You are here

Hotpan: la olla mágica

Hace tiempo que veía sus posibilidades, pero finalmente he podido tener una olla térmica Hotpan en casa para probarla. Desde entonces no dejo de utilizar mi olla mágica, ¡así es como la veo! Desde que entró este utensilio en mi casa, parece que ha desaparecido la batería de cocina que he utilizado tantos años.

La olla de cocción con calor retenido aprovecha el calor acumulado en el interior del recipiente para terminar la cocción de los ingredientes, así gastamos menos gas o electricidad en la elaboración de nuestras recetas.

Y ¿qué tiene de especial esta olla? Pues se trata de un diseño inteligente creado en Suiza, que ha recogido la sabiduría tradicional, utilizando materiales y diseños apropiados y actuales para ofrecer un producto de calidad y gran funcionalidad. La raíz del invento parte del aprovechamiento del calor retenido, una técnica en la que, una vez empezada la cocción, se sacaba la olla del fuego y se aislaba completamente, de manera que el calor no se escapara y la cocción siguiera dentro del recipiente con los ingredientes calientes, de forma un poco más lenta, pero ahorrando mucha energía. Esto podía hacerse metiendo la olla en una cesta con mantas o con cualquier otro material que pudiera retener el máximo de tiempo el calor que contenía la olla con los ingredientes a medio cocer. De hecho, el cesto con mantas es un accesorio ideal bien conocido por los cocineros solares, que complementan su cocina solar parabólica, su hornor solar u otros modelos mixtos de cocina solar con una cesta aislante, para mantenerla comida caliente o para terminar la cocción de un recipiente mientras usamos la cocina para empezar a cocer otros platos.

La olla Hotpan es una versión moderna del tradicional cesto con mantas que contenía una olla con los ingredientes calientes a medio cocer.

Actualmente existe este moderno recipiente, la Hotpan, que ha mejorado aún más esta sorprendente forma de cambiar nuestros hábitos en la cocina. Se trata de una olla especial, de acero inoxidable, pero con paredes dobles y aisladas, igual que la tapa. La olla viene con un recipiente de melamina, que es donde se encaja la olla para acabar la cocción fuera del fuego. Esta olla sirve para cocinas de todo tipo, también para las de inducción, y quiero contar mi relación con este utensilio porque, como todo cambio, necesita algunas explicaciones. Todos sabemos que cambiar dinámicas y rutinas es difícil, pero cuando detrás hay buenos argumentos, y se hace con convencimiento, es muy estimulante. Pero es que, además, en este caso es muy fácil de entender y es sorprendente lo que se puede ahorrar ¡en energía y agua!

El arroz antes de entrar a cocinarse y una vez la cocción con el calor retenido a terminado: ¡el arroz al punto y sin agua sobrante!

El procedimiento funciona de la siguiente manera, según la tabla de tiempos que incorpora la olla:

1.- Se coloca la comida con una cantidad muy pequeña de agua en la olla, fuera del recipiente de plástico. La cantidad está indicada en la tabla de tiempos y, además la olla tiene grabados por dentro los centilitros. Si hay mucha cantidad de alimentos se puede poner un poco más de agua, pero vale la pena hacer caso a las indicaciones, porque la comida es como si se cocinara al vapor. Se tapa, y se pone al fuego. Como hay poco agua, enseguida se calienta.

2- Cuando empieza a salir vapor por la tapa de la olla, que normalmente es bastante rápido, hay que bajar el fuego al mínimo, y dejarlo así de 2 a 5 minutos, según los ingredientes que estemos cociendo y que se indica en las tablas.

3- Pasado el tiempo indicado, se saca la olla del fuego y se mete dentro del recipiente plástico, y allí se deja de 10 a 20 minutos más o menos, -otra vez, según la tabla. Pero lo bueno es que si pasa más tiempo no pasa nada, y se mantiene caliente.

Las temperaturas que alcanza la cocina solar permiten garantizar la seguridad de los platos preparados con ellas. Podemos comprobarlo con un termómetro de cocina.

4- Finalmente se levanta la tapa y uno queda asombrado. La comida está perfectamente cocida, pero al hacerse un poco más despacio y con vapor, queda con una textura al punto. Ni el arroz se pasa por poco agua que tenga, ni por más tiempo que se quede en la olla.

La olla mágica en la vitrocerámica unos cuantos minutos para que se inicie la cocción y acumule calor en su interior.

Un ejemplo práctico: 200 gramos de arroz necesitarán 35 centilitros (cl) de agua, lo dejas hirviendo 5 minutos en el fuego y 15 minutos en reposo dentro del bol de melamina y listos. Realmente, ¡es mágico! Cuando la tuve en casa, existieron mis dudas, pero le he encontrado todas las ventajas. Ahora, por la mañana puedo preparar sin darme cuenta la comida para el mediodía. Me levanto y pongo la olla en marcha; mientras ventilo la casa y preparo la ropa, se pone a punto, y cuando la saco del fuego y la pongo en el recipiente de plástico, me voy a la ducha sin sufrir. Me aseo, me visto, y cuando vuelvo por la cocina ya está todo listo. Sabía las cualidades que podía llegar a tener la olla Hotpan para ahorrar energía, pero también es destacable el ahorro de agua que supone, acostumbrados como estamos a ver hervir y bailar la comida en ollas llenas de agua, que luego poca gente reaprovecha. Además, el recipiente de melamina puede utilizarse también como bol o ensaladera.

Esta genial olla sirve para cocinar verduras, pasta, arroz, legumbres, y también, con más habilidad, cocidos varios (la olla incluye también alguna receta). Todos los alimentos se cocinan a menos temperatura, sin aceites ni grasas, siendo más sanos y conservando vitaminas y nutrientes. Es un mundo por descubrir y experimentar, y también una revolución conceptual para no desperdiciar energía en absoluto. Esto en caso de no poder disponer de otras opciones –sustitutivas o complementarias–, porque aún podríamos complementar las recetas de la olla con la cocina solar, o poner el agua caliente con el sol para reducir aún más el tiempo del agua en el fuego…

Una vez retirada del fuego, se coloca dentro del bol de melamina para que termine la cocción con el calor retenido.

Crisis es también oportunidad de cambio, y de agudizar la imaginación. Yo estoy encantado con esta olla y creo que voy a regalar unas cuantas estas navidades, pero sobre todo, voy a preparar deliciosas comidas eficientes para mis invitados en las fiestas. Aunque no es súper barata, el coste se justifica por los materiales empleados y el buen diseño: es un utensilio robusto, hecho con materiales duraderos y que te permite ahorrar agua y energía en todas las recetas, además de asegurarte un arroz con la medida justa de agua y unos vegetales al dente. Un paso más en mi vida para reducir mi huella en el planeta. ¿Cuántos me acompañarán?

 

- - - - - - - - - - - - - - - - - - - - -

Si quieres conocer más historias con la olla Hotpan:

> Almuerzo de ahorro con Hotpan
> El calor retenido, ahorro energético en la cocina
> Tabla de tiempos en inglés más detallada
 

actualizado: 
07/05/2014