You are here

Nuestra Tierra de cada día

Desde un  distancia de casi 1,5 millones de km de la superficie terrestre (punto de gravedad neutral o de Lagrange), el satélite DSCOVR: EPIC o Earth Polychromatic Imaging Camera toma cada día (desde el 8 de junio de 2015 que quedó en órbita) una serie de imágenes de nuestro planeta. Son imágenes de una gran calidad de nuestro hogar (con 2 días de retraso), en una vista completa del mismo. Una oportunidad que gracias a la tecnología más avanzada de la humanidad nos permite cada día gozar de la "perla azul" que nos acoge.

El DSCOVR  u Observatorio Climático del Espacio Profundo, a parte de ofrecer fotografías de la Tierra mantiene, entre otros la vigilancia de parámetros ambientales como el viento solar en tiempo real, un dato crítico para la precisión y el tiempo de espera de las alertas y pronósticos del clima espacial de la agencia NOAA. Sin advertencias puntuales y precisas, los fenómenos meteorológicos espaciales como las tormentas geomagnéticas causadas por los cambios en el viento solar tienen el potencial de perturbar importante en casi todos los sistemas de infraestructura pública principales, incluidas redes eléctricas, telecomunicaciones, aviación y GPS.

Como decíamos el medidor más importante del DSCOVR es el PLASMA-MAGNETOMETER (PlasMag) el cual mide la actividad del viento solar para proporcionar una advertencia altamente precisa y rápida de la actividad geomagnética solar o  tormentas de viento solar con una anticipación de hasta una hora por la distancia en la que se encuentra respecto a la Tierra. El conjunto de instrumentos PlasMag es uno de los equipamientos más interesantes instalados en el DSCOVR ya que incluye un magnetómetro de vector de flujo, un detector de ion positivo de viento solar Faraday Cup y un analizador electrostático de electrones. Este grupo de instrumentos proporcionan en su conjunto datos de medición de parámetros del espacio profundo que impactan sobre nuestro planeta en tiempo real y de alta precisión.

El otro interesante instrumento de este satélite y que es el que resaltamos en este artículo es la cámara EPIC de imágenes policromáticas mejoradas de la Tierra. Se trata de una cámara que proporciona fotografias espectrales globales de toda la cara de la Tierra iluminada por el sol, vista desde una órbita alrededor del punto 1 de Lagrange (L1), el punto de gravedad neutral entre la Tierra y el Sol. Gracias a la posición de este satélite, la cámara EPIC puede ver toda la Tierra iluminada por el Sol desde el amanecer hasta el ocaso en un ángulo de dispersión casi constante entre 165-178 °. Este ángulo de apertura tiene una superposición mínima con los ángulos de dispersión de otros satélites. Las observaciones de la cámara EPIC desde la posición L1 proporcionarán una perspectiva angular única y se pueden combinar con otras mediciones científicas.

Tres imágenes de la Tierra obtenidas con el satélite DSCOVR. A la izquierda el paso de un eclipse solar, en el centro una imagen nocturna y a la derecha la visión del mundo mediterráneo.

La cámara EPIC (Earth Polychromatic Imaging Camera) es un espectrorradiómetro de 10 canales (317 - 780 nm) abordo de la nave espacial DSCOVR (Deep Space Climate Observatory) de la NOAA que proporciona 10 imágenes instantáneas espectrales de banda estrecha de toda la superficie de la Tierra iluminada por el sol con un detector CCD de 2048x2048 píxeles acoplado a un telescopio Cassegrain de 30 cm de apertura.

Las imágenes de EPIC se usan en aplicaciones científicas para medir cantidades de ozono, cantidades de aerosoles, altura y fase de la nube,propiedades de la vegetación, propiedades de la tierra de hotspot (una vista de la tierradesde ángulos donde las sombras son mínimas) y radiación UVestimaciones en la superficie de la Tierra. Los datos ca`tadps incluyen: el espesor total de la la capa de ozono, el índice de aerosoles dispersos en la atmósfera, el espesor óptico de aerosoles, el espesor y alturas de las nubes, el albedo de superficie terrestre,el índice de vegetación, el índice de área foliar, el balance energético de la Tierra y lógicamente la imagen coloreada de la superficie terrestre iluminada por el sol. Estas imágenes permiten obtener datos son de interés para la ciencia del clima, así como para la hidrología, la biogeoquímica, la ecología.

Este satélite fue promovido en 1998 por Al Gore cuando era vicepresidente de los Estados Unidos. El propósito original del satélite era proporcionar una vista continuada de la Tierra entera y captar las imágenes en vivo de nuestro hogar. Al Gore pretendía disponer de un instrumento de concienciación sobre la Tierra que actualizara la influyente y única fotografía de nuestro planeta entero llamada también Blue Marble tomada por la misión Apolo 17 en 1972.

Sin embargo, cuando este perdió las elecciones presidenciales el gobierno entrante de Bush paralizó el proyecto aunque todo el instrumental estaba listo para ser puesto en órbita y la NASA consideraba que era un satélite imprescindible. El presidente Bush no quería que la humanidad pudiera ver las imágenes de su planeta pues consideraba que contribuían a la conciencia ambiental planetaria. Finalmente,  Al Gore (esto se explica detalladamente en el film Una verdad muy incómoda) logró convencer a Barack Obama para que desenpolvara de un almacen de la NASA este satélite y se actualizara su instrumental y objetivos. El DSCOVR fuera lanzado con éxito el 11 de febrero 2015 y desde el 8 de junio 2015 proporciona datos e imágenes de nuestro planeta. 

Artículo elaborado por la redacción de terra.org. Fotografías del satélite DSCOVR

actualizado: 
29/03/2018
parte de: