You are here

Empieza el otoño fortaleciendo tu sistema inmunoló





Empieza el otoño fortaleciendo tu sistema inmunológico
Aprovecha las propiedades de las plantas
Con el cambio de estación y los nuevos aires, llegan los primeros resfriados. Nuestro organismo es reticente a abandonar los hábitos estivales y todavía se encuentra en la fase de "cambiar el chip". Es el momento de echarle una mano, aumentar sus defensas y poner en marcha el famoso "Más vale prevenir". El ginseng, la equinácea y el eleuterococo serán tus aliados para recuperar fuerzas.

- Si te sientes débil, actívate con ginseng. El ginseng es una planta originaria del este de Asia con numerosas virtudes medicinales. Resulta efectiva para tratar desde trastornos circulatorios, asma o bronquitis hasta diarrea, insomnio y debilidad general. Su nombre científico es Panax ginseng, que significa "curalotodo", aunque hay quienes opinan que su nombre proviene del chino Jin-chen "similar a hombre". De hecho, para muchos, su raíz recuerda a los brazos, tronco y piernas de una persona.

- La equinácea (Echinacea angustifolia y Echinacea purpurea) es la planta que mejor estimula las defensas del organismo. Procede de América del Norte y se le atribuyen numerosos usos medicinales. En uso interno es útil para prevenir la gripe y los resfriados, mientras que externamente actúa aliviando algunas enfermedades cutáneas. De la equinácea se puede utilizar toda la planta, aunque generalmente se emplea sólo la raíz. Se prepara en forma de extracto seco o fluido (unos 500 mg o bien 30 gotas al día suele ser lo habitual), ya que su infusión no da resultados tan satisfactorios. Para combatir las enfermedades infecciosas que se dan cuando disminuyen nuestras defensas, también se puede tomar en pastillas. Es una planta muy hermosa que puedes cultivar en tu jardín.

- Originario de Siberia, el eleuterococo (Eleuterococcus senticosus) pertenece a la misma familia que el ginseng. Esta planta resulta muy efectiva para reducir la frecuencia de las enfermedades provocadas por el frío y la fatiga. Su efecto antifatiga no es sólo físico, sino que, además, puede aumentar la concentración, memoria y rendimiento intelectual. Del eleuterococo se utiliza la raíz en forma de extracto seco, fluido o bien en polvo o tintura. Dos cápsulas 3 veces al día es lo que se suele recomendar si se pretende recuperar fuerzas e incrementar las defensas naturales del organismo.


Ingredientes para la preparación


Tónico de ginseng
- 2 cucharadas soperas de ginseng en polvo
- 2 cucharadas de jugo de jengibre
- 2 cucharadas de miel



Infusión de ginseng:
- 1 g de raíz de ginseng
- 200 ml de agua



Elaboración
Para preparar el tónico de ginseng, mezcla el jugo de jengibre, la miel y el ginseng y hiérvelo todo junto durante unos minutos. Después disuelve esta mezcla en una taza de agua y tómala tres veces al día.

Para preparar la infusión de ginseng, hierve la raíz de ginseng durante unos minutos y deja reposar. Bebe una taza de esta preparación durante unos días y te recuperarás del posible agotamiento.


secc0019_fortalecer sistema inmunológico

Vuestras sugerencias y otras aclaraciones
* No se aconseja tomar ginseng, equinácea o eleuterococo durante un tiempo prolongado. Son sustancias naturales, y sus efectos secundarios son raros o inexistentes, pero también son un medicamento y, como tal, deben administrarse con precaución y según sus indicaciones.

¿Alguna sugerencia o pregunta?