You are here

Plantas beneficiosas y descontaminantes del aire de tu casa

parte de: 
actualizado: 
02/12/2016
compartir: 
  • Facebook
  • Twitter

Una persona respira alrededor de unos 27 kg o 22.500 litros de aire al día. Por la vía respiratoría nuestro organismo se contamina. Las plantas limpian el aire que nos rodea de sustancias contaminantes. Hace años que circulan colecciones de plantas descontaminantes y antiradiación, incluso se pueden encontrar libros como Plantas beneficiosas y descontaminantes.  Las hojas de las plantas pueden absorber ciertos químicos orgánicos y destruir estos productos químicos mediante un proceso llamado "descomposición metabólica".

Un estudio de 1989 dirigido por el Doctor Bill Wolverton, director de la organización ambiental Wolverton Environmental Services valoraba sin embargo, que no todas las plantas son capaces de depurar todas y cada una de las partículas nocivas que hay en nuestros hogares tales como el formaldehído  (presente en la madera aglomerada y textiles del hogar), el xileno (se desprende de pinturas, tintes, gomas), el tricoloretileno (usado en barnices, pinturas, detergentes) o el monóxido de carbono (típico de la combustión de calderas). Algunas de esas sustancias causan dolencias y se sabe que la exposición prolongada al xileno y al benceno, por ejemplo, pueden ocasionar dolores de cabeza, pérdida de apetito y somnolencia.

El tiesto diseñado por el equipo del Dr Wolverton está diseñada especialmente para asegurar el máximo flujo de aire tanto por las raíces y hojas como también por el carbón activado permitiendo que el aire se limpie más eficientemente. El tiesto también tiene permite regular la cantidad de agua por semana según la humedad en el aire. Combinando la hidroponía, la circulación del aire y la capacidad natural de las plantas para limpiar el aire, el Dr. Wolverton y su equipo diseñaron el Plant Air Purifier® un producto que garantiza el mejor crecimiento para las plantas con la finalidad que pueden descontaminar de la forma más eficiente posible el aire interior y reducir así la exposición de las personas a sustancias tóxicas.

Posteriormente, en 1994, un grupo de científicos alemanes descubrieron la vía metabólica por la cual algunas plantas podían reducir un contaminante como el formaldehído. Para ello marcaron vapore de formaldehido con carbono radiactivo 14 y siguieron su absorción y destrucción metabólica dentro de la planta conocida como cintas, araña o malamadre (Chlorophytumn comosum). Gracias a este experimento se pudo observar como el formaldehído se se metabolizaba y se convirtía en productos tisulares vegetales tales como ácidos orgánicos, azúcares y aminoácidos. Así mismo, las hojas de las plantas producen iones negativos a medida que transpiran agua. Por lo tanto, las plantas que tienen las mayores tasas de transpiración producen los iones más negativos. En definitiva, las plantas pueden contribuir a limpiar la atmósfera de nuestro hogar cuando esta está cargada de determinados contaminantes (1).

Tener plantas en una vivienda proporciona múltiples ventajas. A parte de decorar y crear un entorno agradable, absorben CO2 y liberan oxígeno, reducen la temperatura ambiente y, entre muchas otras capacidades, limpian el aire de sustancias contaminantes. De todas ellas señalaron especialmente cinco plantas ornamentales muy útiles para un hogar más sano.

De izquierda a derecha Cereus peruvianus, Sansevieria trifasciata y Spatophyllum blandum.

Sansevierias o lengua de tigre (Sansevieria trifasciata)
Se trata de un planta de origen sudafricano a l que le encanta el pleno sol capaz de aguantar temperaturas muy altas (hasta 40 ºC e incluso bajas (-5ºC) y tiene muy pocos requerimientos siendo incluso el exceso de riego su peor enemigo. Es una planta que se desarrolla incluso con luz artificial. Sus tallos verticales la hacen ideal para interiores poco espaciosos y es especialmente útil como barrera a la radiación electromagnética.  Esta planta es ideal para eliminar el benceno, el xileno y tolueno, el tricloroetileno y el formaldehído.

Cactus del ordenador (Cereus peruvianus)
Es una planta de lugares cálidos, pero también soporta los ambientes fríos (hasta -2ºC) y secos. También llamado cáctus del ordenador por ser uno de los más efectivos para minimizar el impacto de la radiación electromagnética (E-M) de aparatos electrónicos y telecomunicación, especialmente en personas sensibles. La capacidad de absorción de las radiaciones dicen que es mejor en las sus tallos tienen seis caras, aunque las de cuatro caras y muchas ramificaciones también son muy absorbentes. En este sentido se ha demostrado que en el hogar incrementa los iones negativos que reducen el riesgo de insomnio o cefaleas. Entre las variedades ornamentales destaca la variedad “Fairy Castle” que posee las mismas características que los grandes ejemplares de México de donde es originario y goza de una estéticamente más bonita que otras variedades no menos efectivas con las radiaciones E-M.

Espatifilo, cala, flor de la paz, vela del viento (Spathiphyllum blandum)
Estas planta con una flor conspícua son longevas. Hay especies en Brasil, México, Malasia y el oeste del Pacífico y su hábitat natural son las riberas fluviales. Por su origen tropical puede soportar ambientes con poca luz y por tanto estar a la sombra, aunque requiere más atención en cuanto al riego y a disponer de un ambiente sin corrientes de aire, la temperatura ideal para su desarrollo es por encima de los 18ºC. Las plantas del género Spathiphyllum, también absorbían los cinco contaminantes en el aire analizados por el informe de Wolverton (el formaldehído, el benceno el tricloretileno, el xileno y el monóxido de carbono).

De izquierda a derecha, cintas, helecho de Boston y hiedra, tres plantas con alta capacidad para descontaminar el aire interior.

Cintas,  araña, malamadre (Chlorophytum comosum)
Sin duda es una planta excepcional por ser muy resistente. Se dice en jardinería que es una planta casi imposible de matar. Tiene una gran cantidad de follaje rico y cuando florece estas pequeñas flores blancas. Es una de las plantas más potentes para combatir contaminantes del aire como el benceno, el formaldehído, el monóxido de carbono y el xileno, un disolvente utilizado en el cuero, el caucho y las industrias gráficas. Como ventaja adicional, esta planta también se considera una planta inocua para las mascotas de la casa. Las plantas de las cintas son increíblemente fáciles de reproducir y prosperan en temperaturas caseras frescas con luz solar indirecta y con poca agua. .

Hiedra (Hedera helix)
La hiedra común (también denominada yedra común) es una planta trepadora de hojas perennes muy común en la jardinería mediterranea y ampliamente utilizada con fines medicinales. Se caracteriza por su capacidad de trepar por las paredes y los árboles y sus hojas siempre están verdes, son lisas y brillantes, y tienen un débil olor aromático. Precisamente por su elevado metabolismo su capacidad de descontaminación del aire es elevada. Es una planta muy resistente tanto en ambientes de interiores como de exteriores..

Helecho de boston (Nephrolepis exaltata 'Bostoniensis)
El helecho es una planta muy agradecida, capaz de crear una tupida mata de 50 a 60 cm de altura. Las hojas, frondosas y largas son muy elegantes y es una planta que se adapta tanto a ambientes externos como interiores. Se aprecia por que es capaz de reducir la cantidad de contaminantes especialmente de formaldehido y benceno. El benceno se encuentra en ambientadores, productos de limpieza, humo de tabaco,  muebles barnizados.

De izquierda a derecha, Raphis excelsa, Epipremnum aureum y Ficus robusta.

Palma de bambú o palmerita china (Raphis excelsa)
Esta planta originaria de Asia se adapta en condiciones variadas, llegando a alcanzar los 3 metros de altura. Aunque es de crecimiento lento al principio a medida que se adapta a su espacio se acelera su crecimiento que también va ligado a la edad. Es una planta de interior que en el exterior rehúye el sol, le gusta un ambiente sombreado, húmedo y de suelo fértil. Es menos efectiva que las dos anteriores pero se comprobó que su presencia permite eliminar el formaldehído, el xileno y el amoníaco.

Potus (Epipremnum aureum)
Quizás es una de las plantas más comunes en la ornamentación vegetal por su enorme resistencia. Es originaria del sudeste asiático y Nueva Guinea, pero se adapta muy bien a cualquier entorno gracias a su resistencia y requiere de cuidados mínimos. Puede sobrevivir en entornos de entre 17 y 30º de temperatura y tolera bien el riego mínimo. La forma más común de disponerla es desde una maceta colgada para que las hojas cuelguen. De esta manera también se evita los problemas de su toxicidad para gatos y perros. Es muy eficaz para depurar el formaldehido, el xileno y el benceno.

El árbol de caucho (Ficus robusta)
Como su nombre indica puede llegar a ser un árbol, aunque en la versión ornamental como planta interior raras veces lo consigue. Esta planta, de origen asiático, es resistente, soporta las altas temperaturas, y crece bastante rápido, por lo que hay que disponerla en un lugar con espacio.  Se comprobó que sobretodo eliminaba el formaldehído del aire y que era muy interesante para mantener la humedad del ambiente.

Articulo elaborado por la redacción de terra.org.