You are here

Agua pura desde el grifo, agua de calidad sin CO2





Agua pura desde el grifo, agua de calidad sin CO2 ##fechadiario##
Cultura histórica acuática en el Centro de Visitantes del Parc de l'Agulla


La Sequia a su llegada al Parc de l'Agulla


Una parte de los amigos brindadores en plena inspección de las aguas que llegan al grifo antes de la potabilización.


 La central purificadora de osmosis inversa


El agua de rechazo de la osmotización no se tira, directa va al depósito amarillo, que no queda mal integrado....faltas los helechos que estan por llegar para entonar con verde


A la derecha agua pura, a la izquierda agua para fregaos ZEN







































Lo que sigue es como una celebración del vivir más ecológico ahora que el cambio de calendario ofrece la oportunidad de además de números, cambiar actitudes.

El agua de boca de Manresa, ciudad del centro de Cataluña, tiene un recorrido histórico y un sabor normalillo.
Hace ya 600 años se hizo necesario en plena sequía resolver como abastecerse de agua para el riego de las huertas y superar hambrunas y avateres de la higiene de aquellos tiempos. Un hábil ingeniero de los de entonces cogió su caballo y salió de Barcelona con las baras de medir, sus papeles y su ilusión. Planificó 5 años para unas obras que tardaron 44 debido a las chaladuras de los dominantes de antes... con la iglesia se topó. La obra en cuestión fue y es, ya que está en pleno servicio, la Sequia/Acequia de Manresa, que comienza cogiendo el agua del río Llobregat desde una represa a 26 km de la ciudad y con solo 10 metros de desnivel, pasa por 71 puentecillos, un montón de acueductos e infinidad de paisajes, aromas y reconocidas poblaciones. Esta fue la obra que aún hoy, lógicamente con sus mejoras, llega hasta el embalse del Parc de l'Agulla, donde 200 millones de litros se almacenan para tener una reserva de 5 días de abastecimiento de la red de agua potable de la ciudad y va soltando el agua a la planta potabilizadora que hace lo que toca para que llegue hasta los grifos y retretes, con garantías de que no se metan en el cuerpo cosas que no deben.

Y por qué te cuento esta historia, pues es sólo porque acabo de enterarme con detalle de ella en el Centro de Visitantes que tiene la empresa de aguas de la ciudad en el mismo embalse, convertido en agradable espacio de relajos con unas vistas de alucine de la montaña serrada, Montserrat. Visita, por tanto, totalmente recomendable, no te digo na de lo que espero de los 26 kilómetros de vía azul para recorrer en bici o a pie y a la que me espero hasta la primavera.

Bien, me he querido enterar de ello porque hoy ha sido un día especial, y es que he estado en la inauguración de una instalación doméstico-familiar de mejora del agua de boca de una vivienda de Manresa que recibe el agua gracias a la senda que marcó aquel ingeniero medieval, el trabajo de un Ministeri de Fomento artesanal y a la bondad de la actual red de distribución hídrica.

La familia en cuestión recibe un agua cargada con el necesario cloro que hace que ella no pueda vivir nada; también llegan sales disueltas y micropartes de la instalación. Midiendo da 300 ppm de TDS (total de sales disueltas). Debido al interés de esta familia por nutrirse lo mejor posible, evitan el consumo de agua embotellada, de mejor sabor pero de huella ecológica bestial, han decidido tomar cartas en el asunto. Resulta que en la cocina, las sopas y cremas van de todo ritmo, por lo que el consumo de agua de boca poco tiene que ver por el prototipo familiar del todo preparado comprado en el súper camino del microondas. Aquí se gastaba una garrafa de 5 litros en poco más de dos días sólo en el agua bebida directa o elaborada.

Y como no hay ascensor y tampoco coche a full time, el trabajillo de ir a comprar el agua, subirla al tercer piso por las escaleras e izarla para su vaciado han mantenido a los usuarios al margen de gimnasios. Ya llevaba tiempo sumándosele el dolor de tirar al contenedor amarillo envases de PET tan chulos y prácticos, petróleo de también doloroso origen e inevitables emisiones de CO2 y luego residuo, con la esperanza de que se convirtiera en fibra para un bonito forro polar de colores chillones después de un perfecto reciclaje. Bueno, y me cuentan de que cuando por descuido el agua embotellada venía igual de Ávila, el dolorcillo aumentaba.

