You are here

Gamberrada en el servicio de Renfe Grandes Líneas





Gamberrada en el servicio de Renfe Grandes Líneas ##fechadiario##







1. El Tren Hotel Talgo Barcelona-Madrid, la opción más cómoda y ecológica se lo han cargao
2. Folleto del fabricante de trenes en miniatura alemán Marklin, con reproducciones del Tren Hotel Talgo allí conocido por Intercity Night.
3. Coche del Tren Hotel Talgo del Kazajstán.
4. Bicicleta plegable y Talgo nocturno, una gozada ecológica que Renfe ha desmantelao

La dirección de Renfe  Grandes Líneas cabe pensar que ha sido asaltada (esperemos que sea temporalmente) por una banda de directivos gamberros que tienen añoranza de los servicios ferroviarios del siglo XIX. Así que su primera acción y para que se enteren que esto de la privatización va en serio, y que lo de buen servicio se acabó, han tomado como primera medida la sustitución del servicio de nocturno entre Barcelona y Madrid y viceversa con los modernos trenes hoteles Talgo Pendular por el vetusto y anacrónico expreso de infausta memoria con 6 literas por cabina.

Resulta curioso que la modernización del servicio de trenes nocturnos entre todas las capitales alemanas adoptara a finales de los noventa los trenes hoteles españoles Talgo Pendular por ser la alternativa más cómoda para el viajero y ecológica para la administración de la red ferroviaria. En Alemania el éxito de los servicios nocturnos con Talgo Pendular (allí se conocen por Intercity Night) han calado tan hondo que incluso los fabricantes de trenes en miniatura como Märklin lo ofrecen en escala HO.

Los coches cama del Talgo Pendular destacan respecto a los vagones tradicionales por ser más ligeros y cómodos por lo que son la alternativa ecológica al servicio nocturno puesto que ahorran energía respecto a los viejos expresos. En este diario se ha reflejado a menudo nuestra apuesta por usar los trenes hoteles Talgo como medio de transporte y no sólo para viajar en solitario sino también en compañía de mi amada bicicleta plegable.

Hace unos días fui a reservar una plaza para viajar a Madrid y me chocó que si bien el tren nocturno salía a las 23 horas de Barcelona (la habitual del tren hotel Talgo) la vuelta de Madrid en servicio nocturno el mismo tren salía a las 22 (la hora típica del expreso Costa Brava sólo apto para quien viaja para ir directo al hotel a la llegada a la capital y resarcirse del cansancio de una noche de traqueteo monumental de estos viejos coches que llevan más de 50 años circulando). Pues no era un error en mi reserva sino que en realidad me entero al adquirir el billete que directamente el Tren Hotel Talgo ha sido suprimido por el mencionado Expreso.

Resulta insólita la decisión de Renfe Grandes Lineas de suprimir un tren rentable por otro de baja calidad. Pero lo peor es que si bien el ferrocarril es el medio más ecológico para viajar  no puede ser en detrimento del ahorro energético. Los viejos expresos son más pesados por lo que requieren más energía y esto supone añadir más emisiones tóxicas a la atmósfera que los ligeros coches del Talgo Pendular. Además, los viejos coches de los expresos son incómodos e indignos de un servicio ferroviario del siglo XXI.

Si Renfe se precia de ecología,  con la supresión del Tren Hotel Talgo entre las dos capitales ha roto la baraja. Sólo un gamberro puede apostar por un servicio antiecológico. Resulta trágico que hace años países modélicos como en Alemania suprimieron los expresos favor de los Intercity Night con trenes españoles de la factoría Talgo y aquí vayamos como los cangrejos.

El servicio ferroviario nocturno es una alternativa a los que quieren estar en una capital sin tenerse que levantar en horas intempestivas para estar a punto de trabajar a primera hora. Para llegar a las 8 horas a Madrid desde Barcelona o viceversa en el puente aéreo uno tiene que levantarse por lo menos a las 5 de la madrugada. En cambio, con el Tren Hotel Talgo, uno sale después de cenar a las 23 horas (o puede hacerlo también en el propio restaurante del tren) y luego a descansar que tras 9 horas de viaje agradable lo dejarán a uno en Chamartín a punto para tomar la moderna red del metro madrileño o las cercanías ferroviarias y llegar a cualquier parte de la ciudad antes de las 9 horas y, de este modo, empezar una jornada de trabajo con todo el cuerpo relajao.

