You are here

La escasez de agua cruzando fronteras nacionales




La escasez de agua cruzando fronteras nacionales
Extracto de "Plan B 2.0: Rescuing a Planet Under Stress and a Civilization in Trouble"

Históricamente, la escasez del agua era un tema local. Los gobiernos nacionales eran los responsables de equilibrar el abastecimiento con la demanda de agua. Ahora esto está cambiando a medida que la escasez de agua supera las fronteras nacionales a través del comercio internacional de grano. Puesto que se necesitan 1.000 toneladas de agua para producir una tonelada de grano, importar grano es la manera más eficiente de importar agua. Los países están, en efecto, usando el grano para compensar sus cómputos de agua. De forma similar, negociar con futuros de grano equivale de alguna forma en negociar con futuros de agua.


En los Estados Unidos, el 37% de toda el agua de irrigación es subterránea




La irrigación de campos de cultivo triplicó en su momento la producción de alimentos


"Cosecha agua ahora o..."


Si los países que sobrebombean no reducen el uso de agua y estabilizan los niveles, una eventual caída en la producción de alimento es casi inevitable.

Octubre 2006. La caída de los niveles de agua ya está afectando negativamente las cosechas en algunos países, incluyendo China, el mayor productor de grano del mundo. El sobrebombeo ha agotado en gran parte el poco profundo acuífero bajo la llanura norte de China, forzando a granjeros a explotar el profundo acuífero fósil de la región, que no es renovable. Los granjeros de trigo en algunas áreas de la llanura están actualmente bombeando desde una profundidad de 300 metros.

En total, la producción de grano de China ha caído de su pico histórico de 392 millones de toneladas en 1998 a 358 millones de toneladas estimadas en 2005. Esta caída de 34 millones de toneladas excede el total de la cosecha canadiense de trigo. China cubrió en gran parte el descenso en la producción con sus inmensos stocks hasta el 2004, año en que importó 7 millones de toneladas de grano.

Las escaseces del agua son aún más serias en India simplemente porque el margen entre el consumo real del alimento y la supervivencia es precario. En este punto, las cosechas del trigo y del arroz, alimentos principales de India, todavía están aumentando. Pero durante los años próximos, la pérdida de agua para irrigación podría eliminar el progreso tecnológico y comenzar a reducir la cosecha en algunas partes del país, como está haciendo ya en China.

La demanda de agua en Oriente Medio y el norte de África
Después de China y de la India, hay un segundo grupo de países con grandes déficits de agua -Argelia, Egipto, Irán, México, y Paquistán. Tres de éstos -Argelia, Egipto, y México-, ya importan mucho de su grano. Sin embargo, en un movimiento paralelo con China, Paquistán en plena sequía irrumpió precipitadamente en el mercado mundial en el 2004 para importar 1.5 millones de toneladas de trigo. Es probable que su necesidad de importaciones aumente en los próximos años.

El Oriente Medio y el norte de África, -desde Marruecos en el oeste hasta Irán en el este- se han convertido en el mercado de importación de grano de más rápido crecimiento del mundo. La demanda de grano es generada por un rápido crecimiento de la población y por el aumento de la riqueza, en gran parte derivada de la exportación del petróleo. Con cada país de la región virtualmente presionando sus límites del agua, la demanda urbana de agua es cada vez mayor y puede ser satisfecha solamente tomando el agua de la irrigación de la agricultura.

Egipto, con unos 74 millones de personas, se ha convertido en un importante importador de trigo en años recientes, compitiendo con Japón, -tradicionalmente el principal importador de trigo-, por ocupar la primera posición. Actualmente importa el 40 % del total del grano que se consume en el país, un porcentaje que aumenta a medida que a su población se le queda pequeña la cosecha de grano producida con el agua del Nilo.

Argelia, con 33 millones de personas, importa más de la mitad de su grano, que significa que el agua incorporada al grano importado excede el uso del agua por fuentes domésticas en el país. Debido a su fuerte dependencia de las importaciones, Argelia es particularmente vulnerable a las interrupciones, en caso de una escasez mundial de grano.

En total, el agua requerida para producir grano y otros productos de granja que fueron importados en el Oriente Medio y África del Norte igualó en el año 2005 el flujo anual del río Nilo en Aswan. En efecto, el déficit de agua de la región se puede ilustrar como otro Nilo que fluye en la región en forma de grano importado.

