You are here

Fabricar jabón con aceite usado




 

¿Cómo se puede hacer jabón a partir del aceite usado en la cocina y
para qué puede usarse este jabón después?

Alicia Staedtler (Barcelona)

Con el aceite de cocina residual se puede fabricar jabón artesanal. Sin embargo, lo importante es saber que en cada vez más municipios hay Puntos Verdes que recogen el aceite usado para su reciclaje a nivel industrial.
Para preparar jabón a partir de un litro de aceite usado necesitamos 1,25 litros de agua y 100 gramos de sosa. Se podrá añadir glicerina o alcohol para darle transparencia y, lógicamente, esencias naturales para darle aroma.
En primer lugar, se filtra el aceite usado con un colador para sacarle las partículas que pueda contener de las frituras y se deja en un recipiente. En otro cazo disolvemos la sosa con agua y la calentamos hasta llevarla a ebullición. Para esta operación es recomendable usar gafas protectoras, guantes y una mascarilla. En realidad, estamos fabricando lejía. Luego tan sólo hay que vertir el aceite usado en el cazo con la lejía y remover con una espátula hasta formar una pasta espesa y homogénea. En este momento podemos añadir las esencias y la glicerina.
La pasta obtenida todavía caliente se traspasa a un molde (por ejemplo, una caja de madera) y se deja enfriar. Es conveniente que este molde lo dejemos dentro de otro recipiente, pues, mientras se enfría, desprende algo de lejía. Una vez bien frío, obtenemos una pastilla de jabón que sólo falta trocear al gusto. Se puede usar como jabón de mano o emplear en una lavadora desmenuzado con un rayador en escamas.

actualizado: 
03/03/2003
parte de: