You are here

El más sostenible y exclusivo sobre para cartas postales





El más sostenible y exclusivo sobre para cartas postales ##fechadiario##
El poster, desfasao pero guapo
Patrón sobrero y materiales básicos
Exclusivo diseño delinterior
Ecosobre listo
El postercillo ha dao pa dos sobrecillo





Siendo militante de lo ecológico uno esta inmerso, a más o menos nivel, en encuentros, sensaciones, proyectos y sorpresas que se van dando en el devenir cotidiano. También es cierto que cuando te quieres sentir en el mundo sostenible como parte activa de éste, las antenas perciben y detectan como que más de lo que hay, o sea casi todo.

Hoy me he encontrado en la tesitura de enviar un recibo firmado por correo postal, sistema de comunicación hasta romántico y global del que lo virtual me ha ido apartando. Como trabajo desde casa y tengo la oficinilla medio a montar, resulta que no tengo sobre alguno. He echado mano de recuerdos y experiencias, y en el balance hacia lo más sostenible he dao con dos soluciones: o buscar un sobre recibido y adaptarlo tapando direcciones y sellos (sistema usado por la ecomilitancia y que he practicado casi siempre, placer supremo cuando son los acolchados con aire plastificado) o prepararme un elegante sobre y que además dé que hablar, opción que he elegido.

Me he pillao como patrón el sobre del envío del susodicho recibo y su copia para retorno. El consejo es disponer de cualquier tipo de papel ligero con una cara blanca de mayor tamaño que un A4. No ha sido fácil, pero al rato he encontrao unos pósters de actividad artística del 2006 que, llenos de polvo, estaban a la espera del archivo final (iglú azul de la recogida selectiva) una vez concluida la pasión por el contenido. Al final ha dao para dos artesanales sobres.
 
A continuación, las fases seguidas:

1.    Ábrase el sobre patrón, despegando las pestañas,
2.    márquese sobre el papel reutilizado el contorno del sobre con un lápiz,
3.    aprovéchese la ocasión para hacerse con un patrón más rígido (cartulina),
4.    márquese también en fino las líneas de doblado,
5.    échese mano y uso de las tijeras,
6.    con cola blanca o pegamento suave, encólense los laterales,
7.    al cierre del sobre, obsérvense por última vez los detalles coloridos que
       llamarán sin duda la atención del receptor y darán que hablar en el entorno
       sobre el arte sostenible de reutilizar los recursos,
8.    colóquese dirección, remite y sello y al buzón directos
9.    …y no se piense que, en un mundo veloz, dedicar unos minutos a reducir los
       impactos es poca cosa.
10.  Finalmente, valórese lo divertida y útil que puede ser la experiencia con  
       los chavales.


Sostenible correspondencia en un mundo que puede ser mejor



¿Por qué este diario?