You are here

El retorno de la bicicleta

La bicicleta tiene muchos atractivos como vehículo de transporte personal. Alivia la congestión del tráfico en las calles y carreteras, reduce la contaminación del aire en las ciudades, reduce la obesidad y aumenta la condición física personal, no emite gases de efecto invernadero que contribuyen al cambio climático tiene un precio al alcance de la miles de millones de personas que no pueden permitirse un coche. Las bicicletas facilitan la movilidad la vez que reducen la congestión del tráfico y la superficie de terreno pavimentado. En el espacio vial utilizado por un coche pueden ubicarse seis bicicletas. Cuando se trata del estacionamiento, la ventaja es aún mayor, pues 20 bicicletas son las que caben en el espacio necesario para estacionar un auto.

Pocos de los métodos de reducción de las emisiones de carbono son tan efectivos como la sustitución de una bicicleta por un coche en viajes cortos. Una bicicleta es una maravilla de la eficacia de la ingeniería, para la cual se precisa tan sólo de una inversión en 10 kg de metal y caucho que permite aumentar la eficiencia de la movilidad individual por un factor de tres. En una bicicleta se pueden recorrer unos 11 km con la energía de comer una patata. Un automóvil, que requiere al menos una tonelada de material para transportar una persona, es sumamente ineficiente en comparación.

zoom

Las ventajas de adoptar la bicicleta como sistema de movilidad son enormes.

La bicicleta no es sólo un medio de transporte flexible, es ideal para conseguir un equilibrio entre el consumo calórico y el gasto energético. El ejercicio físico regular de quien va en bicicleta a trabajar tiene como beneficio reducir el riesgo a enfermedades cardiovasculares, osteoporosis y artritis, y fortalece el sistema inmunológico.

La producción mundial de bicicletas, con un promedio 94 millones al año desde 1990 hasta 2002, alcanzó el número de unidades de 130 millones en 2007, superando en mucho la producción de automóviles que en aquel entonces se estimaba en 70 millones. Las ventas de bicicletas en algunos mercados están creciendo porque los gobiernos están aportando una gran variedad de incentivos para fomentar el uso de bicicletas. Por ejemplo, en 2009 el gobierno italiano comenzó un programa de incentivos fuertes para fomentar la compra de bicicletas o bicicletas eléctricas con el fin de mejorar la calidad del aire urbano y reducir el número de automóviles en las carreteras. Estas ayudas gubernamentales cubrían hasta el 30 por ciento del costo de la bicicleta.

 

Más bicicletas que coches

China, con 430 millones de bicicletas, cuenta con la mayor flota del mundo, pero las tasas de propiedad son más altas en Europa. Los ciudadanos de los Países Bajos tienen más de una bicicleta por persona, en cambio en Dinamarca y Alemania es algo menos de una bicicleta por persona.

China demostró dramáticamente la capacidad de la bicicleta para proporcionar la movilidad de los poblaciones de bajos ingresos. En 1976, este país fabricó 6 millones de bicicletas. Después de la las reformas de 1978 que condujeron a una economía de mercado abierta pudo comprobarse como con el aumento de ingresos de la población la producción de bicicletas comenzó a incrementarse llegando a las casi 90 millones unidades en 2007. El aumento a 430 millones de propietarios de bicicletas en China ha proporcionado la mayor capacidad para las personas de la historia de la movilidad. Las bicicletas conquistaron no sólo los caminos rurales sino también las calles de las ciudades. Aunque también en China se ha incrementado de forma alarmante el número de coches en las ciudades y la congestión de tráfico que está causando numerosos problemas socioecológicos. Por esto las bicicletas que proporcionan la movilidad personal de cientos de millones de chinos.

 

zoom

Instalar parkings en los espacios de trabajo, universidades, etc. contribuye a fomentar el uso de la bicicleta. Parking de bicicletas para interiores de la empresa española Modular.

Estrategias para promocionar la bicicleta

El Ripon College de Wisconsin y la Universidad de New England en Maine han ido a más. En lugar de construir infraestructura para albergar automóviles nuevos en sus recintos han descubierto que les resulta más barato otorgar a cada estudiante de primer año de una bici si están de acuerdo en dejar el coche en casa para desplazarse hacia la universidad. La sustitución de los coches por las bicicletas en el campus ha supuesto una interesante reducción de la contaminación atmosférica y la congestión del tráfico a la vez que se ha creado un sentido de comunidad.

Entre los países industriales líderes en el diseño de sistemas de transporte respetuosos para el fomento de la bicicleta destacan los Países Bajos, donde el 27 por ciento de todos los viajes se hacen en bicicleta, Dinamarca con 18 por ciento, y Alemania, 10 por ciento. En el reverso hay que mencionar a los Estados Unidos y el Reino Unido Unido estos apenas representan un 1 por ciento (aunque estas cifras son más importantes si nos referimos a ciudades concretas de estos países).

Un excelente estudio de John Pucher Buehler y Ralph en la Universidad Rutgers analizó las razones de las disparidades existentes en el uso de la bicicleta entre aquellos países. Señalan que "las ventajas que impulsan al uso de la bicicleta en los Países Bajos, Dinamarca, y Alemania tiene que ver con medidas complementarias como las áreas de estacionamiento para las bicicletas, la plena integración con el transporte público, una ejemplar educación vial no sólo para los ciclistas sino también para los automovilistas. Estos países, señala el estudio, "que el encarecer la circulación de los automóviles en los centros urbanos con impuestos y restricciones a la propiedad de automóviles, el uso y el estacionamiento… son algunas de las medidas que de forma coordinada con otras políticas de movilidad han llevado al éxito la implantación del ciclismo. Es la falta de estas políticas lo que explica que se den situaciones marginales en el uso de la bicicleta en el Reino Unido y los EUA".

