You are here

¿Qué debo tener en cuenta si quiero comprar una bicicleta urbana?

¿Qué debo tener en cuenta si quiero comprar una bicicleta urbana?
Arturo (Córdoba)


Hay el tópico que para circular por ciudad lo mejor es una bicicleta de última mano, vieja y cuchumbrosa por aquello que si la roban se pierda lo menos posible. Sin duda, el robo de bicicletas urbanas constituye una verdadera plaga en muchas ciudades y un hecho que impide a muchas personas dar el paso para adquirir una buena bicicleta y moverse de forma cómoda. Lamentablemente, las autoridades no le prestan la atención necesaria por considerar que una bicicleta no constituye un valor económico relevante (como un coche que genera impuestos, ingresos por multas, y eleva el PIB nacional). Así las cosas, lo primero que se debe valorar es que junto al precio de la bicicleta adquieras un sistema antirrobo de tipo 6 o alta seguridad que pueden costar fácilmente unos 70 euros. Aunque compres una bicicleta de segunda mano por menos de 100 euros no dudes que hay que añadirle a este presupuesto el antirrobo.

La segunda opción es que si compras una bicicleta de segunda mano lo hagas en una tienda donde puedan garantizarte que no ha sido robada. Asegúrate que si lleva número de serie realmente este pertenece a un propietario que la ha vendido legalmente. Recuerda que si obtienes una bicicleta sin garantías cualquier día puede serte confiscada.

La tercera opción es comprar una bicicleta nueva para tus desplazamientos en el circuito urbano lo primordial es que sea cómoda, saludable y de fácil manejo. Entre las características básicas de estas citybike destacan dos elementos claves que son la ergonomía y el equipamiento.

En el apartado de la ergonomía la forma de bicicleta es esencial así como las medidas de la misma para que se adapten a tu constitución. El cuadro bajo facilita apearse de la misma lo cual es importante en la circulación por ciudad. Igualmente, es muy recomendable que valores dotarla de un sillín ergonómico del tipo Duopower que evita las molestias en las partes perineales (aunque quizás a algunas persones les cueste un cierto tiempo de adaptación). La zona perineal es la ocupada por órganos que participan en la función sexual y reproductiva. Tanto para las mujeres como para los hombres, sentarse sobre las mismas, no es nada saludable. En este sentido abogamos por la necesidad de romper con los propios tabúes relacionados con el sexo que han impedido que durante décadas se divulgara poco la incidencia sobre la salud de las personas causada por los sillines de las bicicletas. El diseño de los sillines convencionales o incluso los llamados antiprostáticos en la mayoría de las bicicletas obligan a que la mayor parte del cuerpo repose sobre una de las zonas del cuerpo humano más delicadas.

En cuanto al equipamiento lo más recomendable es que disponga de un cambio de marchas interno de SRAM, Sturmey-Archer o Shimano. Un cambio interno te evitará del mantenimiento del mismo y sobretodo porqué puede cambiarse estando parado. Esta última característica permite llegar a un semáforo con una marcha corta y salir del mismo con una marcha larga sin necesidad de aplicar más fuerza para arrancar. El esfuerzo de las rodillas por el inicio del pedaleo es una actividad que acaba por lastimar las rodillas. Si quieres ya una bicicleta urbana de lujo instala un cambio interno tipo SRAM Dual Drive que conjuga lo bueno y mejor del tradicional externo y del interno y da una gran versatilidad a la típica marcha urbana de parada-arranque con 24 velocidades. Unos buenos frenos también son imprescindibles y unas cubiertas resistentes a los pinchazos (aunque también se pinchan) pueden evitar algo de mantenimiento o imprevistos.

Finalmente, considera la posibilidad de que tu bicicleta urbana sea plegable. Esta opción es muy recomendable si en tus desplazamientos debes combinar con transportes públicos, si además dispones de poco espacio en casa o porqué debas subirla a un piso sin ascensor por el hueco de la escalera. Otra ventaja es que podrás entrarla en casi cualquier parte con lo que podrías prescindir del sistema antirobo. Existen en este sentido dos marcas de calidad: Brompton y Dahon. La primera ofrece modelos sólo con bicicleta de 16 pulgadas mientras que Dahon tiene modelos en 20 pulgadas (aunque también en 16 pulgadas) con un equipamiento de serie muy versátil según las necesidades del usuario. Por otra parte Dahon es el único fabricante que ofrece un modelo plegable de precio razonable que sólo pesa 8,7 kg y una con asistencia eléctrica al pedaleo cuyo peso es de 17 kg. Las ventajas de la bicicleta plegable traspasan el ámbito puramente de una citybike puesto que la misma puede usuarse durante las vacaciones, para viajes en avión, tren y barco, etc. Se encuentran bicicletas plegables de gran calidad y buenas prestaciones desde 400 euros.

Sea cual sea la opción de bicicleta urbana que decidas recuerda de instalarle timbre, luces de posición trasera y delantera y reflectantes en las ruedas. Todos estos elementos confieren seguridad a una bicicleta urbana. Por supuesto, si compras tu bicicleta urbana en una tienda que tengan taller mecánico acostumbra a ser garantía de un servicio completo a favor de la satisfacción del usuario.
 

actualizado: 
05/06/2005
parte de: