You are here

Especial semana del día del medio ambiente entero





Especial semana del día del medio ambiente entero ##fechadiario##
Ecorevelación celeste divina solar

Los obsequios de la Renfe más eco

Las estatuas de lata y algún turista

El inicio del Trixi Tour y el elegante NO OIL

Colores de cultura energética solar


Nuri y Toni, en acción solar


La estación de RENFE de Granada me encanta y también el Verona, un bareto del top ten de la ruta del tapeo local, está a 70 metros de la vía y el andén del que te recomiendo mires al llegar hacia el Veleta, esa montaña que fue salvaje en una sierra casi siempre nevada y que queda en línea visual con esa emblemática y maravilla de construcción brindada por pobladores del lugar hace ya siglos. En la terracilla sentaos y a la espera del comienzo de la noche en tren que une por un camino de hierro la ahora y desde hace ya tiempo conservadora ciudad afortunadamente también cargada de gentes de buen hacer por el bien común, divagamos sobre lo idóneo de haber venido a participar en la doceava edición del Encuentro Solar, esa cita que miro de no perderme por na der mundo. Y comentamos la sombrilla para bicicletas Flexum, la cacerola térmica HotPan, la bici plegable liviana Dahon Curve, gustazo probarla y sentirla; la ducha solar SUNNY, virguería al alcance de cualquiera y con la que ya tramo aplicaciones inesperadas; el seitán al ajo aceite, madre, qué delirio solarizado; la pastilla simbólica del Túnel del Tiempo y sus dos caminos energéticos al 2050, en fin, no sigo, si te interesa mírate los retratos que los terrícolas han colgado y mírate las comunicaciones de esos días inolvidables de cultura energética y activismo del bueno.

Entre tapa de la casa y cervecilla 0-0 comentaba mi experiencia transcendental del día anterior cuando en el camino a la visita técnica programada en las actividades del evento vi la luz...solar claro, y como nunca la había visto. El autocar cargado de encontrados/as solares había dejado Sanlúcar la Mayor después de más de tres horas de viaje y al poco, cuando el valle se abre en toda su dimensión después de la curva sorpresa, apareció la majestuosa torre de 80 metros de altura de la que es una de las plantas termosolares más grandes del mundo y que dará electricidad en el 2013 a 180 mil viviendas llenas de humanos afortunados energéticamente. La torre recibía los rayos reflejados del sol en más de 600 helióstatos (mecanismos que siguen el viaje cotidiano del sol de forma automatizada y que siempre perpendiculares reflejan desde sus espejos la bendita radiación cósmica en dirección al supercalentador solar elevado, donde el agua se vaporiza a toda velocidad y en enorme cantidad dentro de un circuito que dirige la energía renovable directamente a un grupo de turbinas y de allá a la red eléctrica. Cuando esté acabada, faltan otras torres por levantar, entregará todo su potencial, y tres plataformas como esta producirán en potencia de generación lo mismo que una peligrosa, arriesgada y sucia central nuclear que muchos mentirosos defienden sin pensar en el bien humano.

De niño me di cuenta que la cartera de mis padres era limitada ya que la celebración gastronómica del tradicional rito de la comunión que me tocó pasar se celebró en el comedor de casa con los familiares más directos. La postalilla que se daba a los vecinos y primos con la buena nueva del momento recuerdo que tenía en la escena al mito cristiano delante de una nube con unos rayos luminosos a su alrededor, ...eso para mi era dios en aquel entonces. Corriendo a la caza de perdices con los zagales de mi infancia veraniega me quedé flipao al encontrar sentido a aquella revelación, unas nubes enormes se pusieron delante del sol y proyectaban en dirección a la tierra los mismos efectos que los de la postalilla, aquí mi visión sobre Dios cambió volao. En Solucar me fui a la infancia, a aquellas carreras divertidas para no cazar nada, hacia la torre se proyectaban un montón de soles y el efecto visual era el de unos haces que salían de la tierra y subían hacia el cielo. Fue hermoso, la visita impresionante, y mi pensamiento de que el paisaje andaluz ya comienza a cambiar se refuerza. Algún día, pronto la limpia y renovable energía del sol que cae en Andalucía llegará a millones de enchufes y bombillas del norte y también más allá del sur de la península. Por cierto, si te apetece una visita guiada, parte inferior del web enlazado. En fin, ya me he apuntao en la agenda que por allá la primavera del año que viene hay una cita obligada, un nuevo encuentro solar con gentes, experiencias y sensaciones que te recomiendo ya no te pierdas.

