You are here

Movilización para salvar la civilización: qué podemos hacer usted y yo




Movilización para salvar la civilización: qué podemos hacer usted y yo
Alerta 16 - 2008
Una de las preguntas que con más frecuencia me preguntan en varios países cuando estoy dando una conferencia es: dados los problemas ambientales a los que el mundo se enfrenta, ¿podemos hacerlo? Es decir, ¿podemos evitar el declive económico y el derrumbe de la civilización? Mi respuesta es siempre igual: depende de usted y de mí, de lo que usted y yo hacemos para invertir estas tendencias. Significa convertirse en alguien políticamente activo. La salvación de nuestra civilización no es un deporte para espectadores.


Nuevas prioridades en el presupuesto global mundial para evitar el declive de la sociedad.


Portada de Plan B 3.0: Mobilizing to save civilization, de Lester R. Brown, no editado en español.


Portada de Colapso, de Jared Daimond, publicado en español por Ed. Debate - Random House Mondadori.

Septiembre, 2008. Nos hemos trasladado a este nuevo mundo tan rápidamente que no hemos comprendido todavía completamente el significado de lo que está sucediendo. Tradicionalmente, la preocupación por nuestros niños se ha traducido en conseguirles los mejores cuidados médicos y de educación posibles. Pero si no actuamos rápidamente para invertir el deterioro ambiental de la tierra, para suprimir la pobreza y para estabilizar la población, su mundo decrecerá a nivel económico y se desintegrará a nivel político.

Los dos desafíos políticos predominantes son reestructurar los impuestos y reordenar las prioridades fiscales. Salvar la civilización significa la reestructuración de los impuestos para conseguir que el mercado diga la verdad ecológica. Y significa reordenar las prioridades fiscales para conseguir los recursos necesitados para el Plan B. Escriba, llame, o envíe e-mails a sus representantes elegidos sobre la necesidad de reestructurar los impuestos para crear un mercado honesto. Recuérdeles cómo las corporaciones que olvidaron los costes reales en los libros parecían prosperar a corto plazo, sólo para derrumbarse a largo plazo.

O mejor todavía, haga reuniones con algunos amigos que piensen como usted para encontrarse juntos con sus representantes electos y discutir por qué necesitamos aumentar los impuestos ambientales y reducir los impuestos sobre la renta. Antes de la reunión, elabore una declaración breve de sus preocupaciones colectivas y de las iniciativas políticas necesarias. Puede acceder a la información sobre la reestructuración de los impuestos en el capítulo 13 del Plan B 3.0: Movilizando para Salvar la Civilización, para utilizarla en estas reuniones.

Perder de vista la realidad
Deje saber a sus representantes políticos que un mundo que gasta más de un billón de US$ al año para fines militares está simplemente desincronizado con la realidad, cuando el futuro de la civilización está en cuestión. Pregúnteles si el presupuesto del Plan B – añadir 190.000 millones de US$ por año para suprimir la pobreza, estabilizar la población y restaurar la tierra- es un gasto no razonable para salvar la civilización. Pregúnteles si el desvío de una sexta parte del presupuesto militar global para la salvar la civilización es demasiado costoso. Introdúzcalos en el Plan B. Recuérdeles cómo nos movilizamos durante la Segunda Guerra Mundial.

Plantee la inclusión de la erradicación de la pobreza, la planificación familiar, la repoblación forestal y el desarrollo de la energía renovable en programas de ayuda internacionales. Impulse un aumento en estas áreas y un recorte en los fines militares, precisando que los sistemas de armas avanzadas son inútiles para hacer frente a las nuevas amenazas a nuestra seguridad. Alguien necesita hablar en nombre de nuestros hijos y nietos, porque es su mundo el que está en juego.

En fin, necesitamos persuadir a nuestros representantes y líderes electos de apoyar los cambios dibujados en el Plan B. Necesitamos presionarlos para alcanzar estos cambios como si de ellos dependieran nuestro futuro y el de nuestros hijos, porque realmente es así.

Cultura ambiental
Edúquese en aspectos medioambientales. Si usted encontró el libro Plan B 3.0: Mobilizaing to Save Civilization   útil, compártalo con otros. Puede ser descargado gratuitamente desde el website del Earth Policy Institute en inglés. Si usted quiere saber qué sucedió con civilizaciones anteriores que también se encontraron en apuros ambientales, lea Colapso, de Jared Diamond o A Short History of Progress, de Ronald Wright.

Si le gusta escribir, ponga a prueba su mano en algún artículo de opinión para su diario local sobre la necesidad de aumentar los impuestos sobre las actividades ambientalmente destructivas y de compensar esto con una bajada del impuesto sobre la renta. Intente enviar una carta al director. Junte su propia lista personal de direcciones de e-mail para ayudarle a comunicar información útil a los amigos, a los colegas y a los líderes de opinión locales.

La hora de la acción
La escala y la urgencia del desafío al que hacemos frente no tiene ningún precedente, pero lo que necesitamos hacer puede hacerse. Es factible. Siéntese y proyecte su propio plan y horario personales para lo que usted quiere hacer para mover el mundo de una trayectoria dirigida hacia el declive económico a una de progreso económico sostenible. Fije sus propias metas. Identifique a la gente de su comunidad con la que usted puede trabajar para alcanzar estas metas. Escoja un tema que sea significativo para usted, tal como la reestructuración del sistema fiscal, la prohibición de bombillas ineficaces, la eliminación progresiva de las centrales eléctricas con carbón, o trabajar para conseguir calles exclusivamente peatonales y amigas de la bicicleta en su comunidad. ¿Qué podría ser más emocionante y gratificante?

La opción es nuestra, suya y mía. Podemos seguir como de costumbre y mantener una economía que continúa destruyendo sus sistemas de apoyo naturales hasta que se destruye ella misma, o podemos adoptar el Plan B y ser la generación que cambia la dirección, moviendo el mundo hacia una trayectoria de progreso sostenible. La decisión será tomada por nuestra generación, pero afectará la vida en la tierra de todas las generaciones que vengan.


<< Artículo anterior "Movilización para salvar la civilización (1/2)"


- - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - -
Adaptado del capítulo 13, “The Great Mobilization”, en Lester R. Brown, Plan B 3.0: Mobilizing to Save Civilization (New York: W.W. Norton & Company, 2008), disponible para descarga gratuita y compra en www.earthpolicy.org/Books/PB3/index.htm.


Lester R. Brown - Earth Policy Institute
www.earth-policy.org