You are here

Los beneficios de la cogeneración, energía eficiente

Cuando en un proceso industrial se necesita calor y energía, la forma más eficiente de lograrlo es con la llamada cogeneración. Esta es una tecnología que usando una turbina que quemando gas natural permite generar electricidad y el calor de la combustión se usa luego para suministrar vapor para el proceso industrial. Por ejemplo, en las industria papelera para conformar la lámina de papel se precisa grandes cantidades de calor para evaporar el agua que contiene la mezcla de agua y fibras de celulosa. Lo mismo sucede en industrias textiles, cerámicas, de alimentación, etc. Sin embargo, a pesar del ahorro energético que conlleva la cogeneración esta tecnología en España sólo tiene instalados 6.000 MW (2010), cuando su potencial, según el IDAE representan, podría alcanzar los 20.000 MW. En otras palabras, sólo hay un 29 % del potencial tecnológica posible. Curiosamente, del 2002 al 2009 la cogeneración en España creció un 9 % mientras que la media europea se sitúa en el 21 %. Así, pues, a pesar del ahorro energético y en emisiones de esta tecnología, la cogeneración no despega. 

Esquema de producción integrada con cogeneración (izquierda) o sin ella (derecha).

El ahorro de la cogeneración
La cogeneración reduce fuertamente las emisiones de CO2 y por tanto con el consiguiente ahorro en derechos de emisión para el país. La potencial actual instalada ahorra unas 13,2 millones de toneladas de CO2 anuales equivalente al 3,2% de las emisiones totales del gases de efecto invernadero de España (2008). Además la cogeneración es menos contaminante tanto por su mayor eficiencia energética como porque va asociada a combustibles más limpios. En el 2008 la emisión media de una central de cogeneración española fue de 345 t de CO2 por MWh, una cifra muy inferior a la de las centrales térmicas convencionales españolas que es de media 615 t de CO2 por MWh. O sea que esta diferencia permite evitar la emisión de 8,6 toneladas de CO2 anuales. Además, el sector de la cogeneración, tal y como reconoce la Asociación Española de Cogeneración ha conseguido en unos diez años sustituir las calderas de carbón y productos derivados del petróleo por gas antural hasta alcanzar el 79 % de las instalaciones. Esta inversión realizada por las industrias españolas cogeneradoras ha evitado un extra de 4,5 millones de toneladas de CO2 anuales. Pero el dato importante es que si se alcanzara un 50 % del potencial de cogeneración se ahorraría el 5 % de las emisiones nacionales actuales. 

zoom

Reducción de emisiones por la menor liberación de CO2 por MWh.

También hay que destacar los beneficios derivados de la reducción de la dependencia energética como consecuencia de este ahorro. Actualmente la cogeneración supone un 11 % de la producción eléctrica neta y un 7 % del consumo de energía final en España. Estamos hablando pues de un sector que siendo un 30 % más eficiente que la generación convencional y que tiene todavía un amplio parque industrial donde instalarse debería ser prioritaria tumbar las barreras que frena su implantación. España concentra en 5 países, el 63 % de su importación de crudo y en 3 países, el 72 % de su importación de gas. Resulta obvio que el mayor desarrollo de la cogeneración debería ser clave en la política energética y ambiental. Pero resulta, que se trata de una forma de producción energética no ligada a los oligopolios energéticos de este país que controlan de forma indigna los pasillos y despachos del Ministerio de Industria en Madrid.


Energía y empleo verde
La mayor parte de la electricidad generada por las centrales de cogeneración son de autoconsumo (10,9 TWh) en 2009 frente a los 21,5TWh vendidos a la red. Por su alta eficiencia de generación energética (53,5) para producir todo este potencial eléctrico se requirió sólo un consumo en combustibles equivalente a 60,5 TWh.  El consumo de combustibles evitado equivale a 1.5 millones de toneladas de petróleo y supone una reducción del 2 % sobre las importaciones energéticas no asociadas al transporte. En otras palabras, la cogeneración es esencial para la reducción de la dependencia energética en términos de eficiencia y porque está presente en casi todas las provincias y tiene una capacidad de generación previsible y garantizada con unas 1.000 instalaciones de cogeneración por lo que son mucho más fáciles de gestionar que otras tecnologías energéticas.

zoom

Máquina de papel de Storaenso Barcelona, una de las industrias que precisa calor y energía que  implantó una planta de cogeneración de alto rendimiento annexa a la planta de fabricación.

