You are here

Latas





Latas
seca14a_latas
Adquiere envases que se puedan reciclar.

seca14b_latas
En caso de usar envases de aluminio, no te olvides de reciclarlos.

No des la lata
Cada persona tira en un año unos 13 kg de latas de aluminio y hojalata. Esto son más de seis millones de latas para toda España, con las que podríamos llenar 17.500 camiones de 30 toneladas. Un envase de aluminio continúa siendo un residuo sólido después de 500 años.

Una lata cuesta casi el 8 % del precio de lo que contiene
Actualmente, 7 de cada 10 latas son de aluminio y 3, de acero laminado. La lata de acero blanco proviene del laminado del acero, que se produce en las grandes siderurgias. Los bloques de acero se llegan a prensar hasta dejarlo en un grosor de hasta 2-0,16 mm.

La tecnificación de este proceso de laminado permite que, actualmente, por cada lata se ahorre un 40 % del acero respecto a procesos menos modernos. Los botes de espray, por ejemplo, están hechos de este acero blanco tan fino. Se calcula que el precio de una lata es de entre el 7-8 % del valor de aquello que contiene.

Si bien las latas pueden ser un buen recipiente para envasar productos alimentarios e industriales, no se puede olvidar que constituyen un residuo que representa el 2 % del peso de las basuras domésticas. Las latas se revisten con estaño y a menudo se cierran con aluminio; de esta manera se garantiza una mejor estabilidad del producto, pero, en cambio, se dificulta el reciclado.

No a los productos derivados del acero
Las latas metálicas son fácilmente reciclables, pero hace falta que haya plantas recuperadoras lo suficientemente sofisticadas como para separar la hojalata de la basura triturada. Es una tecnología muy costosa, pero que en estos momentos puede recuperar casi el 2 % del metal proveniente de las latas que se encuentran en los residuos sólidos urbanos.

Para la recuperación del acero de las latas hace falta desestañarlas y extraerles el aluminio. Éste es un proceso bastante contaminante, aunque mucho menos que el de producir acero nuevo. En consecuencia, lo que hace falta es consumir cuanto menos mejor, productos domésticos hechos con derivados del acero, como la hojalata. Las siderurgias son de las empresas más contaminantes que existen.

Enlatar indiscriminadamente
En cualquier caso, el reciclaje es una medida imprescindible una vez se ha llegado a la minimización de su uso. Sería deseable que hubiese contenedores especiales y que el envase metálico se utilizase únicamente para productos especiales. Desgraciadamente, hoy en día se continúan enlatando todo tipo de productos, incluso los alimentarios.

Existe un centro de recuperación y reciclaje de basura muy importante en Valdemingómez, del Ayuntamiento de Madrid. El proceso de reutilización del acero proveniente de las latas de las basuras se hace en Logroño

Resumiendo ...
Consumamos preferentemente los productos con envases retornables.

Evitemos las latas y procuremos consumir comida fresca; es más sano.

Pidamos contenedores para latas y reciclémoslas, sobre todo las de aluminio.

El mejor reciclaje es aquel que no se ha de producir. Evitemos comprar productos con envase metálico si no es estrictamente imprescindible.