You are here

¡¡ Feliz Primavera ¡¡





curvaSupTit.gif" border=0>

¡¡ Feliz Primavera ¡¡

 
03212004_trueque

 

03212004_besos
02212004_flor

Practicando el saludable hábito del trueque

Antes cloaca, ahora parque público

El color del Sol, para tí

 

Hoy ha sido un día especial, comienza la primavera, esa que la sangre altera. También se celebra el Día Mundial Forestal, en honor a nuestros pulmones verdes, esos árboles y sus ecosistemas que tanto deberíamos cuidar.

Se me ocurre celebrar este día visitando la web de Jóvenes Amigos de los Bosques, una fértil campaña de Greenpeace. Es un espacio interactivo precioso que muestra a los más jóvenes lo que pueden llegar a hacer por la defensa de los bosques y la vida que bulle en ellos. Basado en siete animales que habitan en las siete grandes regiones de bosques primarios que nos quedan, uno va descubriendo lo que tenemos que hacer con urgencia para que sigan regalándonos aire limpio, preciosos recursos explotados de forma sostenible y riqueza natural y cobijo a sus habitantes humanos, animales y vegetales. Toda una lección también para los mayores. No te la pierdas y hazla llegar para su disfrute a los peques que ya mismo serán grandes.

Ir a un mercadillo de trueque e intercambio invita a participar en una sana y sostenible actividad entorno a las transacciones sin dinero entre las personas. Lo que no te hace falta lo intercambias y si no hay nada que te sirva puedes dárselo a quien le haga falta y te lo pida, y eso a cambio de nada. El dar lo que nos sobra nos hace más libres, más consecuentes, más solidarios. Hoy he visitado la V Feria de Intercambio y Regalo de Santa Coloma de Gramenet. Me he acercado a observar a ciudadanos que quieren producir y consumir de una manera diferente, más ecológica, igualitaria y sin necesidad de que medie el dinero. A las ferias de intercambio pueden asistir y montar su paradita todo el que lo desee. En ellas se  disfruta del placer de comprobar como las cosas que tenemos y no necesitamos pueden servirles a otros a cambio de otra cosa o de nada. Insisto, todo por el placer de intercambiar, por el placer de dar, no te pierdas tu feria de intercambio más cercana. Todo necio confunde valor y precio como dijo el poeta Antonio Machado.

La visita me ha servido para conocer como esta la actividad de lo alternativo en la ciudad y me he alegrado de conocer la Cooperativa de Consumo de Productos Agroecológicos El Cabàs, donde un grupo de personas promueven el consumo responsable y la ecología. Es un proyecto de economía social alternativo, autogestionado, participativo, corresponsable y abierto. Ser socio cooperativista creo que puede ser una buena vacuna contra la insatisfacción consumista. Ser parte activa de un espacio donde se pretende evitar colaborar lo mínimo o nada con las multinacionales alimentarias ya es un gesto de los más loable y digno. Ando chequeando cual es la cooperativa que mejor me puede servir, y no quiero tardar mucho en participar de ella. En El Cabàs puedes encontrar los alimentos básicos y un grupo de gente que juntos trabajan y comparten la ilusión por un mundo más justo y sostenible.

Bicicleta dale que dale y llego al Parc Fluvial del Besos, que antes era una cloaca y ahora, desde su rehabilitación, es un espacio para el ocio y el paseo que se ha convertido en un éxito social en la ciudad. Lo recorro hasta Sant Adrià del Besòs y no paro de cruzarme con bicicletas y caminantes que disfrutaban de una mañana soleada, la primera de la primavera. Por este río antes bajaba de todo, ahora baja mucho menos y el acercarse a su orilla no asusta. He observado los diques inflables de contención que sirven para que el agua de forma natural se oxigene en su camino hacia el mar. Algo más de 6 kilómetros de carril bici, decenas de hectáreas de verde césped sin riego, y unas novedosas vistas. Novedosas porqué acaban de quitar de en medio unas históricas inmensas torres de alta tensión que se llevaban electrones sucios río arriba. Ahora están pero no se ven, las líneas eléctricas antes aéreas han sido soterradas. Naturalizar nuestro entorno sólo aporta beneficios, aunque lo mejor sería prever las agresiones antes de cometerlas. Pero para esto hay que ser más listos de lo hemos sido hasta ahora.

Llego a la zona del Forum de las Culturas, donde millones de toneladas de hormigón y acero están conformando uno de los espacios urbanísticos culturales más ambiciosos de Europa. A lo lejos veo la impresionante pérgola de 1 megavatio de potencia solar fotovoltaica e imagino las mil viviendas a las que se les podía haber instalado una conexión a red fotovoltaica para promover el sostenbile sistema de producción descentralizada de la energía. No debería quejarme por que a pesar de todo es motivo de celebración tenerla a la vista. Poco más allá observo algunos rascacielos que en su apariencia casi me han transportado a las vistas de New York por momentos. Paso rápido del lugar y por el litoral venga pedalear, eso sí, gozando. Hay muchas bicis en la playa y mucha gente disfrutando del domingo primaveral.

Camino del centro de Barcelona me he encontrado con toda la basura dejada por algo así como una maratón. Cientos de esponjas, que imagino han servido quizás para refrescar a los corredores, formaban un mar de colores en la isla medianera de la calle. Cuanto derroche unido a centenares de botellas de plástico, algunas casi llenas de agua y líquidos de colores curiosos. Todo esperando al eficaz servicio de limpieza Barcelona Neta.
No he podido contenerme y he salvado una docena de esponjas, pues imagino que serán divinas para limpiar los reflectores de las cocinas solares y el cacharrerío doméstico.

Ya esta aquí, la estación que nos despide del invierno. Se dice que es un buen momento para revitalizarse, y ya te animo a ello. El futuro que casi también ya está aquí, corre hacia nosotros que no veas y lleno de aconteceres para los que se puede recomendar estar fuerte y sobre todo content@.
¡¡ A disfrutar de flores y sentires, que menuda suerte tenemos ¡¡
En la terraza, entre otras, está la caléndula que puedes ver en la foto. Hoy estaba abierta a tope, el sol le inundaba con su amable energía y ella ofrecía su expansión de hojas anaranjadas. Debo decirte que se parece mucho a los tonos que algún día me he disfrutado del sol, ese regalo tan limpio y tan potente.
Esta primavera y todas las demás, igual puedes sacarle el máximo partido a esos colores parecidos a los de la caléndula.
Disfruta y pilla fuerzas, que nos queda a todos mucho trabajo para enderezar el rumbo hacia un futuro sostenible para los que vendrán.


¿Porqué éste diario?