Bien, hoy hemos brindao con agua filtrada por osmosis inversa, que es algo así como un sistema de membrana microporosa por donde solo pasa casi el H20 mágico dejando sales y otros residuos en prefiltros de carbón activo camino, mucha atención, del desagüe. Se da el caso de desechar bendita agua de red clorada y potable que más de 1.000 millones de humanos quisieran, directamente al desagüe al arrastrar ésta el residuo y en la proporción que puede ir de 3 a 10 litros en el peor de los casos por cada litro chachi que llega al depósito. Sabedores de que consumidores de agua de calidad por filtraje de osmosis inversa no toleraban esta situación de despilfarro y de que se han instalado algunos sistemas de recuperación de esa agua de rechazo para aprovecharla en la recarga de cisternas de WC (es el caso del edificio de oficinas de las entidades del Movimiento Laico y Progresista que es emblemático y de referencia) la familia manresana que hoy ha brindado con agua pura del grifo, pues le ha seguido al ejemplo. Lo relevante del día ha sido el sistema integral de recuperación del agua de rechazo con destino a una bonito depósito amarillo chillón que sobre la cabeza del usuario del retrete purificador se recarga gracias a la energía por presión que aporta la misma agua de la red y que hace que la columna suba hasta 1 metro de altura para una vez descargada a las cisterna de mochilla, el depósito de rechazo la inunde para un nuevo servicio. Por cierto, la cisterna por supuesto es de descarga parcial con interrupción a discreción de esta y también lo es de 6 litros de capacidad, un auténtico no va más.

Anda, y porque tanto volumen de depósito?, pues otra novedad, la familia tiene amigos que también tiran de garrafas y que ahora tienen a disposición la recarga no en el súper sino en casa de sus amigos. El sistema se ha previsto para recargar 100 litros de agua a la semana, rechazar el mínimo, entorno a 300 litros por semana con destino al WC y otra novedad: del mismo depósito sale un circuito con rumbo al fregadero, donde un simpático grifo rellenará uno de los dos fregaderos donde la familia limpia sus cacharros durante diversos espacios zen que se busca para ello.

La inversión ronda los 570 euros (equipo de filtraje completo, piecerío, depósito) aquí no se cuenta la mano de obra de la instalación, que al ser prototipal ha llevado lo suyo, pero se estima que manos hábiles en circunstancias parecidas y con el kit apropiado (muro con muro cocina y wc) no va mas allá de una mañana. Cada año se cambiarán 4 prefiltros y cada 2 o 3 años la membrana de osmosis, con un gasto estimado de 150 euros la operación completa (si uno se lo apaña). La familia osmotizada se ha comprometido a gestionar el residuo de la forma más apropiada y ya anda informándose en el punto verde de la ciudad. Debo aquí decirlo, y es que no hay nada perfecto. Los usuarios al preguntarse sobre la producción de carbón activo y membranas de osmosis se han enterao que mucho o casi todo viene de China, que además allá se han destapo problemas de contaminación desde lo procesos industriales de obtención de estos materiales. No sin culpa como consumidores, han decido darle un valor supremo al equipo, cuidarlo con esmero y apurar su utilización con todos los mimos posibles para de esta forma quitarle algo de huella ecológica y social al sistema de filtraje. En fin...

Hoy hemos brindado por miles de kilómetros de transporte de envases y agua que se ahorrarán en emisiones de gases que cambian el clima, por horas y horas de gestión del agua embotellada (compra, transporte escaleras arriba..) y por cientos de envases que nadie tendrá que reciclar o quemar. De lo económico, los números así rápido dan una amortización que no va mas allá de año y medio (aquí se cuentan los cuatro amigos también usuarios y todos sus gastos evitados). Pero la pasta es lo de menos, aquí lo importante es que desde que nace en las montañas, corre rumbo al mar, se recoge y transporta hasta el grifo, se filtra y se consume, un milagroso flujo azul que es sólo vida aporta además una satisfacción inmensa a unos ciudadanos manresanos, amigos incluídos.

Y hoy, último día del año, se han escuchado en el brindis agradecimientos a aquel ingeniero medieval; se ha brindao también por el bendito logro de disponer de agua potable a presión en la vivienda, se ha comentado también que abajo el agua embotellada en manos de la mafia económica y se ha brindado por el objetivo de agua de boca para todos y en todo el mundo, desde la red de distribución y sin filtros de ninguna clase (aquí hay trabajo social amigo). Al final se ha brindao por un mundo con el mínimo CO2 emitido, y es que brindar con agua del grifo es de lo mejor que hay.

La empresa que ha suministrado el equipo de osmosis inversa y soporte de materiales es H20Point de Barcelona y puede facilitar información a los interesados.
El desarrollo de la idea ha contado con la colaboración de la laica entidad promotora de este web.


¿Por qué este diario?