You are here

El Ejército del Amor avanza posiciones

Mario San Miguel, que se define como bufón, artista del amor, titiritero, nómada... pero, sobretodo, es la voz, el alma y el cuerpo de El Ejército del Amor. Sus hazañas son crear pequeños espacios de felicidad compartida cada vez que salta a un escenario. Sus hazañas no las cantan los medios de comunicación, pero sí el boca-boca entre los que son alcanzados por sus dardos. "Cualquier palabra, acción o pensamiento (de cualquier persona) que expanda el Amor, forma los pilares de  El Ejército del Amor". En esta ocasión el diario Público avanzó la primicia de la actuación del abanderado de El Ejército del Amor en la capital catalana. Una presencia que evidencia que Mario San Miguel avanza posiciones.

Hay pocos profesionales de la música en este país que lleven una vida acorde y consecuente con el mensaje que predican en su obra. Las letras de Mario San Miguel, no sólo pueden emocionar sino que destilan el alma del cantautor: persona libre como pocas, nómada que descansa bajo las estrellas y comprometido con proyectos solidarios. Un artista que no deja indiferente, un ser humano consecuente, alguien que con su humor, su música y su energía nos invita a convertir el amor por nuestros semejantes y nuestro planeta en nuestra prioridad...

Dicen que la sombra es el testimonio de la luz, de la existencia de la misma. Mario San Miguel en plena actuación en el barcelonés bar Macondo.

Mario San Miguel arranca de la bruma a jóvenes y adultos. Avisa, antes de la actuación, que lanza palabrotas, pero su humor está lleno de chispa y transciende a la semántica básica de cada una de sus palabras. Poder asistir nuevamente a una de sus actuaciones en un mítico local barcelonés ha sido un chute energético para empezar bien la semana. La primera semana después del inicio del nuevo año maya que estará presidido por el número trece y el signo ED (diente). Según aquella tradición marcará un ascendente a favor del crecimiento espiritual de la humanidad. Con este influjo, no es de extrañar que Mario San Miguel haya pasado por esta gran capital como si fuera un regalo caído del cielo.

Macondo Bar es el local que lo acogió la pasado noche del día 11 de abril. No es un bar cualquiera, sobretodo es un pequeño espacio donde la cultura y el entretenimiento se dan la mano. Su dueño se esfuerza para apoyar y dar salida a todo tipo de artes escénicas casi todos los días de la semana. Es un espacio de referencia de la cultura alternativa en Barcelona en el que uno puede encontrarse, magos, monologuistas, dj’s, cantantes, cortos, etc.

En un ambiente cercano y lleno de buena energía junto con Mario San Miguel unplugged.

Ojalá el paso de Mario San Miguel por Barcelona le sirva para abrirse nuevos caminos artísticos. Sus ocurrencias sobre el escenario, su forma de implicar al público, su forma de interactuar con las personas, su mensaje de Amor y cuidar de la Tierra no es simplemente para deleitar, sino para fomentar un estado de “felicidad activa” entre los asistentes que nos arranque del sopor y nos anime a pasar a la acción.

Cuando uno deja sus actuaciones uno sale tarareando algunos de los estribillos de sus pegadizas canciones. También tiene un buen rato para destilar el fondo espiritual de sus cuentos, como el del duende verde. El final de sus conciertos no son las repeticiones sino un acercamiento a su público, unplugged e incluso dando las gracias personalmente a cada uno de los asistentes. Luego uno puede solicitarle alguno de sus dos discos publicados o las camisetas con las que financia el proyecto de cooperación en el que está metido...Gracias una vez más por tu compromiso musical.