación, calor y humedad. La Stevia, al ser una planta de una región subtropical, tiene un comportamiento diferente en climas mediterráneos, ya que los días más cortos en luz solar del otoño e invierno acortan su ciclo provocando una parada de crecimiento a la planta muy importante. Esto no sería aplicable a las islas Canarias, donde el clima se asemeja más al de sus orígenes tropicales. Por este motivo, y dado que es una planta plurianual (puede rebrotar 4-5 años), cada primavera arranca con fuerza otra vez, con nuevos brotes que suben desde las raíces. A partir de la primavera y casi hasta mediados de agosto puede ir reproduciéndose por esquejes (como podemos hacer con los geranios).

De una planta de Stevia que rebrote a la primavera se pueden llegar a reproducir de 200 a 500 nuevas plantas aplicando este sistema, o sea, sacando esquejes durante todo el tiempo que vegeta. Sólo hay que tener cuidado de no plantar un brote que acabe con flor, porque no llegaría a enraizarse nunca. Normalmente, los rebrotes de primavera y verano suelen tener pocas veces flores. Además, aunque florezca la Stevia en nuestro clima, no genera semillas con poder para germinar. De ahí que la reproducción más efectiva sea por esqueje y no por semilla. Así pues, si partimos de una buena variedad conservaremos siempre sus propiedades medicinales.

 

La estevia puede cultivarse como planta plurianual.

Paso a paso para cultivar la Stevia

En nuestro jardín, terraza o en nuestro balcón, podemos plantar con éxito estevia siguiendo el método de Josep Pàmies. Para asegurarnos que un brote de Stevia sin raíces arraigue bien, se aconseja seguir los siguientes pasos:

1- Llenar un tiesto con turba o tierra vegetal abonada con humus de lombriz y regar hasta que esté bien empapado.

2- Cortar de un brote de Stevia de unos 20 cm de alto los 10 cm finales (asegurándose de que no acabe en flor). De estos 10 cm de tallo, sacar las 2-3 hojas de la parte de abajo con el objeto de que el tallo pueda hundirse en la turba. Luego presionamos la tierra con los dedos alrededor del tallo para que el contacto con la turba húmeda sea total. Entre que se corta y se planta el rebrote el tiempo debe ser mínimo. Mejor cortar y plantar inmediatamente o mantener en agua como si fueran flores cortadas.

3- Depositar el tiesto en un lugar sombreado y evitar que el sol impida el enraizamiento. La regaremos 3 veces al día (a primera hora, al medio día y al atardecer).

Observación: cuando se advierte de colocar la planta recién plantada en un lugar sombreado, se entiende aquél al que de forma directa no toque en ningún momento la luz solar. Si es al aire libre en lugar de en un invernadero, escojamos un sitio donde quede protegida de corrientes de aire para evitar la deshidratación excesiva. Un lugar sombreado tampoco es el interior de una habitación o un sitio en penumbra.

4- Al cabo de 25-30 días el brote de Stevia empezará a enderezarse y, cuando se observa que alguna hoja nueva empieza a salir, ya se puede traspasar a una zona con más sol, dónde ya no parará de crecer. Cuando el brote trasplantado empieza a sacar la primera hoja nueva, dejar de regar 3 veces al día y regar sólo una vez a primeros del día. Durante el verano es necesario regar cada día. El momento de regar es siempre cuando notemos que la tierra deja de estar humedecida. Durante el invierno hay que regar poco, pues podríamos provocar la podredumbre de las raíces.

5- A los dos meses de haber repicado o trasplantado el brote sin raíces en el tiesto pequeño, la trasplantaremos por segunda vez al lugar definitivo, que puede ser al aire libre directamente sobre el suelo del jardín, huerto o campo de cultivo o bien en el interior de un invernadero, en un espacio donde tenga suficiente tierra para facilitar al máximo el crecimiento de la planta. En un invernadero se consigue adelantar la producción unas semanas en primavera y retrasar la decadencia de la planta en otoño. Si la estevia crece en un invernadero, los meses de más calor durante el verano se puede sombrear algo para evitar los fuertes calores y simular el clima tropical de dónde es originaria la estevia. A pesar de todo, al aire libre se desarrolla bastante bien.

6- Cuando llegamos a finales del otoño y notamos que la planta ya no tiene más ganas de crecer y se quiere llenar de flores, es el momento de recortar la planta dejándola con una altura de 10 cm y aprovechar las hojas que obtengamos para secarlas.

Extracto de hoja seca de estevia con el que se pueden preparar aplicaciones para la agricultura. (Fuente: Wikimedia Commons).

7- Para secar las hojas durante el verano de forma correcta hay que procurar que no les toque directamente el sol, con objeto de preservar todas las propiedades medicinales. Las hojas de última hora, cuando ya podamos la planta para pasar el invierno, es inevitable secarlas al sol o, si es en pequeñas cantidades, también se puede en el interior de la vivienda, donde hay una mejor temperatura.