Bien nutridos entramos en la estación camino de nuestro catre rodado, y casi de refilón me encuentro con un puesto informativo de RENFE donde me ofrecen una macetilla para plantar una malva, con semilla y sustrato y un pack de postales sobre la política ambiental de la empresa rodante más limpia de todas, con la invitación a 10 cosas que yo puedo hacer por el medio ambiente entero, aquí online. Es su celebración para el día señalado, nosotros lo celebramos con nuestras bicis plegables y nuestro viaje en tren con el mínimo CO2 por kilómetro. <

Otra revelación energética ocurrió esa noche entre traqueteo y lectura del libro presentado en el Encuentro Solar, Ecología ciudadana, un hilo dorado entre lo local y lo global, de la editorial Dauro  y escrito por dos verdes como la copa de un pino, Jesús García y Mario Ortega, por cierto, ánimo Jesús, las próximas elecciones enverdeceréis seguro la casa del pueblo granadino. Un placer ha sido conocerlos mejor a los dos en la tradicional lectura de los premios Sol y Paz. Con el traqueteo, apoteósico fue la lectura del capítulo 5 titulado el mecanismo del botijo, ...mamma mía, otra visión celestial o parecido, a mediados de agosto concluiré mi tesis personal romántico-práctica sobre dicho artefacto, bello y útil como pocos en tiempos de comienzos del caos climático, ..ya te cuento en breve y si te llama la acción ecológica, vete preparando un botijo hecho en tus entornos, cúralo y utilízalo, yo te pasaré algunas ideas creativas y ambientales que igual te sorprenden.

BCN bulle, está en marcha la Semana de la Bici y me encuentro en Plaza Catalunya el stand, acaban de terminar el reparto de desayunos sólo para ciclistas. Me miro la programación, toda la semana esta llena de reivindicación y activismo ciclista urbano. Cerca me veo la promo del salón del automóvil sobre una banderola, lástima, todavía ganan la potencia y la fuerza que ayuda mucho a complicar las condiciones de vida en la biosfera a todos los que respiramos. Me quedo con las celebraciones y novedades del activismo del aire limpio en movimiento contra el cambio climático acelerado en gran parte por los coches que se muestran a los adictos a ellos.

Paso por la Plaza Real y una instalación artística de chatarra con forma de humanos la encuentro extraordinaria para mi particular visión metafórica de la escena: los turistas del momento no paraban de cargar imágenes desde sus camaras posando al lado de algo muy en simbiótico con los desechos que igual genera el figurante en cuestión, latas de refresco le han servido al artista para crear una obra residuo de lo más actual.

Las élites del deporte ocupan las portadas de la prensa mientras el planeta y el uso que hacemos de él ocupan románticas notas y alguna agitación al mismo tiempo que los del G8 se mean encima del mundo, antes la pasta, luego los caramelos y después lo importante para el bien global. Leo a un gilipollas en la prensa hablando todavía de las bondades de la energía nuclear, y desde la imaginación me lo llevaría al futuro almacén temporal de mierda radiactiva que vamos a instalar en cualquier lugar cercano para dejar a cientos de generaciones la gestión de un riesgo incalculable y por el que seremos siempre recordados los humanos del siglo XX.

Como somos vecinos kurrantes y yo un admirador de esos trixistas que pedalean sobre los trixis que llevan a viajeros y turistas en movimiento sin ensuciar el aire por la ciudad, no podía perderme la salida de una aventura inteligente. Trixi abre servicio en Madrid y para que el transporte de los tres primeros trixis no fuese calentando más el planeta tuvieron la idea de hacerlo en plan tour a pedales, se les sumó un patrocinador y cuatro currantes trixeros, tres en trixi y uno en bici de apoyo andaban felices a tope con esas dos semanas de pedaleo rumbo al foro, la ecoaventura se llama Trixi Magic Tour y no es igual. Un corazón simbólico uniendo las dos metrópolis y un rastro de energía humana saludable y bondadosa será lo único que dejen a su paso por la ruta que siguen. Mírate el blog y sal a disfrutar de la tecnología a pedales para el servicio placentero en ciudades llenas de fealdad móvil. Por cierto, fíjate en el retrovisor izquierdo, allá colgaron mientras la música de despedida sonaba, unos flamantes NO OIL, donde más se ve ese grito silencioso digno de todo humano y su máquina de transporte que no contamina el aire consumiendo y quemando valioso petróleo.

Pa acabar la semana y para pagar plazos de la bici plegable recién comprada a partes iguales entre los dos que la vamos a usar, yo quizás más que el otro, y para sustituir a mi tecnoamada robada en su día, ...ayyyy,  he tenido el privilegio de ser monitor de actividades de los ecoactivos Intiam Ruai, y el sábado, en ese lugar tan vistoso de las renovables como es el Parc Central del Bages, en Sabadell me colocaron en la actividad Los Colores del Sol, y simplemente flipe en colores de verdad.
Por la tarde me mandaron a la chocolatada solar del Cosmocaixa que es el nombre del museo de la ciencia de Barcelona y que es de la Caixa. Allá 700 vasos compostables se sirvieron de chocolate calentito del consumo justo y sin CO2 gracias a las 3 insuperables cocinas parabólicas Ksol 14, ...qué empacho pillé amigo/a, pero dulce acabó por lo menos esta semana del día del medio ambiente entero donde creo que ya he puesto de mi parte.

Antes que se me olvide, había en el lugar una expo de Ecodiseño que no deberías perderte, seis artefactos de interés general se han hecho con amor e inteligencia para avanzar como especie hacia ese futuro incierto pero cada vez más emocionante.

Bueno, el remate, la bajada en bici desde el lugar en busca del ferrocarril, divina vivencia, comenzamos las semana con el tren de largo recorrido y acabo con el tren de cercanías que une esa ciudad del mundo con un pequeño cobijo donde tengo la suerte de poder tramar mis humildes luchas y sueños por un mundo más bonito y justo para todos. Qué suerte la mía.


¿Por qué este diario?