Todo este ahorro además de crear beneficios ambientales obvios también redunda en las propias empresas a través del ahorro en combustibles y emisiones, lo cual crea las condiciones para que sean más competitivas y por tanto protegen el empleo. Recordemos que este sector actualmente emplea directamente más de 13.000 puestos de trabajo en España, de los cuales cerca de 12.000 están directamente vinculados a la explotación de las centrales de cogeneración y el resto a las fábricas de equipamiento y desarrollo de nuevos proyectos. Tan sólo alcanzando los objetivos previstos para el PANER (Plan de Acción Nacional de Energías Renovables de España 2011-2020) en 2020 se podrían superar los 25.000 puestos de trabajo de forma distribuida por toa la península. Andalucía, la Comunidad Valenciana y Cataluña suman un 40 %de la cogeneración pero está muy distribuida en otras comunidades de la geografía estatal. 

La burocracia que asfixia a la cogeneración
Por un lado las dificultades de acceso a la financiación y su encarecimiento reducen la rentabilidad de las inversiones. Pero, el principal escollo es administrativo. Tanto por las dificultades sobre el punto de conexión como por la burocracia desencadenada por el llamado registro de pre-asignación del Ministerio de Industria. Sin embargo, se sabe perfectamente que con la cogeneración no se puede especular porque va asociada siempre a alguna industria productiva que con esta tecnología se hace más eficiente y competitiva. Además existe una lamentable incertidumbre sobre el marco regulatorio que frena al sector (especialmente, en cuanto a las asignaciones futuras de derechos de CO2 y su marco retributivo). Resulta que la cogeneración no puede existir sin un proceso industrial o residencial que utilice in situ el calor que genera. Por ello, una cogeneración requiere necesariamente que la industria asociada mantenga su nivel normal de actividad. O sea que el cogenerador siempre asume el riesgo en su inversión de que la actividad de producción energética va ligada a la productiva (empresa "cliente"). Cuando una industria entra en crisis y baja su producción debe ajustar la producción energética a la nueva situación por lo que los períodos de retorno de la inversión situados entre 6 y 9 años conllevan un mayor riesgo.

Las ventajas de proximidad en la producción de energía

zoom

Moderna planta de cogeneración con turbina de alto rendimiento de gas.

Por definición la cogeneración va ligada al concepto de generación distribuida, por lo que produce la electricidad en el punto de consumo o en su entorno cercano. De este modo el suministro no depende de posibles fallos en las líneas eléctricas de transporte y distribución y también elimina las pérdidas en la red eléctrica y el costoso despliegue y mantenimiento de las redes de transporte y distribución eléctrica (las pérdidas por transporte del sector eléctrico rondan el 14 % y en los llamados parques térmicos en red es del 5,4%, en la cogeneración: 0 %)). Además cerca del 90% de las centrales de cogeneración posee equipos para controlar la energía reactiva, lo cual mejora la seguridad de suministro y aporta una utilización óptima de la red.

Por todo ello, y a pesar de que la cogeneración sea muy desconocida en nuestro país, puede considerarse que se trata de una tecnología de transición de gran utilidad para alcanzar el objetivo de la electricidad 100 % renovable. Una tecnología que significa energía eficiente.

 

Reportaje elaborado a partir de los datos del estudio "Valorización de los beneficios al desarrollo de la cogeneración España" realizado en 2010 por The Boston Consulting Group en colaboración con ACOGEN. Fotos: Fundación Tierra. Ilustraciones del propio informe.

 

 

actualizado: 
27/12/2010
parte de: