You are here

Saludable salvia. Infusión para los trastornos dig





Saludable salvia. Infusión para los trastornos digestivos
Una planta que vale la pena cultivar en casa
Las cualidades de la salvia nos las anuncia su propio nombre científico: Salvia officinalis, nombre que parece derivar de la palabra latina salvare (curar). Los antiguos la llamaron herba sacra.
Esta planta pertenece a la familia de las labiadas, una de las más nobles y extensas del reino vegetal, que reúne las principales plantas aromáticas (orégano, menta, romero, tomillo, lavanda...).

La salvia crece espontáneamente en toda Europa meridional. En España abunda en los lugares pedregosos del interior y en los terrenos submontañosos.
Es habitual su cultivo en huertos y jardines por sus diversos usos en la cocina, y también en grandes extensiones, con fines comerciales.

En fitoterapia se usan las hojas y las sumidades floridas de la salvia. Las hojas deben recogerse poco antes de la floración, pues es el momento en que presentan mayor contenido en principios activos. Son ricas en un aceite esencial, constituido por salviol, salveno, pirreno, borneol, eucaliptol y canfeno. Todo ello le confiere a la salvia propiedades tónicoestomacales, carminativas, antisudoríficas y emenagogas (que aumentan, anticipan o provocan el flujo menstrual).

La salvia es especialmente eficaz frente a dispepsias, gastralgias y otros trastornos digestivos.

Ingredientes para la preparación


5 o 6 hojas de salvia


33 cl de agua


Elaboración
Para preparar la infusión, deja 5 o 6 hojas de la planta durante 10-15 minutos en una taza de agua hirviendo (1). Cuélalo y toma muy caliente inmediatamente después de las comidas, en sustitución del café (2).
Texto de la elaboración (2)

secc0003_infusión de salvia

Vuestras sugerencias y otras aclaraciones
* La salvia es muy fácil de cultivar en casa. Esta planta de hoja perenne puede alcanzar una altura de entre 45 cm y 1 m. Se planta en primavera, en suelo ligero y bien drenado (si es húmedo puede pudrirse). Florece de agosto a abril.

* Una vez recolectada y ya seca, guárdala en botes herméticos para su conservación.