La fotocopiadora





La fotocopiadora
seca39a_la fotocopiadora
Las fotocopiadoras generan ozono tóxico que contamina el ambiente.
seca39b_la fotocopiadora
El tóner contiene restos de polvo y humo nocivos para tu salud.
El arte de fotocopiar
Las fotocopiadoras generan ozono, un gas muy tóxico, y dispersan el polvo negro del tóner por el ambiente, de forma que contaminan el puesto de trabajo. En estos momentos hay máquinas de fotocopiar ecológicas que hacen más saludable la oficina.
Tóner reciclable
El actual sistema de trabajo en las oficinas hace que se generen muchas copias de un mismo documento. Gracias a las nuevas tecnologías, se ha sustituido el tradicional papel carbón por la fotocopia realizada con las llamadas máquinas de reprografía (fotocopiadoras). Las máquinas de escribir han sido, en buena parte, desplazadas por los ordenadores y las impresoras de inyección de tinta o láser. Este nuevo equipamiento ofimático contiene diversos elementos que pueden ser peligrosos para el medio ambiente.

Así, por ejemplo, los tambores contienen selenio y arsénico, minerales altamente tóxicos; en los tóneres, restos de polvo de humo, y los cartuchos son de plástico. En un tóner hay aproximadamente unos 125 componentes diferentes, de los cuales un 95 % son reciclables. Actualmente ya ha aparecido en el mercado una nueva generación de fotoconductores orgánicos elaborados con sustancias extraídas de la clorofila. No obstante, la mayor parte de las máquinas que hay hoy día en funcionamiento son con fotoconductores de selenio, triselenio y arsénico.
Fotocopiadoras de bajo consumo energético
En estos momentos existen diversas empresas que se dedican al reciclaje de los tóneres. Con su reciclaje, se evita tirar un elemento que periódicamente hay que cambiar.
Las fotocopiadoras son igualmente máquinas de consumir papel. Por ello, es importante hacer las fotocopias por las dos caras y con las impresoras láser también se puede aprovechar el papel que solamente ha sido impreso por una cara para hacer primeras copias o borradores.

Las fotocopiadoras son, a su vez, máquinas que consumen gran cantidad de energía eléctrica. Para aquellas personas o empresas que quieran cambiar de máquina de fotocopiar, cabe decir que existen ya en el mercado fotocopiadoras de bajo consumo energético.

 

 


Resumiendo ...
Hagamos las fotocopias por las dos caras.

Utilicemos papel reciclado para hacer fotocopias.

Pongámonos en contacto con una empresa para que nos suministre cartuchos de tóner reciclado.

Rellenemos los cartuchos de las impresoras de chorro de tinta.

No hagamos impresiones con láser hasta que no estemos seguros de que el trabajo es definitivo.