You are here

Usar y tirar





Usar y tirar
seca25a_usar y tirar
En nuestro hogar utilizamos muchos artículos de un solo uso.

seca25b_usar y tirar
Prefiere los trapos de cocina y los cubiertos y vajilla de vidrio o cerámica.

Tirar la casa por la ventana
Los artículos de usar y tirar están invadiendo cada vez más nuestros supermercados, estancos y otros establecimientos comerciales. Cada año, en España producimos unos 17 millones de toneladas de residuos domésticos, siendo el 60 % del volumen de éstos embalajes y envases, que muchas veces tiramos tras haber comprado y desenvuelto el producto en cuestión.

En cualquier hogar al que entremos normalmente encontraremos muchos artículos que sólo se usan una vez y que después van a parar a la basura. Entre los muchos productos que podríamos nombrar, los más comunes son las servilletas y los pañuelos de papel, el papel de cocina, los pañales para bebés, las maquinillas de afeitar, los encendedores de un solo uso, etc.

500 años para acabar con un pañal
Los pañales a base de celulosa son uno de los ejemplos más claros del mal que suponen los productos de un solo uso: el uno por ciento de los residuos que van a parar al vertedero son pañales, y éstos tardan una media de 500 años en descomponerse. Si se opta por incinerarlos, se emiten los llamados productos de combustión incompleta (PCI). Entre los más de 300 PCI peligrosos y tóxicos que resultan de la incineración, destacan las dioxinas y los furanos, sustancias que se desprenden en la quema de productos clorados que contienen determinados plásticos y fibras celulósicas.

La incineradora no es la solución
Precisamente el amontonamiento de residuos que ocasionan este tipo de productos de usar y tirar es la razón para justificar una incineradora de residuos urbanos. La incineración no resuelve el problema de la basura, sino que estimula su producción. Para que una incineradora sea rentable como fuente de cogeneración de energía necesita residuos con un alto contenido de materias combustibles. La mayor parte de los artículos de usar y tirar son precisamente de plástico y papel.

No a los productos perecederos
Los artículos de plástico de usar y tirar en muchos casos tienen consecuencias negativas para el medio ambiente. Cada año se consumen miles de millones de encendedores no recargables, bolígrafos de un solo uso, maquinillas de afeitar, platos, cubiertos y vasos de plástico, cámaras de usar y tirar, etc. Todos son productos que no se degradan nunca y que no se pueden reciclar, porque acostumbran a ser combinados de diferentes plásticos asociados a metales soldados por fusión, o porque llevan restos de comida adheridos, que primero deberían ser eliminados para poderlos utilizar en los procesos de reciclado.
Hemos de acostumbrarnos a reducir el consumo de papel higiénico, pañuelos y servilletas de papel, utilizar trapos de cocina en vez de papel y usar siempre cubiertos y vajilla de vidrio o cerámica.

No olvidemos que, para fabricar cualquier objeto, hace falta utilizar materias primas y energía. Todos los artículos hechos de plástico provienen en último término de derivados del petróleo, un recurso natural no renovable. Pasemos de la moda de los productos hechos con materiales que no duren.

Resumiendo ...
Evitemos utilizar artículos de usar y tirar, ya que generan más residuos.

Usemos productos que se puedan reutilizar o recargar. Hay más de los que nos imaginamos.

Si evitamos los embalajes inútiles, produciremos menos residuos.

Te recomendamos dos libros de la Editorial Integral: Háztelo verde (John Button y Friends of the Earth) y El libro del reciclaje (Alfonso del Val).