You are here

En la cola contra el cambio climático

Con motivo de la cumbre climática de París, la COP 21 (29 noviembre-11 diciembre 2015), sale a la luz pública un informe elaborado por Germanwatch y Climate Action Network, el informe Climate Change Performance Index 2016 en el que se analizan y se puntúan la evolución de las emisiones de 58 países industrializados que acumulan el 90% de las emisiones mundiales.

Entre ellos está España que ocupa un lugar alejado de la media por culpa de las políticas iniciadas por el Gobierno español en las últimas legislaturas contra la eficiencia energética y las energías renovables. Por este motivo España cae en picado y se sitúa en lugar 41 del ranking.

Una de las tablas por países de la UE del informe Climate Change Performance Index  2016en el que se muestra la situación de cola ocupada por España.

“El resultado de España hay que atribuirlo a la falta de políticas de cambio climático a nivel nacional y penaliza que el Gobierno actual no haya dado ninguna expectativa a los mercados de que vaya a volver a apoyar las renovables”, explicó Jan Burck coordinador del informe.

Por su parte, el Dr. Josep Puig, profesor de Energía de la Universidad Autónoma de Barcelona y uno de los autores españoles del estudio destacó que “España es un país que va al revés del mundo en acción climática. Fuimos pioneros apoyando las renovables, pero -el Gobierno- ha destruido los avances que tardaron años en hacerse. Así que la nota obtenida por España es muy baja, tanto por las renovables como por la ausencia de políticas reales contra el cambio climático”.

Precisamente, las “grandes inversiones en renovables” y la “menor quema de carbón” han dado lugar también a que los dos grandes emisores hayan mejorado su posición: China baja del puesto 50 al 47 y EEUU del 46 al 34.

España podría mejorar su puesto en el índice fomentando actuaciones como el uso de biocombustibles para la maquinaria agrícola, la electrificación del transporte, sustituir la quema de gas y gasóleo para calentar agua con energía termosolar.

De cada país se ha confeccionado un ficha incluida en el informe. España se sitúa dentro de los países con unos resultados "pobres" en la lucha contra el cambio climático. Ocupa el puesto 41 y solo Austria y Estonia tienen peor puntuación que España dentro de la Unión Europea. Respecto al informe anterior, España cae 12 puestos.

Detalle de la ficha sobre España que puede consultarse aquí.

El máximo responsable de la Agencia de Energías Renovables (Irena), Adnan Z. Amin, recordaba la semana pasada el efecto negativo que han tenido sobre las inversiones en renovables en España "los cambios retroactivos" emprendidos por el Gobierno. España acumula una veintena de reclamaciones internacionales por estos cambios. Además, la instalación este tipo de fuentes limpias está paralizada.

Germanwatch y Climate Action Network han resaltado que, en 2013 y 2014, la instalación de renovables en el mundo superó por primera vez a la del resto de fuentes juntas (carbón, gas y nuclear).

La Comisión Europea ha alertado en varias ocasiones de que España podría no cumplir el compromiso de llegar en 2020 a que el 20% del consumo total de energía sea de fuentes limpias. Y ha corregido en dos ocasiones a la baja los datos sobre implantación de renovables que había enviado a Bruselas el Gobierno español durante esta legislatura.  En definitiva, la única esperanza para España es que en las próximas elecciones del 20 de diciembre 2015 pueda haber un cambio de rumbo a favor de las renovables y en especial del autoconsumo doméstico.