You are here

Lo que roba un avión de combate a las renovables





Lo que roba un avión de combate a las renovables
Junio 2005. Un Mirage F1 del Ejército español que participaba en unas maniobras de las fuerzas aéreas alemanas se estrelló el 30 de mayo 2005 en las cercanías de la localidad bávara de Neuburg, sin que hubiera que lamentar víctimas puesto que el piloto pudo salvarse al accionar el asiento catapulta. Hasta la fecha el Ejército del Aire ha perdido 20 cazabombarderos Mirage F-1 en 16 accidentes ocurridos en las dos últimas décadas, que han causado la muerte a 10 pilotos. Hace unos meses el Gobierno español se comprometió a destinar 2.000 mil millones de euros para adquirir 33 aviones de combate Eurofighter. Es el compromiso suscrito ayer por España con los ministros de Defensa de Reino Unido, Italia y Alemania, es para facilitar la fabricación de 236 cazas de combate por un total  de 16.000 millones de euros. Aproximadamente, este moderno avión de combate cuesta 60 millones de euros. Su mantenimiento se cifra en más de 10.000 euros por hora volada. En resumen, las estadísticas el Ejército del Aire muestran que pierden aproximadamente un avión de combate por año. Los rusos con una economía cercada por la miseria han decidido convertir a su flota de combate en aviones de turismo. Por unos 15.000 euros se ofrecen vuelos turísticos en los míticos Mig volando a la velocidad de vértigo de 4.800 km/h. Como sucede a menudo el problema no es fabricar un vehículo sino el coste que tiene mantenerlo. La aviación militar tiene un elevado coste de mantenimiento por cada hora de vuelo. Volar es imprescindible para mantener la pericia de los pilotos y la operatividad del avión, aunque su existencia sea esencialmente disuasiva y no vaya más allá de alardes demostrativos. Quizás sería hora de que minimizáramos la defensa frente a la invasión extranjera con otro concepto y aplicásemos los elevadísimos presupuestos en investigación y economía militar a la economía solar. En fin, con lo que cuesta un solo Eurofighter se podría instalar un parque eólico de 60 MW que con una media de 2.400 horas de viento genera la electricidad que consumirían 100.000 personas y se ahorrarían 160.000 toneladas de CO2. Para que luego digan que falta inversión en energías renovables.