You are here

El gobierno valenciano estudía la sustitución de los naranjales por campos de golf





Noviembre 2004. El Consejero de Territorio y Vivienda de la Generalitat Valenciana, Rafael Blasco ha confirmado que su departamento está elaborando un anteproyecto de ley con el objetivo de promover los campos de golf en toda la Comunidad. En el articulado se insinúa la sustitución de los actuales campos de naranjos por campos de golf. Entre las argumentaciones que se aportan es que los campos de golf que tienen los mismo requerimientos en agua que el uso agrícola y en este sentido se valora que el agua destinada a los golf tenga las mismas consideraciones que la destinado al cultivo. En opinión del Consejero, los campos de golf son imprescindibles para complementar el sector de servicios que es el principal activo del producto interior bruto valenciano. El anteproyecto de la ley de ordenación ambiental y promoción social de los campos de golf en la Comunidad Valenciana supone también un atentado a la autonomía municipal y un claro favoritismo al capital especulador. Entre el texto que se ha filtrado se otorga al gobierno autonómico los plenos poderes para autorizar o no los proyectos de campos de golf así como todo el control de todo el urbanismo vinculado. Además los ayuntamientos estarán obligados a ceder gratuitamente al promotor, por 50 años, el terreno que siendo patrimonio municipal se vea afectado por la implantación del campo de golf. Algunos expertos señalan que con este anteproyecto de ley el gobierno valenciano pone en evidencia que la defensa numantina que ha hecho del Plan Hidrológico Nacional del gobierno de Aznar para reclamar el agua para los agricultores ahora queda evidenciada que era para fomentar la llamada “política del cemento ocioso”.