You are here

Las energías renovables podrían abastecer 56 veces toda la demanda de electricidad de la península





22 Noviembre 2005. Greenpeace ha invertido importantes recursos para encargar  un estudio sin precedentes sobre el potencial de las renovables en España. El informe titulado Renovables 2050 ha sido realizado para Greenpeace por el Instituto de Investigaciones Tecnológicas (IIT) de la Universidad Pontificia Comillas, y es el primero del proyecto “Revolución Energética”. Este organismo no se considera precisamente sospechoso de partidismo ecológico sino más bien todo lo contrario. Las directrices dadas por Greenpeace al IIT es que fueran en sus estimaciones y análisis lo máximo de conservadores.

El objetivo de este proyecto que termina su primera fase es averiguar si las renovables son suficientes para cubrir la demanda energética de la sociedad y verificar si es posible encontrar la solución al cambio climático mediante la sustitución completa de los combustibles fósiles por energías renovables, junto a un uso más eficiente de la energía. La primera parte de este informe ha analizado el techo del potencial de las renovables y sus conclusiones son contundentes. El mayor recurso energético de España es el sol: con las tecnologías actuales se podría generar 45 veces la demanda de electricidad en 2050. La capacidad de generación de electricidad con fuentes renovables en el territorio peninsular español equivale a 56,42 veces la demanda de electricidad proyectada en 2050. La capacidad de generación renovable es tan elevada que se podría plantear incluso la posibilidad teórica de cubrir todas las demandas de energía, no sólo eléctrica, pues equivale a 10,36 veces la demanda peninsular de energía total proyectada en 2050.

El director de Greenpeace declarado Juan López de Uralde ha declarado que “Somos un país rico en energías renovables, que son la forma más segura y limpia de garantizar el abastecimiento energético y cumplir el Protocolo de Kioto. Hay que aprovechar estos recursos y no seguir invirtiendo en centrales térmicas y nucleares que nos obligan a depender de energías sucias, caras e importadas”.



Informe de Greenpeace Renovables 2050






Según el estudio, los recursos renovables más abundantes son los asociados a la energía solar: con  tecnologías solares disponibles hoy (termoeléctrica, fotovoltaica y chimenea solar) se podría generar electricidad equivalente a 45,3 veces la demanda eléctrica o a 8,32 veces la demanda energética total de la península en 2050, destacando la energía solar termoeléctrica, cuyo potencial de generación supone el 62,6% del total renovable.

Greenpeace pide una apuesta política decidida a favor de las energías renovables, con objetivos más ambiciosos y mayores recursos económicos, y en detrimento de las energías sucias. La abundancia de recursos renovables de nuestro país debería permitir abordar con confianza las próximas decisiones de política energética y climática: directiva de renovables, revisión de las primas, fiscalidad ecológica, etiquetado eléctrico, planificación energética, plan de cierre nuclear, Plan Nacional de Asignación de emisiones y nuevos objetivos de Kioto.

Según el estudio de Greenpeace, los recursos  están ampliamente distribuidos en el territorio peninsular, por lo que existen infinitas opciones de configurar un mix de generación de electricidad totalmente renovable (utilizando sólo un 5,3% del territorio y excluyendo todas las zonas catalogadas bajo alguna figura de protección ambiental, lo que equivale al 28% del territorio), e incluso sería técnicamente viable abastecer completamente la demanda energética total con fuentes renovables. Hay varias tecnologías capaces de generar por sí solas una cantidad de electricidad superior a la demanda prevista en 2050: solar termoeléctrica (35 veces), eólica terrestre (8 veces), solar fotovoltaica con seguimiento (5 veces), chimenea solar (3 veces), fotovoltaica en edificios (2 veces), eólica marina (1,2 veces), energía de las olas (1,1 veces).

Este informe pone en entredicho el tímido Plan de Energías Renovables, recientemente aprobado por el Gobierno para llegar a cubrir con estas energías un 12% de la demanda española de energía primaria para 2010 frente a la constatación del elevadísimo potencial de las renovables Incluso en energía eólica, la mayor apuesta del actual plan, la potencia que sería posible instalar, tanto en tierra como en el mar, supera en 53 veces el actual objetivo del plan. Estamos pues frente a un informe clave para que en el imaginario público vaya calando que podemos vivir sin los combustibles fósiles que están minando los cimientos de nuestro futuro.

La segunda parte, que se publicará en el 2006, se ocupará de calcular cuántas energías renovables se podrían integrar en el sistema eléctrico y cómo se podría componer un mix de generación 100% renovable que satisfaga toda la demanda de electricidad en el horizonte 2050. A partir de este momento, puede que no invertir o apoyar las renovables se convierta en un delito moral contra las nuevas generaciones. No hay duda que tenemos 45 años por delante para tomar decisiones acertadas. El plan de ruta lo traza este valioso trabajo aportado por Greenpeace.