You are here

El vidrio





El vidrio
seca20a_vidrio
No olvides depositar siempre los envases de vidrio en el contenedor verde.

seca20b_vidrio
Si tiras el vidrio a la basura, éste irá al vertedero o incineradora inútilmente.

La jungla de cristal
En los últimos 10 años se han recuperado 2 millones de toneladas de vidrio, suficientes para fabricar 7.500 millones de envases nuevos. Sin embargo, cada año se importan más de 15.000 toneladas de restos de vidrio para reciclar en España.

El vidrio es una sustancia que se obtiene de fundir un determinado tipo de arena a alta temperatura. Su fabricación exige un gran gasto energético, aunque la materia prima es abundante, y genera una importante contaminación atmosférica, que no siempre es tratada convenientemente. Aun así, el vidrio es una materia reciclable y sobre todo reutilizable, ya que soporta muy bien que lo lavemos.

Retornar el envase al fabricante
En el 25 % de las casas se compran bebidas en vidrio y en el 23 % se compran los refrescos en vidrio retornable, cifra que en el caso de las cervezas es del 44 %. Cada tonelada de vidrio reciclado ahorra 1.200 kg de materia prima y 130 kg de petróleo. La energía que ahorra el reciclado de una botella de vidrio puede mantener encendida una bombilla de 100 W durante 4 horas. Guardando las botellas en casa, con sólo 15 minutos a la semana podemos contribuir a este importante ahorro energético.

Una botella retornable puede hacer su ciclo de vida entre 40 y 60 veces. Y ésta debería ser la mejor fórmula: retornar el envase al fabricante. Esto únicamente requeriría que todos fuésemos más participativos y prelavásemos el envase antes de devolverlo.

Sólo un 30 % de recogida selectiva
Desgraciadamente, y como mal menor, para evitar el aumento de residuos sólidos domésticos se ha impuesto la recogida del vidrio en los conocidos iglús que se encuentran en la mayor parte de los municipios. Aún considerando las importantes campañas de sensibilización, la recogida selectiva del vidrio no es superior al 30 %.

En España solamente se ha llegado a recoger un 8 % del vidrio viejo en contenedores especiales. La mayor parte de este vidrio no será reciclado en nuevas botellas, ya que haría falta separar los vidrios por colores, cosa que aquí no se promueve. Globalmente el balance es pobre: 80.000 toneladas recicladas respecto a 920.000 toneladas tiradas. Todo este material se ha de fabricar de nuevo, invirtiendo 30 veces más energía y el 100 % más de materias primas.

Optemos por la reutilización
Ahora bien, el reciclaje no lo es todo; la botella reutilizable de vino o cerveza tiene por término medio 60 ciclos, y en relación con el vidrio reciclado ahorra 20 veces más energía. Desafortunadamente, cada vez es más difícil encontrar bebidas con envase de vidrio que sea retornable. Incluso las garrafas de agua de vidrio se están sustituyendo por las de plástico. El reciclaje del vidrio ahorra un 20 % de la contaminación atmosférica y un 50 % de la contaminación de las aguas. Sin embargo, el reciclaje del vidrio no es la solución, sino que se ha de tender a la reutilización. Por ello, es muy importante que se estandaricen los envases de vidrio. El precio de ser más cuidadoso con el medio ambiente no es alto, en proporción a los problemas ecológicos de la proliferación de envases de plástico o de vidrio no retornable.

La Administración quiere llegar a que haya un contenedor de vidrio por cada 1.000 habitantes. Es importante que haya lugares para recoger selectivamente el vidrio, pero es mucho más importante que los envases sean retornables. Es lamentable que, a pesar de las numerosas campañas ciudadanas que se han hecho para que las personas utilicen los contenedores de vidrio, todavía exista gente que por pereza coloca el vidrio dentro de la bolsa de la basura. Este vidrio irá a parar al vertedero o a la incineradora inútilmente.

Resumiendo ...
Tiremos el vidrio en los contenedores para reciclarlo.

Compremos siempre bebidas y productos con envases de vidrio retornable.

Hagamos campaña para que los envases de vidrio sean estandarizados.