You are here

Cuando soñábamos con la ciudad solar

Poniendo orden en los archivos de la fundación Tierra encontré la nota de prensa que lanzamos con motivo del Día Internacional del Sol del año 2000. Esencialmente, era un documento de denuncia que contenía los argumentos por los cuales esta entidad instaba a rectificar al ayuntamiento de Barcelona respecto a la ubicación de una estética central solar fotovoltaica diseñada por un equipo de ingenieros y arquitectos de nivel. La edil de medio ambiente de Barcelona, la Sra. Imma Mayol no hizo ni caso. La experiencia de nuestra entidad en instalaciones solares fotovoltaicas (en nuestra sede conectamos la primera pérgola solar fotovoltaica de Barcelona a la red eléctrica) nos impulsó a insistir a la municipalidad que una obra pública tan singular como la proyectada por Pigra, no podía acabar en cualquier lugar. Y menos arrinconada como terminó finalmente.

La belleza está en el soporte, lo bello es que produce energía sin emisiones. Foto de la pérgola de la central fotovoltaica de la Vallbona (Barcelona).  Foto: Fundación Tierra.

En el año 2000, el ayuntamiento de Barcelona estaba sumido en instalar centrales fotovoltaicas en edificios públicos y parques en lugar de considerar la opción de promover instalaciones participadas como planteamos años después con el modelo Ola Solar. Una de aquellas,  que luego fueron 22 centrales solares repartidas por la ciudad, estaba inicialmente destinada a ser colocada en la boca sur del túnel de la Rovira con una estructura de pérgola técnica muy elegante de 500 m2, 60 kW de potencia y que permitía el ahorro equivalente a plantar 80 ha de bosque mediterraneo. La opinión de los expertos de la entidad era que la ubicación escogida por el ayuntamiento no era nada recomendable y por ello se propuso un espacio de máxima visibilidad para la ciudadanía.

Detalle de una de las columnas que sostiene la pérgola de la central fotovoltaica de la Vallbona. Foto: Fundación Tierra.

Así pues en el Día del Sol del año 2000 el 23 de junio, la Fundación Tierra convocó a los medios de comunicación para proponer que la pérgola diseñada para la boca sur de un túnel urbano, debía ubicarse en un espacio más emblemático y visible ya que el objetivo de estas centrales era o debía ser la sensibilización ambiental respecto a las posibilidades de las energías renovables.

Fotomontaje realizado el año 2000 de la ubicación de la pérgola solar fotovoltaica en el paseo marítimo y que finalmente acabó en el barrio de la Vallbona de Barcelona. Foto: Fundación Tierra.

Aquel Día Internacional del Sol del año 2000, la Fundación Tierra elaboró un fotomontaje en el que se mostraba como quedaría la mencionada pérgola solar de 500 m2 en un punto del paseo marítimo frente a la llamada playa de la Marbella en una zona de paso para miles de personas en verano y además sería visible desde el cielo. Pensemos que la emblemática pérgola del Forum de Barcelona se construyó posteriormente en 2004.

Como era de esperar, a nuestro llamamiento a la sensatez no hicieron ni caso y la instalación solar, finalmente fue reubicada al lado del Punto Verde del barrio de la Vallbona en un espacio público que el ayuntamiento estimó como inversión en una de las zonas más desatendidas de la ciudad (y todavía lo es). La cuestión es que el barrio merecía en todo caso una inversión más realista que una central fotovoltaica para dar rendimientos al ayuntamiento.

Hoy la instalación sigue funcionando y la pérgola de aquella central fotovoltaica sigue siendo uno de los montajes de ingeniería más logrados y de mayor belleza arquitectónica. Así que al ver el fotomontaje me ha venido la nostalgia. Al menos me pareció de recibo dejar constancia de lo poco idoneo que fue arrinconar una obra solar en un espacio tan poco concurrido.

Como curiosidad, he podido ver averiguar que todas las instalaciones solares fotovoltaicas de aquella época pagadas con dinero público hoy las gestiona una empresa privada. Ni ganas de saber cómo y cuándo se ventilaron este patrimonio colectivo. Sea como sea, la pérgola de la Vallbona de Barcelona merecería un haberse ubicado en un espacio más visible para la ciudadanía y que esta pudiera disfrutar fácilmente de la belleza de una singular máquina solar.

La central fotovoltaica de la Vallbona de Barcelona realizada por la ingeniería Pigra.

Ficha técnica
Ubicación: BARCELONA - DISTRICTE DE NOU BARRIS, BARRIO DE LA VALLBONA, calle Castelladral (frente al Punto Verde de Vallbona).
Tipo: Instalación fotovoltaica sobre pérgola conectada a la red eléctrica
Puesta en servicio: Septiembre 2002 
Superficie de captación solar: 467 m²
Potencia estimada: 57,6 kW pic
Energía estimada: 65.000 kWh/año
Ahorro Teq CO2: 6,954 T de CO2 eq anuales