Vamos a reír como nunca

parte de: 
actualizado: 
18/05/2012
compartir: 
  • Facebook
  • Twitter

A todos vosotros, los creyentes de que el nuevo mundo esta ahí fuera,

el Primero de Mayo tradicionalmente ha sido un día de reivindicación obrera, una fecha en la que se celebra los derechos de los trabajadores, en definitiva, el Estado del Bienestar. Pero las manifestaciones obreras cada vez son menos numerosas, pasó la época obrera sublime. Hoy somos consumistas. Adictos al consumo y al despilfarro. Los bancos, la publicidad, el Estado, las empresas, la insostenibilidad, nosotros. Todos contribuimos a generar esta crisis socioeconómica y moral que vivimos. Muchos, ahora estamos indignados. El mayo 2011 incendió el ánimo de protesta de mucha gente. Las plazas se ocuparon, pero la energía no fluirá hacia el cambio sin nuestra determinación.

En los próximos días, del 18 al 21 de mayo de 2012 se reúnen los estados del G-8, nuestros representantes elegidos pero obedientes a los mercados y el poder financiero. Es hora de que les dejemos sentir nuestro rechazo a esta manera desleal de comportarse por parte de los poderosos. En Chicago muchos grupos sociales intentarán manifestarse. Algunos piensan que si se genera un enjambre humano parecido al de la Primavera árabe nuestros políticos deberán escuchar. Los expertos en seguridad dicen que será un reto descomunal para la ciudad estadounidense si en realidad tienen que hacer frente, no a las protestas tradicionales, sino a una muchedumbre pacífica. Cada vez más entidades sociales son partidarias de tomar el ejemplo de la lucha no violenta pero feroz de Gandhi y Martin Luther King. Si somos capaces de afrontar la indignación con el compromiso del cambio desde nuestro ser, entonces los próximos días, semanas, meses, se gestará la chispa, la erupción, el nuevo hogar espiritual para afrontar el verdadero cambio que necesita la humanidad.

Una campaña de ADBUSTERS contra la reunión del G8.

Movimientos sociales como el que inspira ADBUSTERS ha lanzado la propuesta de que la protesta social tome una visión más estética y fomentar un llamamiento global #LAUGHRIOT para que entre el 18 y el 21 de mayo de 2012 se viva la necesidad del cambio, no sólo desde la indignación, que también, pero con un aroma fresco y nuevo. Imaginemos pues la globalización de la risa, millones de personas en todo el mundo deciden tomar unos minutos fuera de sus rutinas habituales, compartir juntos con amigos y familiares, para generar una cascada global de risa escandalosa a modo de flash mob. Transformar este flujo de energía, de nuestra risa global, para que los jefes de la élite de nuestros países sientan nuestro compromiso realista.

En un momento en que nuestro experimento humano está cediendo ante la austeridad, la locura financiera y económica de la angustia, es algo absurdo, extraño e incluso demente, que los ocho representantes de los estados más poderosos del mundo sigan tratando al pueblo al que representan como su “negocio”. Y para ello se reúnen a puerta cerrada y protegidos por alambradas y cordones armados que pagamos entre todos.

Un llamamiento mundial LAUGHRIOT podría romper la pátina de legitimidad que esgrime el G-8 y así reírse de la Cumbre de Camp David y de nuestro actual modelo capitalista, que no es más que una farsa que los políticos representan con las entradas que pagamos para esta función indecente que representan.

Los activistas de ADBUSTERS proponen una risa en global para que ésta sea el alivio que todos hemos estado esperando: el momento en que, en un estallido colectivo sin precedentes en el mundo, nos partamos de la risa. Que esta energía global sirva para el despertar súbito de todas las personas y nos recuerde que el único poder de nuestros líderes es el poder que les damos con nuestro voto y obediencia. Que nuestro poder está en el espíritu de cada uno de nosotros y éste no nos lo pueden arrebatar ni con torturas…

Vamos pues a reír como nunca hemos reído antes el día 18 de mayo 2012.

Artículo inspirado en la propuesta de Cultura Jammers HQ LAUGHRIOT #