8- El abonado de la Stevia: aunque es una planta poco exigente, con abono orgánico no hay ningún problema en pasarse de dosis, pero si es abono mineral o químico debemos cuidar de no aplicar en exceso, ya que provocaremos el colapso de la planta. El abono mineral o químico, una vez pasados los dos meses del trasplante, sólo lo colocaremos en pequeñas cantidades y debería contener más potasio que fósforo y nitrógeno y estar enriquecido con microelementos. Con un buen abonado orgánico es suficiente con una vez al año, por ejemplo, al inicio de la primavera. Si la tenemos en un tiesto, añadamos entre un 20-30 % del volumen de la turba que contenga el mismo.

9- La Stevia es una planta muy resistente a insectos y hongos, si no abusamos de los riegos y de los adobados químicos nitrogenados. En caso de que se observe algún pulgón o mosca blanca, recomendamos hacer tratamientos con extractos de ajo, aceites de Nem u otros productos autorizados por la Agricultura Ecológica. Si observamos alguna oruga no hace falta tratar con nada. Si el ataque de orugas fuera masivo, entonces podemos tratarla con preparados a base de Bacilus thuringensis (un insecticida ecológico que no requiere plazo de seguridad para consumir las hojas). Con estos tratamientos aseguraremos una recolección de hojas sin toxinas y garantizaremos todas las propiedades medicinales que la planta contiene.

 

Mata de Stevia cultivada en un tiesto de jardín.

Aplicaciones agrícolas con estevia

La producción agrícola utilizando Stevia consiste en la utilización de un extracto de hojas y tallos de ka'a he'e (nombre guaraní de la Stevia eebaudiana (Bertoni)) diluido por vía foliar o riego. La finalidad de pulverizar la parte aérea de un cultivo agrícola es estimular el proceso fotosintético, mejorar las propiedades organolépticas, etc.

Ejemplo 1: La aplicación foliar a las plantas de melón permite, por ejemplo, elevar la concentración de azúcares en 1 a 2 grados brix (llegando a 16 º ó 17º brix) y, con ello, mejorar el sabor de las frutas. Aplicando el extracto en el agua de riego se enriquece la población de los microorganismos beneficiosos (antagonistas) del suelo. Además, con la aplicación al suelo del tallo finamente pulverizado, se logra recuperar un suelo contaminado con los fertilizantes químicos, transformando el mismo en un suelo fértil. También se ha observado que al aplicar el extracto de estevia en cultivos hortofrutícolas, se logra una mayor resistencia de la planta a las enfermedades.

Ejemplo 2: La aplicación del extracto de Stevia al cultivo de tomate mejora considerablemente el manejo de la bacteriosis, debido a los tres antibióticos naturales que posee la planta.

Entre las propiedades beneficiosas que se obtienen del tratamiento del suelo agrícola con extractos de Stevia se citan:

- Revitaliza a los microorganismos benéficos del suelo y permite recuperar la fertilidad.
- Mejora el enraizamiento de las plantas estimulando el crecimiento radicular.
- Purifica el suelo contaminado por agroquímicos y otras sustancias químicas.
- Aumenta la resistencia de las plantas frente al ataque de plagas y enfermedades.
- Mejora el estado sanitario del cultivo y, por tanto, aumenta su rendimiento.
- Contribuye a prevenir la caída de los frutos.
- Previene el agotamiento por fructificación excesiva y el envejecimiento de la planta.
- Aumenta el contenido de azúcar de los productos y mejora su sabor (por ejemplo, en el caso de la pera, mientras las peras cultivadas convencionalmente tienen 12,9 grado brix de azúcares, la pera tratatada con Stevia contiene 14,5 grado).
- Aumenta el contenido de vitaminas, minerales y otros nutrientes de las hortícolas.
- Mediante su acción antioxidante, mejora considerablemente la durabilidad de los productos hortícolas (por ejemplo, si se corta el fruto de una pera normal, éste se oxidará rápidamente por la reacción que se produce entre el oxígeno del aire y el polifenol contenido en la pera; sin embargo, en el caso de la pera cultivada con extractos de Stevia, ésta difícilmente cambiará de color ya que los componentes del ka'a he'e inhiben el proceso de oxidación).

Así, el uso de estevia en la agricultura potencia la fuerza que tiene el sistema ecológico, posibilitando la realización de una agricultura que protege al ambiente, razón por la cual está acaparando la atención como un método de cultivo a considerar. El ka'a he'e contiene las vitaminas A, B2, B6, caroteno, aminoácidos, carbohidratos, enzimas, ácidos orgánicos, polisacáridos, hormonas vegetales, glicósidos, y estimula a las bacterias fotosintetizadoras, las bacterias gram negativas, etc. Se considera que estos elementos se suman a los carbohidratos, ácidos orgánicos, aminoácidos y oxígeno, estimulando la activación y la multiplicación de los microorganismos benéficos existentes en el suelo, lo cual incide en la creación de condiciones ambientales que facilitan la absorción de los nutrientes a través de la raíz.

