Francisco Cuevas, artesano de la bicicleta

parte de: 
actualizado: 
27/07/2012
compartir: 
  • Facebook
  • Twitter

Francisco Cuevas es un nombre a no perder de la memoria de nuestra historia con la bicicleta. Este artesano de cuadros para bicicletas nació en Barcelona en 1915 y a los 14 años empezó como aprendiz de un fabricante de bicicletas. Cuatro más tarde, ya con dieciocho años construyó su premier cuadro y empezó a correr como ciclista de competición. Luego montó una pequeña tienda, “Ciclos Cuevas”, en la cual empezó a construir cuadros para corredores y otros clientes. Era un artesano en el arte de la soldadura de los tubos y en darle una geometría particular a sus cuadros. Esto hizo que poco a poco su arte como artesano de la bicicleta de competición adquiriera renombre.

zoom

Foto histórica de Francisco Cuevas con uno de sus cuadros.

En 1937 dejó su negocio para luchar en la Guerra contra el levantamiento de Franco. Al final de esta se casó, corría el año 1940 y al cabo de dos años nació el primer hijo, Paco, y seis años después una hija, Maria. Prosiguió con su negocio de bicicletas, pero poco a poco la situación política le empujó al exilio y en 1951 emigró a Argentina con su familia. Se instalaron en Mendoza donde empezó de nuevo como constructor de cuadros de bicicleta y llegó también a entrenador del equipo ciclista nacional. En 1963 nació su tercer hijo, Andrés.

La degradación política que afectó a Argentina y la delicada situación económica tras la muerte de Perón y que los militares tomaran el poder le empujaron a que en 1971 emigrase a los Estados Unidos con uno de sus hijos. Allí trabajó durante un tiempo para las tiendas de Metro Bikes en Nueva York. En 1977 empezó a construir cuadros para Vic Fraysee y el equipo de Paris-Sport Center de New Jersey. Y en 1984 con su hijo Andrés montó su propio negocio en Astoria (NY) fabricando unos 200 cuadros anuales. A lo largo de su vida Francisco Cuevas y sus hijos construyeron alrededor de unos cinco mil cuadros en tres continentes. Francisco, un hombre jovial, enamorado de la bicicleta, artesano donde no los hay, volvió a Barcelona con su hija y su esposa. En su ciudad natal murió el 28 de Enero de 2005 a los 89 años de edad. Su hijo Andrés continuó la tradición de su padre construyendo cuadros para bicicleta en New Jersey

zoom

El logo tipo que figuraba en los cuadros de bicicletas Cuevas.

Sus cuadros tenían una particularidad especial ya que no utilizaba nada para sujetar los tubos. Ensamblaba los tubos y los rácores, los observaba, hacia los ajustes y cuando estaba satisfecho terminaba la soldadura. Era el trabajo de un auténtico artesano. Un hombre que mientras estaba en Estados Unidos en su taller de bicicletas se sentía orgulloso de ser catalán y que no soportaba la situación política española que consideraba intolerable. No es el único artesano al que este país debería recordar por su contribución al mundo de la bicicleta, pero Francisco Cuevas es uno de estos personajes para no olvidar.

 

Redacción: Equipo de terra.org. Imagenes procedentes de webs que recuerdan a Francisco Cuevas, linkadas en este artículo.