You are here

Especial día con rosas, libros y el Rotor





curvaSupTit.gif" border=0>

Especial día con rosas, libros y el Rotor

 
04232004_rotorprensa1
04232004_rotorprensa2
04232004_rotorprensa3

1. Ante una curiosidad rodante
2. Durante la rueda de prensa
3. ¡¡Ojo, inventor a la vista¡¡

 

 

Hoy se celebra el particular día de Sant Jordi, hecho por el que Catalunya es reconocida mas allá de sus territorios. Las rosas y los libros se mueven hoy en niveles únicos. Pasan del millón, según dice la prensa, los trasiegos entre humanos con ambos artículos. Y es que un buen libro junto a una perfumada rosa, y aquello de para tí y por pareció, son la demostración de que la cultura, la naturaleza y el amor tienen en nuestro interior amplios depósitos de almacén y reposición. A mí me ha tocado un dinámico libro titulado El secreto de los números, y me han dicho que como de vez en cuando hago algún calculo en este diario, si me aplico en el contenido del texto, seguro que avanzaré con más seguridad. En fin, hoy a sido un día de celebración, además de ser la onomástica de un Jordi de mi entorno, y con quien nos cruzamos de vez en cuando por la senda de la frugalidad.

En un día como hoy ha ocurrido un hecho que pone la guinda a la festividad popular de mis cercanías. A la hora prevista estaba en el lugar donde se ha celebrado la rueda de prensa del proyecto Barcelona +B con Rotor, donde  siete damas y caballeros van a pedalear sobre sus bicis más de 5.000 km por el asfalto de BCN y comprobar durante un año las virtudes y las sensaciones generadas por el sistema de mejora del pedaleo Rotor. Y como soy uno de los siete afortunados roteros, mi Dahon ha compartido escena con una Brompton, ambas plegables (una condición del proyecto). La sesión fotográfica ha sido intensa. Varios profesionales han jugado con las posibilidades de urbanidad que ofrece la histórica calle Avinyó, donde se celebraba la rueda de prensa. Combinando con alguna bici que pasaba por el lugar, que son muchas, un fotógrafo de prensa igual de emocionado que yo con el Rotor, ha conseguido algunas imágenes estupendas. Y lo que no ha podido resistir ha sido dar un volteo en tan curiosa bici con tan curioso invento. Se ha marchado contento, con unas buenas fotos y una agradable experiencia.

Pablo Carrasco e Ignacio Estellés las almas del proyecto Rotor Componentes Tecnológicos S.L. han llegado cuando los asistentes en espera se lo estaban pasando genial calle arriba calle abajo probando su invento.  Ha sido todo un privilegio recibir en casa a tan ilustres caballeros de la sostenible industria de accesorios para la reina verde de la movilidad, la bicicleta.

Han contado todo lo que les ha llevado a desarrollar el invento. Pablo Carrasco, ingeniero aeronáutico, ha comenzado hablando de como se le ocurrió la idea. Resulta que por avería familiar de su coche, tuvo que echar mano de la bici y es que había algo que no podía evitar: visitar a su novia que vivía en una zona con empinada subida. Sobre su bici comprobó lo duro que se le hacía el pedalear cuando salía de la horizontal. Intuyo que había un momento que su esfuerzo no servía para nada, era cuando los pedales quedaban a 180º en la vertical, el llamado punto muerto. Ha comentado que se inspiró en los movimientos de un nadador de crol, donde antes de que un brazo salga del agua, el otro está dentro realizando el trabajo de impulsión. Después de esto y con sus conocimientos técnicos y la coordinación de su buen amigo Ignacio, comenzaron con el desarrollo mecánico de bielas y ejes que llevarían al desarollo del sistema Rotor. Con esfuerzo, ahorros familiares y amistosos, decidieron no vender la patente y ponerse ellos mismos a diseñar la aventura de la fabricación. Hoy trabajan duro y no paran de mejorar el invento. Tienen consolidada la actividad de fabricación y comercialización, y están preparados para servir a una demanda en crecimiento.  Hoy su invento se vende en unos 20 países del mundo, está dirigido a ciclistas de competición en carretera y montaña. Han conseguido rotorizar a equipos completos de ciclistas y cada día un suma y sigue es la mejor garantía de la evidente mejora en el pedaleo con el Rotor. Por su eficiencia y salud, este kit de pedaleo está haciendo de la aventura emprendida una revolución en el mundo de la bicicleta.

Jordi Miralles, de Fundación Tierra, ha explicado como surgió la idea de que un invento tan estupendo para el pedaleo, el más trascendente en un siglo, tuviese un encuentro con el sector de ciclistas que no compiten pero si ruedan con ilusión para que la bicicleta. Esta máquina que algún día deseamos sea la reina urbana de la movilidad. Las dos organizaciones de usuarios de la bici en BCN, Amics de la Bici y el BACC, fueron convocadas para seleccionar en sus filas a 7 candidatos, en total paridad y siempre con bicis plegables y también algunas bicis urbanas normales. Y  Espaibici, fue la tienda y taller mecánico que se animó a montar los rotors y velar por la salud técnica del proyecto. Todos han opinado muy positivamente sobre las posibilidades que se pueden abrir con  Rotor. Quizas esta iniciativa sirva para crear una mayor demanda de este ingenio que, como siempre, es la base para crear una mejor oferta. Quizás algun dia, y de eso muchos estamos seguros, todas las bicis pedalearán con rotor.

Por cierto, Pablo e Ignacio han tenido la oportunidad de conocer y probar su Rotor en los modelos de bicicletas plegables más habituales. Un mundo nuevo para ellos que andan siempre entre bicicletas de carretera y BTT. El plegado de la Brompton les ha cautivado, como a cualquiera, ...en segundos la máquina es reducida a una maletilla. De mi Dahon les ha maravillado la innovación de su concepto de plegado.

Mañana sábado, comienza la aventura, no te la pierdas.


¿Porqué éste diario?