Ejemplos de cómo los frutos obtenidos de cultivos tratados con extractos de Stevia tienen un mejor aspecto (unas fresas como ejemplo) y como las raices de las plantas (una mata de arroz) tienen más superficie, lo que permite una mejor nutrición a la planta. (Imágenes de Shintaro Kimura. JBB STEVIA LABORATORY/B&L Corporation).

Recetas para preparar extractos de Stevia para la agricultura

En la actualidad, son varias las empresas que están produciendo y comercializando los preparados agrícolas a base de Stevia en Japón. El método de fabricación varía según la empresa y muchos de ellos están patentados. Sin embargo, para los agricultores con pocos recursos se proponen algunos métodos caseros:

Extracto de Stevia / Bio_Ka'a he'e ALFA
Consiste en mezclar 75 % (7, 5 kg) de hojas y 25 % (2,5 kg) de tallos y ramas de Stevia hervidos con 11 litros de agua durante 10 minutos. Este líquido concentrado se filtra para que pueda fermentar y se deja madurar durante unos seis meses dentro de un bidón de plástico para tener el producto terminado. El Bio_Ka'a he'e ALFA se utiliza preferentemente para tratamientos foliares en los primeros estadios fenológicos de los cultivos hortícolas.

Extracto de Stevia / Bio_Ka'a he'e BETA
Consiste en mezclar 50 % (5 kg) de hojas y 50 % (5 kg) de tallos y ramas de Stevia hervidos con 11 litros de agua natural durante 10 minutos. Este líquido concentrado se filtra para que pueda fermentar y se deja madurar durante unos seis meses dentro de un bidón de plástico para tener el producto terminado. El Bio_Ka'a he'e BETA se utiliza de dos maneras. En primer lugar, vía riego por goteo o aspersión (en función del cultivo) para el tratamiento de suelo pre y pos trasplante de la muda y durante todo el ciclo del cultivo. En segundo lugar, por vía foliar desde el inicio de la fructificación hasta la cosecha.

Extracto de Ortika'a he'e
Consiste en mezclar 33 % (5 kg) de hojas, 34 % (5 kg) de tallos y ramas de ka'a he'e y 33 % (5 kg) de hojas, ramas y tallo de ortiga (50 % hojas y 50 % ramas y tallos) y hervirlos en 16 litros de agua natural, durante 10 minutos. Este líquido concentrado se filtra para que pueda fermentar y se deja madurar durante unos seis meses dentro de un bidón de plástico. El Ortika'a he'e se utiliza preferentemente en la producción de hortalizas de hojas.

Extracto de Albaka'a he'e
Consiste en mezclar 45 % (4,5 kg) de hojas, 45 % (4,5 kg) de tallos y ramas de ka'a he'e y 10 % (1 kg) de hojas y ramas albahaca (50 % hojas y 50 % ramas); se hierve con 11 litros de agua natural, durante 10 minutos. Este líquido concentrado se filtra para que fermente y se deja madurar durante unos seis meses dentro de un bidón de plástico. El Albaka'a he'e se utiliza preferentemente en la producción de tomates de ciclo largo con el objeto de mejorar el sabor del mismo, desde el inicio de la fructificación hasta su completa maduración. El fermentado durante los seis meses debe guardarse en un lugar oscuro y no exponerlo a la luz solar. Los fertilizantes químicos ricos en nitrógeno se convierten en nitratos en el suelo y luego son absorbidos por las plantas que los convierten en aminoácidos, proteínas, ácidos nucleicos, etc. Sin embargo, una alta concentración de nitratos en las plantas hortícolas puede causar cianosis, dermatitis atópica e incluso cáncer.

La utilización de extractos de Stevia en los cultivos hortícolas (de hojas y frutas) consigue bajar el contenido de nitrato obteniendo productos de excelente calidad a la vez que más duraderos después de su cosecha.

 

Reportaje elaborado a partir de las presentaciones del III Simposio Internacional de la Stevia en Febrero de 2008.

 

- - - - - - - - - - - - - - - - - - - - -

Artículos relacionados:

> Estevia, una planta alimentaria revolucionaria

> La comercialización de la estevia

> Estevia, la planta de los diabéticos

> El manifiesto de la estevia

> Cultivando en las alturas: la agricultura urbana que viene

> Talleres públicos de cultivo urbano en la Despensa Vital (Barcelona)

 

Productos relacionados en la tienda de Terra:

> El libro de la estevia

> Dentrífico con estevia: Biodent