Empresas españolas como Rotor Components están en la vanguardia de la innovación en el mundo ciclista.

Afortunadamente, muchos estadounidenses están trabajando para cambiar esta situación. Cabe destacar, entre ellos el congresista Earl Blumenauer de Oregón. Es un ávido ciclista, fundador y coordinador de los 220 miembros del Grupo de Congresistas de bicicletas.

 

Policías en bici y universitarios al pedal

Casi el 75 por ciento de los departamentos de policía norteamericanos que sirven a poblaciones de 50.000 han incorporado bicicletas como vehículo para su patrullajes de rutina. Los agentes de tráfico moviéndose en bicicleta son más productivos en las ciudades en parte porque son más ágiles y pueden llegar a la escena de un accidente o un crimen más rápidamente y en silencio que no en los vehículos motorizados oficiales convencionales. Por lo general hacen un 50 por ciento más arrestos por día que los oficiales de patrullas motorizadas. Fiscalmente, el coste de operar un bicicleta es mínimo en comparación con el de un coche de policía.

Las universidades también están recurriendo a las bicicletas. Sus campus están siendo desbordados por los automóviles y la congestión del tráfico, mientras se incrementa la necesidad de construir instalaciones residenciales para los estudiantes lo cual les ha obligado a tomar medidas innovadoras para desalentar el uso de los coches para acceder al recinto universitario. La Universidad Saint Xavier de Chicago ha puesto en marcha un programa para compartir bicicletas en el otoño de 2008, en el que con las tarjetas de identidad de los estudiantes pueden alquilar bicicletas. La Universidad de Emory, en Atlanta, Georgia, ha introducido un sistema de bicicleta de alquiler gratuito también basado en las tarjetas de identificación.
 

Los países centroeuropeos son líderes en la promoción de la bicicleta como sistema de transporte urbano.

Planificando a favor de la bicicleta

De vuelta en el plano nacional, los Países Bajos, son líderes indiscutibles promoviendo la bicicleta entre los países industriales llegando a redactar incluso Plan Maestro de bicicletas. Además de crear carriles bici y rutas en todas sus ciudades, el sistema también a menudo da la ventaja a los ciclistas sobre los automovilistas en el derecho de paso por determinadas vías y en los semáforos. Algunas señales de tráfico permiten a los ciclistas poder iniciar la marcha antes que los automóviles. En el año 2007, Amsterdam se había convertido en la primera ciudad industrial occidental donde el número de viajes realizados en bicicleta era superior a las realizados en coche.

Dentro de los Países Bajos, se ha creado un grupo no gubernamental Interface for Cycling Expertise (I-ce) para compartir la experiencia holandesa en el diseño de un moderno sistema de transporte basado en la bicicleta. Actualmente trabajan con grupos en Botswana, Brasil, Chile, Colombia, Ecuador, Ghana, India, Kenya, Perú, Sudáfrica, y Uganda para facilitar el uso de la bicicleta. Roelof Wittink, director de I-ce, observa: "Si se planifica pensando sólo para los coches entonces los conductores se sienten como el rey del asfalto. Esta refuerza la actitud de que la bicicleta es volver al pasado y de interés sólo para los pobres. ... Pero si se planifica para bicicletas cambia la actitud del público".

Tanto los Países Bajos como Japón han hecho un esfuerzo concertado para integrar las bicicletas y los servicios ferroviarios de cercanías, proporcionando aparcamiento de bicicletas en las estaciones de ferrocarril, por lo que es más fácil para los ciclistas acceder al tren. En Japón, el uso de la bicicleta para ir al trabajo junto con el transporte por ferrocarril ha llegado al punto que ha obligada a que algunas estaciones hayan invertido en parkings multiniveles para bicicletas, mucho más que para los automóviles.

zoom

Las bicicletas eléctricas desde el 2008 han experimentado un fuerte incremento.

El fenómeno de las bicicletas eléctricas

Las ventas de bicicletas eléctricas, es otro fenómeno que también está despegando como vehículo de transporte personal. Las e-bikes son similares a los automóviles híbridos sólo que las fuentes energéticas son el músculo y la batería donde se almacena la electricidad que se recarga desde la red. Las ventas en China, donde esta tecnología ha madurado de forma espectacular aumento de 40.000 e-bikes en 1998 a 21 millones en 2008. Este mismo año China tenía cerca de 100 millones de bicicletas eléctricas circulando por sus calles y carreteras mientras que eran 18 millones de automóviles. Las bicicletas eléctricas están llamando la atención en otros países asiáticos que sufren de la plaga de la contaminación del aire y junto a los Estados Unidos y Europa, las ventas combinadas de e-bikes superan 300.000 por año.

A diferencia de los automóviles híbridos, las bicicletas eléctricas no utilizan directamente combustible fósil. Si somos capaces de hacer la transición de las centrales eléctricas de carbón a energía eólica, solar, y energía geotérmica, el parque de bicicletas eléctricas podría funcionar libre de combustibles fósiles.

Por encima de todo, la clave para explotar todo el potencial de la bicicleta es crear un sistema de transporte amigable. Esto significa proporcionar rutas específicos para las bicicletas y carriles separados del tráfico urbano en la calle, todas ellas diseñadas tanto para servir a los ciclistas urbanos pero también para el uso recreativo de la bicicleta complementándolo con instalaciones de aparcamiento para estas y promocionando duchas disponibles en los lugares de trabajo. La bicicleta  es la ganadora en la economía de Plan B.

Adaptado del capítulo 6, "Diseño de Ciudades para la Gente", en Lester R. Brown, Plan B 4.0: Movilizarse para salvar la civilización (Nueva York: WW Norton & Company, 2009). Fotos: Fundación Tierra.