You are here

Comedores Escolares Sostenibles, ...¡oleeé!





curvaSupTit.gif" border="0">

Comedores Escolares Sostenibles, ... oleeé!

02232006 Logo MES
02232006 Logo Fundacio Futur
02232006 Degustacion MES

1. La manzana de la ecoconcordia
2. Gran visión defuturo
3. En plena cata del menú escolar


Hace ahora un mes una convocatoria de presentación de un proyecto innovador sobre comedores escolares cautivo mi interés, y es que para los herederos del mogollón en el que estamos, todo avance en calidad saludable y ambiental bien vale la pena.


Hace un mes me fui a conocer el proyecto MES, toda una casualidad de nombre. Responde a una iniciativa de la Fundacio Futur, que entre otras cosas se dedica a la restauración sostenible. MES es igual a Menjador Escolar Sostenible y el pasado 2 de noviembre comenzó su andadura inaugurando la gestión de la cocina de la Escuela Simphonie de Barcelona, la primera estatal que se acoge a los interesantes criterios MES y que permitirá que los chavales se nutran en sus dietas escolares con un buen numero de alimentos procedentes de la agricultura y la ganadería ecológicas y del comercio justo, todo ello acompañado de formación y actividades vinculadas a lo del comer más sano y sostenible.

Toda realización que es avance hacia un mundo más sostenible y solidario se merece una presentación digna, oportunidad para pillar en un rato como oyente, sobre los frutos y el esfuerzo acometidos.

El programa MES incorpora conceptos innovadores en la gestión de comedores escolares como son la calidad de los alimentos, la sostenibilidad, la importancia del acto de comer y la justicia social.
MES está basado en cuatro grandes ejes que aportan una filosofía y un planteamiento integral. Desde el eje alimentario se trabajo con el sabor, la naturaleza, la calidad y la salud. En el eje ambiental se promueve la sostenibilidad, la reducción de residuos, el reciclaje y la reutilización, lo productos de limpieza y el compostaje. En el eje social se fomenta el consumo responsable, la justicia social y la diversidad cultural y en el eje educativo se trabaja la educación sobre la alimentación y sobre consumo, la autonomía y la socialización.

Entre las charlas me he quedao con la de un representante de AltroMercato en Italia, que gestiona con éxito un proyecto de restauración solidaria en Roma y donde a comentado que 330.000 plátanos por semana o lo que es lo mismo 60 toneladas o 3300 cajas de la lejana y tropical fruta se reparten entre las escuelas acogidas al proyecto. También 140.000 barritas de chocolate por semana o lo que es lo mismo 5 millones al año, al igual que los plátanos, todos certificados y suministrados desde las redes solidario de consumo. No está mal salirse del mercado salvaje habitual y entrar con conceptos y nutrientes en el entorno de los que ahora se están formando para un futuro cercano incierto y emocionante.

Me han pasao una plantilla modelo de un menú semanal escolar y la verdad que tiene apetitosa pinta. Incluye la oferta también un menú de régimen y uno vegetariano. Y lo más sabroso de la presentación ha sido pasar a la acción, esta vez como un comensal adulto ante un menú escolar, nostalgia de tiempos lejanos para el que escribe, que siempre soñó con quedarse a comer en el cole no precisamente por la comida y nunca lo consiguió, la gran mama se encargaba del suministro nutricional diario, como buenamente podía.
Las patatas a la importancia, divinas (el tubérculo, la cebolla y los ajos eran ECO (agricultura ecológica) y las especias de C.J (comercio justo). Bueno, la espirales a la boloñesa vegetal, delirio gastronómico (la pasta con quínoa de CJ y la boloñesa 100% vegetal y ECO).
El arroz con vegetales simplemente supremo (arroz de CJ y ECO con un 50% de vegetales ECO). Y el humus casi supera al que yo elaboro, aquí también os garbanzos y las especies eran ECO y de CJ. El lujillo tropical de la piña en su zumo procedía del CJ y la divina naranja llegada de más cerca y aderezada con azúcar de caña y canela de comercio justo, divino dulzor. Todo regado con zumos diversos y ECO por supuesto y algo de vinillo nada peleón, ECO también, faltaría.

Disponible en catalán tienes el manual del programa MES, échale un vistazo sobre todo si tienes posibilidades de influir en el comedor de tu hijo, que siempre será una buena inversión informar de que ya hay lugares donde las cosas del comer se tratan algo mejor. Un tesoro de activismo allá donde estés, para ir sin prisa pero sin pausa alimentando mejor a los que ya son, pensando en los que serán y porque no, en los que comen poco todavía.

Si cuando eres peque te educan en valores sociales y ambientales referidos a lo que comes, como hace ya MES, estoy convencido de que cuando seas menos peque seguro que los alimentos, la gestión sostenible de las despensas agrícolas y ganaderas, el cuidado de la tierra y consumo responsable y justo socialmente dispondrá de humanos bien nutridos y sobre todo bien concienciados. La barriga llena lo justo y saludablemente y la mente llena también de buenos actos y sentimientos, joer suena como a divino,  pintan bien en ese futuro emocionante que nos espera, a grandes y chicos que ahora somos.

Enhorabuena MES y MES y MES...



¿Por qué este diario?