“Cuerdos” por construir con balas de paja





curvaSupTit.gif" border="0">

“Cuerdos” por construir con balas de paja

02192005_paja1
02192005_paja2
02192005_paja3
02192005_paja4
02192005_paja5

1. Toda casa de paja tiene una ventana especial
2. Maren y Raimón junto al regalo de cumpleaños familiar
3. La Horta de la Viola y oleeé
4. Durante la lección magistral pajera
5. Marem enseñando su pasión técnica por las balas de paja


La Guerrila Eficiente indaga en la construcción solar

El agente M siguiendo instrucciones de la central de la Guerrilla Eficiente ha realizado en el día de hoy una visita al objetivo denominado L'Horta de la Viola, sita en Palafruguell, Girona. El motivo de la operación ha sido el de conocer de primera mano los detalles de la construcción de una caseta de herramientas que tiene la particularidad de haberse realizado en una parte de sus paredes principales y cubierta, con balas de paja. La Guerrilla Eficiente, desde un meditado plan de trabajo, tiene entre sus diversos objetivos para este año en curso, identificar modelos y sistemas constructivos que reduzcan las huellas ecológicas de las viviendas tanto en su construcción como en su utilización y que colaboren por tanto, de la mejor manera con el medio ambiente y sus moradores.

A continuación, el Agente M nos relata los pormenores de su visita:

El parte de la meteo anunciaba anoche sol de bandera, y así ha sido, aunque con un vientecillo fresco considerable. Hemos salido de Barcelona con el coche de acciones, un disimulado Micra con el que me he aplicado en todos los principios de la conducción eficiente,  marchas largas y velocidades moderadas. Para aplicarme también en la reducción de la huella ecológica del viaje quemando sucio petróleo y para alegrar las relaciones humanas, he propuesto a una entrañable pareja de abuelotes enrollaos que se calzaran zapatos para la ocasión y que no olvidaran ropas de complemento. Rumbo al norte, un coche bergantín, no cortada el aire ni volaba, pero si que ha cumplido con su función transportil.

Un característico molino de bombeo de agua de la empresa Tarrago batía sus aspas amarillas con alegres giros. Señal tecnoeolica de que hemos llegado. A la hora prevista, Marem y Raimón nos reciben con bondadosa alegría. Dejo a mis mayores que deambulen por la zona y comenzamos al momento un particular taller de introducción de construcción con balas de paja. Y es que Marem, arquitecta técnica de profesión, y miembro activa de un amoroso club de locos de pasión por las balas de paja, ha montado un tour de practica visita por las infraestructuras de esta finca en crecimiento bajos los principios de la permacultura. En un plis plas he aprendido a coser y cortar por tramos uno de esos súper ladrillo vegetal dorado, una bala de paja especial para practicas. Seguidamente en la visita de rigor a la caseta de herramientas Marem no ha parado de trasladarnos su sabiduría y experiencia técnica y humana vividas durante el proceso de levantar esos doce metros de cobijo de bajo impacto.

Le dieron al diseño de la cubierta pared el del “arco cateriano” técnica ancestral que tuvo a Gaudí como maestro, que consiste en marcarse el ancho que quieres darle a la construcción, poner entre punta una punta una minicadena de lavabo, buscar la proporción adecuada de altura y marcar sobre una gran plancha de madera que sirvió de guía para levantar las fachas norte y sur, en este modelo, realizadas con bloque cerámico. Una vez presentadas las viguetas entre ambas paredes y estas cosidas con unas cañas de bambú, comenzó lo más divertido. Convocados un buen grupo de amigos e interesados, en un día levantaron la estructura pajera, clavando las balas con barrillas de bambú y sobreponiéndolas como si de ladrillos de tratara. Una cubierta ligera del tipo onduline cubre de aguas teniendo la casa un aspecto acogedor desde fuera y encantador desde dentro.
El registro ventana que toda casa de paja que se precie deja para demostrar que pasta fue hecha es como una abertura a la sostenibilidad. En ella, las pajas se tocan y se sienten, este es el único lugar en el que están a la vista. Un enlucido de arcilla del lugar y una pintura a la cal hace que los muros queden protegidos.
Marem nos ha enseñado su especial regalo de aniversario, un amigo les dejo en la pared una familia danzarina realizada con arcilla y que decorada corazones pétreos y humanos. Los muebles vegetales también han sido una novedad para mí, realizados con cañizos y cubiertos por un mortero de arcilla y cal, son tan orgánicos que si te descuidas te encuentras acariciándolos.

Si la caseta es preciosa, la casa de un puñao de gallinas felices,  o sea el gallinero, es lindísimo por fuera y hermoso por dentro. Me ha llamado la atención un sol en la zona de apoyo de la cubierta, y también lo familiares que son las gallinas, que tienen colgadas del techo retratos de sus seres queridos.
Fue la primera construcción de este proyecto de huerta ecológica, y ha resultado junto a la caseta, unas experiencias constructivas y humanas muy especiales.

El proyecto de la ecofinca está abierto a ser compartido con alguna persona que sienta que en la tierra y con su trabajo. Además, esta puede ser una de las mas dignas colaboraciones ambientales que podemos realizar, cultivar, nutrirnos y no hacernos mal a nosotros ni a ella. Ya sabes, si estás por la zona y andas a la búsqueda de cosas importantes, aquí tienes una posibilidad.

Pero la visita tenia dos partes, si por la mañana hemos visto el producto de lo vivido en las construcciones, por la tarde Marem ha ofrecido una magistral presentación sobre la construcción con pacas doradas. Ha explicado de los inicios con este peculiar y solar material allá en la llanuras de Nebraska, de cómo la maquina de empacar impulso el tema y de cómo otros materiales de construcción acabaron por llevar casi al olvido a la técnica vegetal de construcción de viviendas. Imágenes muy bellas de ejemplos históricos y actuales animaban mucho mas a ir pensando en que construir con balas de paja, nada que ver con los tres cerditos, todo lo contrario, menos huella ecológica en muros, quizás imposible. Más posibilidades de aislamientos térmico y acústico además de una belleza orgánica únicas, haces de las balas de paja un material de construcción para viviendas familiares, que sin duda va a dar mucho que hablar. Se han repartido unos folletos básicos sobre la temática, y mira por donde, los puedes obtener en pdf aquí.

Marem (correo de contacto) y su compañera en Huesca Rikki, gestionan una novedosa página web que es reflejo del aprecio que sienten por esta técnica constructiva, la Guerrilla Eficiente recomienda sin dudarlo la visita de obligado cumplimiento para todo aquel al que le haga tilín el tema. Y hay más, durante la próxima edición de la feria de alternativas Biocultura en Barcelona, está convocada la mayor reunión en asistencia de usuarios, expertos y constructores de ese maravilloso club de cuerdos por las balas de paja.
Unas semanas antes, en Fira Natura de Lleida, casi los mismos pajeros compartirán conocimientos y proyectos.

Debo informar, que la revista Agrocultura, una publicación de culto laico y ecoagrario, ha publicado en este último número un artículo excepcional sobre todo el proceso constructivo y humano de la caseta de herramientas e ilusiones de Marem y Raimón, aquí puedes ver las fotos que no insertaron por falta de espacio. Y claro, aquí puedes saber más sobre la ecopublicación.

Los comandos de la Guerrilla Eficiente y en especial el agente M, seguirán informando con detalle de las noticias del sector pajero. Y recomienda a todo proyectista de sueños, de viviendas y de ilusiones, que no pase por alto a este tremendamente eficaz sistema constructivo solar y eficiente como pocos.


Otra vez podemos decir, ¡¡ Ecomisión Cumplida ¡¡

Da fe laica y firma el Comandante A, al mando del comando Guerrilla Eficiente dentro de la Operación ¡¡ Viviendas Solares y Eficientes para Todos,  YA ¡¡, y al servicio de la Reina Sosteniblidad.



¿Por qué este diario?