You are here

Tarta de requesón y fresas





Tarta de requesón y fresas
Fresas... todo un manjar
En primavera, como nosotros, el huerto se despereza tras los rigores del invierno. Poco a poco nos proporciona nuevos manjares que deberemos recoger pacientemente en la medida que alcancen su punto de sazón.
De las frutas y hortalizas obtenemos más beneficios cuando los consumimos en su época óptima de recolección. Éstos son un tipo de alimentos de los que podemos esperar contribuciones importantes para nuestro equilibrio nutricional.

La fresa, especialmente, es rica en ácido fólico (vitamina B9), el gran regenerador. Su misión es producir nuevas células: glóbulos rojos y blancos, cabello, piel... Un excelente modo de llevar las propiedades de la fresa a la mesa es la tarta de requesón y fresas.


Ingredientes para la preparación


- 150 g de galletas
- 75 g de mantequilla
- 50 g de azúcar
- ralladura de 1 limón

Para el relleno:
- 400 g de requesón
- 100 g de azúcar
- 1 yogur de fresa
- 50 g de leche condensada

- zumo de 1 limón
- 1 sobre de gelatina de fresa
- 200 g de fresas
- unas gotas de colorante
alimenticio rojo (opcional)



Elaboración
Tritura las galletas en un cuenco y mezcla con la mantequilla, el azúcar y la ralladura de limón. Forra con esta mezcla la base de un molde desmontable (1). A continuación, pica 50 g de fresas y vierte sobre la base de galletas (2). Seguidamente, vierte en la batidora el requesón, el azúcar, el yogur y la leche condensada (3) y bate bien. Diluye la gelatina con el zumo de limón, e incorpora esta mezcla al requesón preparado (4), añadiendo unas gotas de colorante alimenticio rojo (opcional). Bate bien hasta obtener una masa homogénea. Por último, vierte el relleno en el molde e introdúcelo en el frigorífico hasta que la tarta esté bien cuajada (5). Antes de servir, desmolda y adorna toda la superficie con las fresas restantes, fileteadas (6). Sencilla, suave y deliciosa, ya tienes la tarta lista para servir.


secc0002_tarta requesón y fresas

Vuestras sugerencias y otras aclaraciones
* Si calientas un poco el zumo de limón, verás qué fácil se diluye la gelatina.




actualizado: 
27/02/2003
parte de: