You are here

Aniversario por la Paz con alarma energética





curvaSupTit.gif" border=0>

Aniversario por la Paz con alarma energética

 
02152004_mani
02152004_hummer

¡¡ No olvidamos ¡¡

Independencia versus sucio petróleo

 

Hace un año nuestra sociedad hervía de indignación y angustia: estaba a punto de petar una guerra ilegal, como todas. Hace un año, millones de personas responsables usaron el arma perfecta para enfrentarse a la injusticia y a la sinrazón. En miles de ciudades del mundo, se salió a la calle a gritar no a la guerra. Barcelona reunió más de un millón de personas. Gritaron obrer@s, intelectuales, investigadores, am@s de casa, niñ@s, estudiantes y parados, polític@s de casi todos los colores, la chica de la oficina y el chico del almacén, ricos y pobres. Este clamor por la paz resonó también en New York, Teruel, Berlín, Bombay y miles de pueblos y ciudades de nombres cercanos y lejanos...

Hoy, en la Plaza de Catalunya de esta ciudad tan especial, miles de ciudadan@s proactiv@s con la Paz y la Coherencia, han recordado que ¡NO OLVIDAN¡ lo que paso. Que no olvidan la actitud de un gobierno irresponsable que quizás algún día tenga que dar cuentas ante el Tribunal Internacional de Justicia, de porque participó en una ilegalidad de dimensiones dramáticas. No había ni justificación económica, ni armas de destrucción masiva amenazantes, ni incluso de posición política. No hay razón alguna para competir contra los intereses de equidad y justicia social de la inmensa mayoría de los ciudadanos del mundo. Sin embargo, hoy han vuelto a gritar como antesala de la protesta que se pretende organizar el próximo 20 de marzo, esta vez una celebración como si se tratara del luto de una año del inicio de la destrucción de una ilusión planetaria y de un pueblo destruido. Por cierto, todos sabéis que se vota el 14 M, seguro que hará buen tiempo. Será también una buena fecha para decir democráticamente ¡¡No a todas las guerras¡¡

Por mucho ruido que hagamos, el de una sola bomba es mucho más fuerte, molesto e inhumano. Hay ruidos que pienso que nunca se olvidan, sobre todo si eres niño y ves a tu familia saltar por los aires y en las calles donde juegas con otros amigos. Ahora si se puede salir, pero es para evadirse del dolor y encontrar a la ilusión.

Por cierto, me ha llegado una octavilla de la propuesta social BOICOT PREVENTIU, y hay que ver de lo que se entera uno. Los que están en contra de la guerra proponen ejercer un democrático boicot a 4 empresas y a sus productos. Leo que Marlboro pertenece a la compañía Philip Morris, una de las empresas mas conservadoras de los EUA y más afín a las políticas del partido republicano. Recibe un boicot en su propio país desde los años 80. El BBVA también presuntamente participa de la economía de la guerra, ya que tiene parte de la propiedad de empresas de la industria armamentística como GAMESA y ITP. Esta iniciativa recomiendan no sacar dinero de sus cajeros, no guardar los ahorros en este banco ni pedirles hipotecas. De BP, aunque proyecta una imagen de promoción de las energías renovables, tiene también la mirada puesta en las reservas de petróleo de Irak. También tiene afinidades con la administración Bush. Hizo un donativo de 950.000$ en la última campaña electoral del partido republicano. Coca Cola financió la campaña electoral de Bush y es a la empresa que han acordado boicotear desde diferentes campañas internacionales como símbolo del imperialismo norteamericano. Finalmente, es absolutamente recomendable la visita Boicot Preventivo. Para personas solas, acompañadas, familias, gremios, religiosos y ateos, pasotas y comprometidos, en fin, para todo lo vivo humanizado, con ganas de acción democrática y sin ganas de financiar indirectamente injusticias.
 
Hoy en Irak no está Sadam Hussein y su corte, pero si un pueblo confundido y dolido que llora su suerte día a día. Aunque lo que sí sigue estando son las segundas reservas mundiales de petróleo y unas estructuras económicas que les merece muy poco respeto el futuro de todos. Y la ironía de unas armas de destrucción masiva que no se encuentran pero que seguro serían ridículas comparadas con las que los invasores poseemos. Aunque no dudo que las peores armas de destrucción masiva son la manipulación y el odio.

Lo que son las cosas. Como un observador del acontecer humano que llega donde puede, leo en la prensa dominical que se presenta a bombo y platillo uno de los mayores atentados energético ambientales sobre ruedas que se puedan imaginar. Si has leído este diario en los primeros días del año, podrás recordar como me asuste al ver en New York el primer Hummer de mi vida. Bien, hace un mes ya sabía que el monstruo no tardaría en llegar a nuestros lares. Pues bien, ya esta aquí. Ya se comercializa en nuestro país la mayor maquina civil producto de la industria de la guerra. Una industria que reinventa un todo terreno infame para colocarlo a todos esos perfiles sociales faltos de esencia y de bolsillos aparentemente abultados. El prestigioso diario La Vanguardia, precisamente este domingo con convocatoria pública por la paz, presenta al Hummer: un vehículo subproducto de la guerra, que no sirve para nada en una sociedad que quiere avanzar hacia la sostenibilidad y que es un juguete para niñatos ricos. A pesar de dedicarle dos paginas, no se da un dato clave: el consumo medio de combustible, que consta como no facilitado. Precisamente, con un vehículo que derrocha petróleo por doquier. Os paso el enlace al sitio de una de las organizaciones ambientales más potentes de los EUA, el Sierra Club, por supuesto anti-hummer, y un ejemplar modelo para imitar aquí. Recomiendo no perderse la animación. Y para los que se os suba la tensión, otra organización de manifiesto compromiso. 

Lanzo desde aquí la propuesta de formar uno o docenas de grupos de presión para decirles a usuarios y usureros que sus coches-tanques-hummer contribuyen a la destrucción. Hay que reivindicar con firmenza que son auténticas fábricas de escupir CO2, absolutamente insolidarias y nada necesarias. Debemos decir basta ya de seguir maltratando este mundo que hemos tomado prestado. Debemos protestar energicamente contra un vehículo que consume mucho más combustible que cualquiera de los conocidos, que es indirectamente un producto de la economía militar y que necesita de invasiones por sucio petróleo. En fin un vehículo que es intolerable...y todo para poder permitir fardar a una serie de ineptos sociales.

¡¡No a la guerra, y a sus tecnologías insostenibles¡¡

Hoy, me voy a dormir con una especie de rabia contenida, muy similar a la de hace un año. Bona nit.


¿Porqué éste diario?