Sólo faltaba que en un país que supera las emisiones de dióxido de carbono en un 45 % se opte como tren nocturno entre Barcelona y Madrid el menos ecológico. Alguien debería reflexionar y mandar restituir el servicio del Tren Hotel Talgo a la vez que eliminar definitivamente el expreso.

Podríamos imaginar que innovaran una alternativa para un servicio nocturno de calidad pero resulta que ya existe en los trenes hoteles Talgo. En trayectos más largos como  el Barcelona-Granada o Málaga se convierten en algo agradable gracias a la comodidad de los Talgo nocturnos que realizan estas conexiones. Sin duda, se trata de una alternativa sensacional para los que por convicciones ecológicas no queremos tomar aviones.

No soy más que un usuario  que por convicciones ecológicas no toma aviones en cualquier trayecto que haya trenes y especialmente en servicio nocturno. Pero lo peor es que en estos coches litera de los expresos con 6 camas por compartimiento no cabe casi nada y mucho menos una compañera como la bicicleta plegable. En el Talgo la pones en la parte superior del coche y ala, a viajar sin molestar a nadie.

Vaya desde este diario mi más enérgica repulsa contra este equipo de incompetentes que se han apoderado de Renfe Grandes Líneas y han decidido suprimir el Tren Talgo Barcelona-Madrid y viceversa. Desde estas líneas les conmino a que se dejen de anacronismos y que restituyan el tren hotel Talgo en nombre de la modernidad y la ecología. Pero sobre todo porque nuestro país tiene una deuda desorbitada con el Protocolo de Kioto que el Expreso no tiende a reducir.

Queridos gamberrillos de Grandes Líneas, sean coherentes y una cosa es el AVE diurno y otra un servicio nocturno para descansar. En Alemania los ICE de alta velocidad no han sustituido a los Talgo Pendulares para el servicio nocturno, sino todo lo contrario que los han convertido en estandarte del mejor servicio para viajar soñando entre, por ejemplo, Bonn y Berlín de noche. Pero no sólo Alemania ha apostado por el tren nocturno Talgo. El Tren Hotel Talgo también comunica las dos capitales de Kazajstán (en medio de la estepa asiática), la financiera Almaty, en el sur, y la política, Astana El talgo español viaja desde el 2001 por la estepa kazaja a la velocidad máxima de 170 kilómetros  e inviritiendo sólo 13 horas cuando los trenes soviéticos lo hacian en 24 horas. Los kazajos están encantados con su tren Talgo nocturno y hay que hacer reservas en un mes de antelación. Que pasa en este coñazo de país ¿es que resulta que el ferrocarril ahora que está privatizado debe volver la vista hacia otros países con servicios ferroviarios del siglo XIX? Señores de Renfe, que hasta los que consideraríamos países obsoletos (aún no siéndolo) adoptan en el servicio nocturno trenes para dormir y no como el express mediaval que han dejado...

Rectificar es de sabios. Espero que sean sensatos señores directivos de Renfe Grandes Líneas y reconsideren su decisión. Lo que deben hacer es suprimir el expreso nocturno entre Barcelona-Madrid y ofrecer más plazas turistas en un tren hotel Talgo. Pero también deberían adoptar el Tren Hotel Talgo en servicio para otros destinos que todavía se efectúan con los viejos expresos como las líneas de largo recorrido nocturnas hacia Galicia y el País Vasco. Este país no merece mirar al siglo XX y sobretodo no puede seguir incrementando las emisiones de dióxido de carbono. Los trenes son lo más ecológico del transporte colectivo, pero para nada los viejos expresos. Ojalá triunfe nuevamente la ecología en RENFE y podamos felicitarlos desde este diario. Por lo pronto voy a elevar la protesta a todas las instancias gubernamentales por incumplimiento del Protocolo de Kioto e impedir que un ecologista pueda viajar de la forma más ecológica y sana entre Barcelona y Madrid y las demás capitales del país en un servicio nocturno de calidad y que haga honor al siglo XXI.



¿Por qué este diario?