You are here

La capacidad global de la energía eólica alcanza los 100.000 megavatios




La capacidad global de la energía eólica alcanza los 100.000 megavatios
Alerta 3 - 2008
Con la tasa de crecimiento actual, la capacidad global instalada de energía producida por el viento llegará a los 100.000 megavatios en marzo de 2008. En el 2007, la capacidad de la energía eólica rompió cualquier récord anterior registrado, aumentando en 20.000 megavatios, con lo que llevó al mundo a poseer un total de 94.100 megavatios, suficientes para satisfacer las necesidades de electricidad residencial de 150 millones de personas. Alentados por la preocupación por el cambio del clima y la seguridad de la energía, actualmente uno de cada tres países genera una porción de su electricidad con viento, y hay 13 países que exceden los 1.000 megavatios de capacidad de generación de electricidad instalada cada uno.


Vista aérea de aerogeneradores en España (fuente: Wikipedia)


La torre con una turbina de tres aspas es el modelo más extendido (fuente: Wikipedia)




Molinos de viento en Castilla la Mancha (España) y aerogeneradores en Alberta (Canadá). Fuente: Wikipedia


Aerogeneradores marinos en Dinamarca (fuente: Wikipedia)



4 de marzo, 2008. En Europa, los 8.660 megavatios de capacidad de generación eólica instalados en 2007 representan el 40 por ciento de todas las nuevas instalaciones de la energía. Esto marca el primer año en la historia en que las nuevas instalaciones de energía del viento en Europa excedieron las adiciones de cualquier otra fuente de energía, incluyendo el gas natural. La capacidad instalada en Europa suma actualmente 57.100 megavatios, y sus nuevas instalaciones en 2007 representan el 43 por ciento del total de instalaciones en el mundo. La electricidad generada con el viento resuelve actualmente casi el 4 por ciento de la demanda de la electricidad en Europa, suficiente para bastecer de electricidad a 90 millones de residentes.

Alemania sigue siendo el líder en capacidad total instalada de energía del viento, con 22.200 megavatios, pero en 2007 retrocedió a favor de Estados Unidos, España, China, e India en términos de nueva capacidad añadida (véanse los datos). El crecimiento en Alemania se está retrasando debido a la saturación de espacios terrestres convenientes y a una disminución de la tarifa de venta para la energía del viento. A nivel nacional, Alemania genera más del 7 por ciento de su electricidad con el viento. En los estados norteños de Sajonia-Anhalt, de Mecklenburg-Pomerania Occidental y de Schleswig-Holstein, el viento resuelve un impresionante 30 por ciento de las necesidades de electricidad.

España dio la sorpresa en el mercado europeo en 2007 instalando 3.520 megavatios, la mayor instalación en Europa registrada en un único año. España se alinea actualmente en tercer país en capacidad instalada total de viento, con 15.100 megavatios. Y con la energía eólica suministrando el 10 por ciento de la electricidad del país, España está en segundo lugar siguiendo a Dinamarca en términos de porcentaje de electricidad generada con esta fuente.

Francia también mostró aumentos impresionantes en 2007, aumentando su capacidad eólica instalada total en un 57 por ciento, a 2.450 megavatios. La meta del gobierno francés es aumentar la capacidad eólica instalada a 25.000 megavatios antes de 2020.

El avance de la energía eólica en Estados Unidos
Por tercer año consecutivo, los Estados Unidos lideraron el mundo en términos de nuevas instalaciones con 5.240 megavatios, una cuarta parte de las instalaciones globales en 2007. Sólo las instalaciones en el cuarto trimestre de 2007 superaron todo el 2006, y Estados Unidos está en camino de alcanzar Alemania como líder en energía eólica instalada antes de finales de 2009. Los campos eólicos se encuentran actualmente en 34 estados y suman 16.800 megavatios. El output eléctrico de estos campos es equivalente a 16 centrales eléctricas de carbón y es suficiente para alimentar 4,5 millones de hogares de Estados Unidos. El excepcional crecimiento reciente en Estados Unidos es en gran parte debido a una extensión de las actuales tasas del impuesto de producción eólica bajo la ley de 2005 de política energética (2005 Energy Policy Act).

Después de superar a California como líder en Estados Unidos en capacidad eólica instalada en 2006, Tejas mantuvo su aplomo en 2007 ampliando su capacidad total a 4.360 megavatios. Minnesota, Iowa y Washington completan el top-cinco de principales estados productores. Tejas ahora está planeando el desarrollo de 23.000 nuevos megavatios de capacidad de energía eólica, suficiente para satisfacer casi la mitad de la demanda residencial de electricidad en el estado. La empresa de servicios públicos Southern California Edison está planeando un proyecto eólico de 4.500 megavatios y un grupo de trabajo establecido por el gobernador de Maine, John Baldacci, está recomendando el desarrollo de 3.000 megavatios. A nivel nacional, las propuestas de campos de viento exceden asombrosamente los 100.000 megavatios, cerca de seis veces la capacidad instalada actual.