Se dice a menudo que las futuras guerras en Oriente Medio serán causadas más probablemente por el agua que por el petróleo, pero la competición por el agua está ocurriendo en los mercados de grano del mundo. Son los países que son financieramente más fuertes, y no necesariamente los que son militarmente más fuertes, los que pueden pujar mejor posible en esta competición.

Saber dónde se concentrarán las necesidades de importación de grano el día de mañana requiere mirar dónde se están generando déficits de agua en la actualidad. Hasta el momento, los países que importaban gran parte de su grano eran los más pequeños. Ahora observamos a los rápidos crecimientos en el déficit de agua en China y India, cada uno con más de mil millones personas.  

El agujero entre demanda y consumo
Cada año la distancia entre el consumo de agua del mundo y el abastecimiento sostenible de agua se ensancha. Tanto el agotamiento de los acuíferos como la desviación del agua hacia las ciudades contribuirán al déficit cada vez mayor de agua para la irrigación y por lo tanto a un déficit cada vez mayor de grano en muchos países con escasez de agua.

Porque el sobrebombeo para satisfacer la demanda de alimento cada vez mayor garantiza virtualmente una futura caída en la producción de alimentos cuando se agoten los acuíferos, muchos países están creando una "economía burbuja de alimentos" en la cual la producción de alimentos se ve inflada artificialmente por la explotación insostenible de agua subterránea.

Los efectos de descubierto en los acuíferos no eran obvios cuando los granjeros comenzaron a bombear a gran escala hace algunas décadas. La gran expansión del bombeo de agua subterránea en contraste con los grandes sistemas de agua superficial es debida a que los granjeros pueden aplicar el agua a las cosechas exactamente cuando es necesaria, de tal modo que maximizan la eficacia del uso del agua. El agua subterránea está también disponible durante la estación seca, permitiendo a muchos granjeros en regiones climáticas templadas doblar la cosecha.

En los Estados Unidos, el 37 % de toda el agua de irrigación proviene de bajo tierra; el otro 63 % viene de las fuentes superficiales. Con todo tres de los estados de mayor producción de grano, -Tejas, Kansas, y Nebraska-, cada uno absorbe entre el 70-90 % de su agua de irrigación del acuífero de Ogallala, que es esencialmente un acuífero fósil con poca recarga. La productividad inusualmente alta de los cultivos basados en irrigación con agua subterránea significa que las pérdidas de producción de alimento serán desproporcionadamente grandes cuando el agua subterránea se agote.

Cuándo terminaremos con el agua
¿En qué punto la escasez del agua se traduce por escasez de alimento? ¿En qué países las pérdidas de agua de irrigación por el agotamiento del acuífero se traducirán en una caída en la producción del grano? David Seckler y sus colegas en el International Water Management Institute, el principal grupo de investigación de agua del mundo, resumió estas cuestiones: "muchos de los países más poblados de la mundo, -China, India, Paquistán, México y casi todos los países del Oriente Medio y del norte de África- han estado teniendo literalmente un viaje gratis durante las últimas dos o tres décadas agotando sus recursos de agua subterránea. La pena por la mala gestión de este recurso valioso ahora es una deuda y no es ninguna exageración decir que los resultados podrían ser catastróficos para estos países y, dada su importancia, para el mundo en su totalidad."

Puesto que la expansión de la irrigación triplicó la cosecha de grano del mundo a partir de 1950 hasta el 2000, no parece sorprendente que una reducción del agua disponible pueda contraer cosechas. Con el agua para la irrigación, muchos países están en el clásico modo de salirse de la pista y tener que reducir. Si los países que sobrebombean no cambian rápidamente para reducir el uso del agua y para estabilizar los niveles, una eventual caída en la producción de alimento es casi inevitable.


- - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - -
Adaptado del Capítulo 3, " Emerging Water Shortages ", en Lester R. Brown, Plan B 2.0: Rescuing a Planet Under Stress and a Civilization in Trouble (New York: W.W. Norton & Company, 2006), compra disponible en: www.earthpolicy.org/Books/PB2/index.htm

Lester R. Brown - Earth Policy Institute
www.earth-policy.org