You are here

Terra ecotienda, ecología práctica con criterio

El logotipo de la tienda on line de productos ecológicos de la Fundación Tierra.

Septiembre, 2012.- La ecotienda de la Fundación Tierra, no tiene por objetivo ser sólo un escaparate de utilidades ecológicas. La Fundación Tierra, responsable de esta tienda y de sus contenidos, pretende que sea también un catálogo de buenas prácticas para pasar a la acción ecológica. Y en estas buenas prácticas subyace los criterios preliminares para la propia selección de productos, puesto que las herramientas que impulsamos deben cambiar hábitos, ser de calidad, durables, respetuosas con el entorno, etc.

Los siguientes criterios a la hora de seleccionar los productos son la razón que nos diferencia de otras tiendas on line de productos "eco". Nosotros no vendemos distintas variedades de un mismo producto, sino que escogemos el que consideramos "mejor" según distintos criterios y después de haberlos probado. Nuestro departamento técnico evalúa las características y los valores ambientales que emanan de cada producto, y son también los propios trabajadores de la oficina de la Fundación Tierra que, con su experiencia personal, los prueban en su vida cotidiana e identifican las cualidades antes de decidirnos a ponerlo a la venta. Para más detalles sobre cómo funciona la selección de productos en nuestra ecotienda y cuáles son nuestros criterios, visita la sección Comprar con nosotros.

 

Límites al "made in China"

Una de las habituales paradojas ambientales actuales es que muchos de los productos que consumimos se transportan miles de kilómetros antes de llegar a nuestra manos, ya que aunque se diseñen en Europa, se fabrican en China. Es algo de lo que cada vez es más difícil escaparse... Sin embargo en nuestra ecotienda, -excepto algunos juguetes que funcionan con renovables-, buscamos que todos los productos sean de producción local tanto como sea posible, -entendiendo ésta como la región europea. Creemos que es fundamental que detrás del proceso de un producto no quede un rastro de contaminación tóxica esparcida por el medio ambiente, como sucede en la mayoría de las factorías chinas, ni que la huella ecológica del transporte sea demasiado alta. Lo mismo opinamos respecto a los trabajadores que intervienen en cualquier fabricación, a los cuales habría que garantizar que se respetan sus derechos laborales, lo que no parece una tónica habitual en el país asiático. En nuestra selección de productos de la ecotienda, también priorizamos aquellos productos que disponen de alguna certificación independiente.

 

Pequeños gestos cotidianos

Para la ecotienda de la Fundación Tierra no es tan importante la venta del producto, como el gesto que éste puede ayudar a cambiar. Tratamos de facilitar la adquisición de productos o herramientas que permiten cambiar hábitos. De hecho, el objetivo principal de la tienda es facilitar productos que permitan pasar a la acción ecológica práctica, -siguiendo los objetivos fundacionales de Fundación Tierra. Por eso, impulsamos productos que además sean sinérgicos entre ellos respecto a los hábitos caseros. Así, por ejemplo, promovemos la horticultura urbana de terraza o balcón, pero también los microhuertos, en especial el autocultivo de germinados de semillas alimenticias dado que tienen un elevado contenido nutricional. De esta actividad de cultivo urbano, podemos obtener complementos para nuestra dieta. A partir de estas fuentes alimenticias animamos a que sean procesadas con la energía del sol a través de hornos y cocinas solares, o incluso secados con el calor solar. Con los restos del procesado solar de nuestros alimentos animamos a que se reintegren en el ciclo de la fertilidad de la tierra gracias a la digestión de las lombrices rojas de los restos vegetales de nuestras comidas. Del vermicompostaje obtenemos el estupendo humus de lombriz, un potente fertilizante que podemos usar nuevamente en las mesas de cultivo de nuestra terraza donde cultivamos hortalizas y plantas nutricionales. Un ciclo solar que empieza con la energía solar y termina con esta. Éste es sin duda uno de los gestos más completos que tenemos a nuestro alcance gracias a las opciones que ofrecen los productos de la ecotienda de Fundación Tierra.

Los alimentos cultivados en la mesa de cultivo urbano pueden cocinarse en una cocina solar parabólica, y los restos orgánicos de la comida, compostarse en el vermicompostador Vermicasa. El humus que producen las lombrices de este compostador sirve para alimentar de nuevo la tierra de la mesa de cultivo, y así cerrar el ciclo.

Información experimentada, trato familiar y envíos reciclados

Detrás de la ecotienda de la Fundación Tierra, no hay más que un reducido equipo humano que vela para que los pedidos sean procesadas adecuadamente y el usuario disponga de una plataforma de compra virtual segura y con garantías. Nuestras fichas de producto, -que por cierto, dicho sea de paso, otras tiendas copian al pie de la letra sin demasiado escrúpulos-, han sido elaboradas por técnicos ambientales de la entidad para que el cliente sepa con todo lujo de detalles el funcionamiento del producto que quiere comprar. Y esto es posible porque los primeros usuarios de los productos que vendemos es la propia Fundación Tierra: predicamos con el ejemplo. Ésta es la razón por la cual nuestro catálogo no es muy extenso. Sólo vendemos aquello que pondríamos en nuestros propios hogares.

Finalmente, si te decides por algún producto, ya te avanzamos que reutilizamos embalajes diversos para preparar los envíos. Eso nos da algo más de trabajo que no usar cajas de cartón estándares, pero es también parte de nuestro compromiso realista.


La diferencia: beneficios a favor de una entidad social, Fundación Tierra

Los beneficios de la venta de los productos ecológicos se reinvierten en distintos proyectos de la Fundación Tierra a favor del medio ambiente, que no cuentan con financiación propia. Por ejemplo, existen campañas de divulgación ambiental o proyectos de energías renovables que no disponen de recursos para auto-financiarse si no es a través de los recursos económicos que proceden de otros proyectos o de donaciones. Un ejemplo de estas actividades sin financiación propia es esta misma web www.terra.org que proporciona información ambiental independiente, sin publicidad. Conscientes de la necesaria solidaridad con los más desfavorecidos, la entidad también participa en proyectos de cooperación en colaboración con otras entidades, especialmente en el campo de la implantación de la energía solar doméstica en los países en vías de desarrollo. Así que los recursos generados por las ventas de productos en la ecotienda de Fundación Tierra no van a engrosar bolsillos privados, sino que se reinvierten en proyectos medioambientales destinados a la sociedad.

 

Si quieres saber más sobre la tienda de productos ecológicos de Fundación Tierra:

Los criterios que definen la selección de productos: Terra ecotienda, ecología práctica con criterio
Un regalo para la nueva etapa de la ecotienda: La nueva Terra ecotienda, un compromiso ecológico con regalo
La historia de la tienda desde sus inicios: La tienda de Terra.org: Biohabitat, diez años de historia on line

 

actualizado: 
07/09/2012
parte de: