You are here

Dia de la Tierra 2009





Día de la Tierra 2009 ##fechadiario##
Una imagen para enamorarnos de la Tierra.

La Tierra vista por el Apollo XI el día 16 de julio de 1969 realizada con un objetivo Zeiss Sonnar 1:5,6/250 mm.

Cartel de la Fira per la Terra.

Una espléndida mañana dominical gozando del Sol en todo su esplendor y tecnología.

Convocatoria de la Manifestación en Madrid

Fotomontaje de la implantación del polígono industrial frente a Montserrat elaborado por la Coordinadora Salvem Montserrat.



Lo confieso. Estoy enamorado de la Tierra. Hace cerca de cuarenta años me regalaron un estuche de diapositivas de la NASA, editadas por la prestigiosa empresa alemana de óptica Carl Zeiss como publicación promocional de la empresa. En ellas había una selección de imágenes de las misiones astronáuticas desde el Apollo VIII al Apollo XI. Dos imágenes de esta publicación que cayó en mis manos siendo todavía un niño marcaron para siempre mi mente. La primera, la tierra suspendida, enana, en la inmensidad del espacio, con la superficie lunar árida y sin vida en primer plano. Esta imagen fue tomada el 22 de diciembre de 1968 por el Apollo VIII. Pero la que no he parado de mirar es la sensual imagen de la Tierra, con el continente africano y la península ibérica con todo el Mediterráneo casi en el centro, que tomó el equipo del Apollo XI el 16 de julio 1969 a 181.496 km de altitud. Esta curiosa imagen del planeta y, de alguna manera, de mi región biogeográfica, me ha acompañado en múltiples ocasiones, porque la he colado en diversas campañas en las que he participado. Precisamente esta imagen de la Tierra acompañó al primer póster del Día de la Tierra celebrado en España en el año 1990 (en Barcelona, para ser más concretos, veinte años más tarde de la primera celebración impulsada en Estados Unidos por Denis Hayes).

El Día de la Tierra (que se celebra el 22 de abril de cada año) siempre ha sido una jornada especial para mí y sobre todo desde el año 1996, en el que la Associació  Dia de la Terra Catalunya –liderada por el veterano ecologista catalán Josep Puig– impulsó un espacio ciudadano conmemorativo en Barcelona para reunir todas las manifestaciones relacionadas con la ecología. La Fira per la Terra se celebra según los años, en las fechas más próximas al 22 de abril, y es un marco de encuentro de colectivos, entidades y personas que trabajan cotidianamente para impulsar el nacimiento de estilos de vida y de trabajo sostenibles. Así que con motivo de la celebración del Día de la Tierra, se reúnen al Parc de la Ciutadella de Barcelona decenas de entidades que intercambian experiencias y ofrecen a las personas que visitan la Feria sus servicios y productos. En ella se reúnen artesanos (de la alimentación natural, de la ropa y de varios oficios), agricultores ecológicos que ofrecen bioplantas y ONG (entidades ecologistas, de protección de la natura y de los animales, de las energías limpias y renovables, de la solidaridad, del crecimiento personal, de terapias naturales, etc.) y profesionales de las energías renovables. La Fira per la Terra ocupa durante un fin de semana un espacio ciudadano que, además, va acompañado de charlas y coloquios, talleres de salud y crecimiento personal, talleres de participación al aire libre, espectáculos (música, canción y danza). En definitiva, un espacio para dar y recibir, para participar y pasear, para aprender y enseñar, todo practicando la reciprocidad.

Es evidente que un marco como éste, cualquiera que se interese por un estilo de vida diferente encuentra propuestas de todas las opciones y sensibilidades. Y también entidades que se atreven a lanzar propuestas aguerridas, como la campaña de acción directa Guerrilla Solar presentada en esta edición de la catorceava edición de la Fira per la Terra. Y es curioso el tema del kit fotónico GS120, pues ha generado una notable expectación. Sin embargo, debo reconocer que la idea de un electrodoméstico solar capaz de generar energía verde en lugar de consumirla gracias a la energía solar no es nueva. Pero, hoy por hoy, era un "arma renovable y pacífica" no disponible en toda Europa. Si uno hecha números descubre que al adquirir este kit por 805 euros, y puesto que tiene una vida media de 25 años, en realidad es como si pagásemos unos 32 euros al año. Más o menos, es lo que nos ahorra en electricidad. Aunque son sólo 144 kWh/año, lo cierto es que por 32 euros al año o, mejor dicho, por menos de 10 céntimos al día contribuimos a reducir en un 10 % las emisiones con efecto invernadero de nuestro consumo eléctrico. No podemos pedir que sea más barato ahorrar energía y luchar contra el cambio climático. Este kit está compuesto por un panel y un inversor homologados para conexión a red. La suma de ambos genera lógicamente un producto alegal, porque nadie podía imaginar que uno pueda conectar un cacharro en un enchufe casero para generar sólo 400 wh/dia (la energía que se consume en un par de horillas colgado en Internet con un PC de sobremesa). Pero por eso se llama Guerrilla Solar este electrodoméstico solar ahorrador. Ahora está por ver si los ayuntamientos se sumarán a esta iniciativa de Municipios por la Democracia Energética para luchar contra el cambio climático, dando facilidades para que iniciativas solares como ésta no encuentren obstáculos. También habrá que ver si el Gobierno también se atreve a la democratización energética del país y si en su Proyecto de Ley de Renovables contemplará que la ciudadanía pueda ser generadora de energía verde en cantidades que no perjudican para nada la red eléctrica, como es el caso del kit fotónico antes mencionado.

Toda la Feria está plagada de propuestas interesantes. A mí, personalmente, me encanta visitar a los cultivadores de Bioplanta y adquirir algunos plantones de sus plantas comestibles germinadas o repicadas de plantas con el sello de la certificación ecológica para el huerto urbano. Pero en esta ocasión, además de mis plantas, me he llevado algunas extras para plantar en el proyecto de la Casa Ecológica LIMA (Low Impact Mediterranean Architectura), expuesta en el salón de la construcción Construmat 2009 (del 20 al 25 de abril) e impulsada por Joan Sabaté y su gabinete de arquitectura. Esta iniciativa demuestra con números una reducción del 97,4% de las emisiones de CO2 durante el ciclo de vida de 60 años de una casa, al ser realizada con un 63% de materiales renovables de origen vegetal (madera y bambú) y un 20,7% de materia procedente del reciclaje. Los impulsores de esta propuesta querían un huerto urbano (porque no puede haber ecología sin algo de autonomía alimentaria), así que me hice un hueco para salir de la Feria y tener el privilegio de colaborar con Mariano Bueno en la preparación de una magnífica bandeja de cultivo, con sus verduras bien crecidas, que estará ilustrando este proyecto de vivienda sostenible.

Y es que cada cuál celebra sus amores a su manera, y este 2009 –veinte años después de haber participado en la Comissió Catalana del Dia de la Terra, creada de modo informal en el otoño de 1989– no podía dejar de marcar una pequeña huella emocional en mi vida de ecologista practicante. Pero no ha terminado la celebración. Esta semanilla es intensa en actividades. Culminará el fin de semana, en concreto el 25 de abril, con la celebración de la XXIII edición de la Conferencia por un futuro no nuclear, con el título No nuclearizemos el clima! Revolución renovable!. Una actividad que se celebra un día antes para recordar el 23 aniversario del accidente de Chernobil.

Fiel a mi doctrina de lo local, siempre que puedo aquí me quedo. Pero los que quieran pasar un fin de semana de cultura y activismo en Madrid, tienen la oportunidad de unirse a celebrar esta fecha del Día de la Tierra con un manifestación pública. Un conjunto de entidades ecologistas de ámbito estatal y regional organizan en Madrid la manifestación del sábado 25 de abril contra el Cambio Climático, para recordar a los gobiernos de todo el mundo en general, y de nuestro país en particular, que el tiempo se nos está acabando y que la cuenta atrás para tomar medidas urgentes ha comenzado.

La manifestación se celebrará bajo el lema “CAMBIO CLIMÁTICO: COMIENZA LA CUENTA ATRÁS. El Planeta también está en crisis. Por un modelo justo y sostenible”. Está convocada para las 12.30 en la plaza Jacinto Benavente, para llegar hasta la plaza del Museo Reina Sofía. En este espacio, al final de la manifestación, Pepe Viyuela y Soledad Mallol leerán un manifiesto en el que se exigirán políticas públicas que frenen el Cambio Climático. Pero más allá de todos estos actos, es evidente que nuestro país se la juega con las decisiones que se tomen desde el gobierno central y también desde las autonomías. El impulso a las energías renovables y a la eficiencia energética serán claves, pero también lo serán las políticas para impulsar el transporte sostenible y dejar de invertir en carreteras y autopistas para crear un plan de urgencia ferroviario.

De momento, lo del ecologismo no tiene descanso para los activistas. Vivimos rodeados de lamentables actuaciones gubernamentales. Una acción que ha estado presente en la Fira per la Terra 2009 ha sido la de la Coordinadora Salvem Montserrat. Esta entidad lucha para que el frente del parque natural de Montserrat no sea ocupado por un macropolígono industrial. Aunque la coordinadora cuenta con más de 75.000 firmas y con 1.000 entidades, resulta que hay una cuestión personal con el Consejero de Política Territorial de Cataluña. Se trata de un vetusto político de rancias maneras al que se le ha puesto entre ceja y ceja que quedará monísimo frente a este monumento natural, símbolo del país, un polígono industrial de alta intensidad. Ni qué decir que la alcaldesa del municipio de Collbató –donde pretende ubicarse el polígono frente a Montserrat– es del mismo partido político. En fin, así son las cosas, algunos de los políticos de este país hace décadas que no hacen otra cosa que “mandar”, que viven enlatados en coches oficiales, despachos monumentales y están bien cebados por comidas de trabajo, lo cual les permite criar panza y también maneras autoritarias. Así son las cosas que no cuentan los periódicos; lo cierto es que miembros de la Coordinadora Salvem Montserrat también estaban la Feria por la Tierra recogiendo firmas, porque aunque cuenten con muchas firmas y voluntades adheridas, las fuerzas políticas de este país sólo atienden a las manos que los mantienen, si sienten que les puedan comer algún dedo desde abajo. Pero esto hace años que no es nuevo. En cualquier caso, esta coordinadora hace unos días publicó en uno de los principales rotativos de la región, un anuncio espectacular con un fotomontaje de este proyecto de urbanizar el parque natural. Todavía deberemos celebrar muchos Días de la Tierra antes de que la Humanidad entera se enamore de nuestra única nave vital y de que no la vayamos desguazando durante el viaje.


¿Por qué este diario?