China e India se suman a la electricidad del viento
India instaló 1.730 nuevos megavatios de capacidad de energía eólica en 2007. Con una capacidad instalada total que alcanza los 8.000 megavatios, India conserva su cuarto lugar en la lista de los países líderes en energía eólica. Pero debido a la falta de una ley nacional que establezca objetivos comunes y proporcione incentivos económicos para los proyectos indios de energía eólica, probablemente China alcance India en capacidad instalada total de energía eólica a finales de 2008 o principios de 2009.

China instaló 3.450 megavatios de capacidad eólica en 2007, un aumento del 156% sobre 2006. Con 6.050 megavatios de capacidad total instalada a finales de 2007, China ha excedido ya su objetivo de 2010 de 5.000 megavatios. Los más de 40 fabricantes chinos de turbinas actuales suplen un 56% del mercado chino, muy por encima del 41% en 2006. La Ley de Energía Renovable (Renewable Energy Law - REL), que entró en vigor el 1 de enero de 2006, está animando el crecimiento de la energía del viento. La REL fue establecida para ayudar a China a resolver su objetivo de generar el 15% de la energía del país con energías renovables antes de 2020. Establece por mandato que los productores de energía aumenten su propiedad de energías renovables no-hidráulicas a un 3% antes de 2010 y a un 8% antes de 2020. Mientras que el objetivo del gobierno para 2020 es de 30.000 megavatios de viento de capacidad, la asociación china de la industria de la energía renovable proyecta que con el establecimiento de una tarifa de producción y una mayor inversión en campos eólicos marinos, las instalaciones de energía eólica en China para entonces podrían exceder cuatro veces el objetivo gubernamental.

Aerogeneradores dentro del mar
La capacidad actual de producción eólica en instalaciones marinas es de casi 1.170 megavatios en el mundo, cerca del 1,2% de los 94.100 megavatios de capacidad instalada a finales de 2007; aunque ésta representa una porción pequeña del total, es significativamente más que el 0,3% en el año 2000. Dinamarca mantuvo su posición de líder, con 426 megavatios de capacidad eólica instalada en el mar, seguida por el Reino Unido, Suecia, los Países Bajos y Finlandia. En 2008, se espera que el Reino Unido alcance Dinamarca en el liderazgo y Alemania se proyecta para situarse también entre los cinco primeros. Con más de 1.200 megavatios actualmente en construcción en todo el mundo, sobre todo en Europa, se prevé que la capacidad eólica marina sea más del doble antes de fin de 2009.

El Secretary of State for Business, Enterprise, and Regulatory Reform del Reino Unido, John Hutton, está promoviendo la instalación de 33.000 megavatios de energía eólica marina para antes de 2020, suficiente para resolver las necesidades eléctricas de todos los hogares en Gran Bretaña. Para alcanzar este objetivo, London Array proyecta alzar 1.000 megavatios en el estuario del Thames, que tiene su inauguración programada para finales del 2012. Airtricity, una firma irlandesa de desarrollo de la energía, y ABB, líder en la construcción de infraestructura energética, han propuesto un proyecto de campo eólico de 10.000 megavatios en el Mar del Norte. Para ayudar a compensar el alto coste de desarrollo de los campos eólicos marinos, algunos países como Alemania e Irlanda han implementado tarifas de producción. La tarifa irlandesa garantiza a los productores un precio fijo por 15 años de 20¢ por kilovatio-hora de la electricidad generada en nuevas granjas eólicas marinas.

El alcance de la energía eólica
El coste de la energía del viento terrestre ha disminuido más del 80% desde inicios de los años 80, cerca de 7¢ US$ por kilovatio-hora en los emplazamientos ricos en viento. En algunos mercados, el viento es actualmente competitivo con la generación de energía convencional. En la mayoría de los mercados, sin embargo, debido a los subsidios para las fuentes de energía convencionales, el crecimiento de la energía del viento todavía depende de incentivos económicos. Por ejemplo, la escasez de instalaciones de energía eólica en los Estados Unidos entre 2002 y 2004, cuando el crédito de impuesto de la producción (Production Tax Credit  PTC) para el viento se permitió que caducara, subraya la importancia de extender el PTC para la energía eólica que prevé que expire a finales de 2008 (véanse los datos). Si el coste completo de las emisiones de carbono fuera incorporado al precio del gas natural y del carbón, el viento terrestre se convertiría en la fuente más barata de electricidad.

Con la creciente preocupación por el cambio climático y la seguridad global de la energía, la energía del viento está tomando rápidamente una posición central en la nueva economía de la energía. A diferencia de las fuentes convencionales de energía, la producción eléctrica del viento no lanza gases de efecto invernadero asociados al calentamiento global. El viento también ofrece seguridad energética a largo plazo, puesto que es inagotable, distribuido extensamente, y libre. Si el actual índice de crecimiento anual del 27% de la capacidad instalada de energía eólica se mantiene, la capacidad total en 2020 alcanzará los 2 millones de megavatios. Con incentivos económicos agresivos, ese año podría alcanzar los 3 millones de megavatios, treinta veces tanto como está disponible actualmente.

Jonathan G. Dorn - Earth Policy Institute
www.earth-policy.org