You are here

Kilómetros de sonrisas





curvaSupTit.gif" border=0>

Kilómetros de sonrisas

 
09252004_alvaro1
09252004_alvaro2

1. Rueda de prensa, rodando
2. Alvaro, con ropa de faena y su inseparable Kova



 


 


Hace unos días álguien a quien conocí por mail mientras andaba pedaleando por esos mundos de vete a saber que dioses, me regalo su presencia en una rueda de prensa donde recordaba lo pasado y presentaba lo futuro inmediato. Álvaro Neil, el Biciclow, me ha cautivado.
De profesión payaso, y antes oficial de notarias, es un aventurero solidario a pedales, o sea, un autentico practicante de la modernidad ecológica. Ha fundado la primera ONG sobre ruedas, donde sólo hay un humano y una bicicleta aunque se cuentan por centanares los colaboradores amistosos.

Me lo he encontrao con ella al lado, se llama Kova, nombre de su actual compañera de rutas y aventuras, su nueva bicicleta que cargada con todos los bártulos ruedan juntos en una gira por diversas ciudades del estado promocionando sus proyectos. Más de 1.500 km a pedales, como entrenamiento de musculos, mente y nuevos equipamientos antes del siguiente viajecillo solidario por esos mundos.

Son dos los objetivos de su parada en Barcelona, el primero presentar su experiencia vivida durante 19 meses en Sudámerica y ahora escrita en su libro autoeditado con el mismo nombre del proyecto Kilómetros de Sonrisas.
Le han salido más de 32.000 kilometros y 49 espectáculos disfrutados por más de 20.000 personas.  Y como no cogían en su libro todas las imagenes y vivencias tambien ha editado y presentado un DVD donde las ha metido con cariño. Y como está acostumbrado a moverse con soltura, no ha imprimido el libro en casa por falta de medios técnicos, pero todo lo demás, el con su buena gente se lo ha guisao, pero no para comérselo solo.

El libro y el DVD son su más fiel recurso financiero para la próxima aventura laboral a pedales. Escucharlo como se lo monta para prepararse el café por la mañana, o sobre lo interesante que es llevarse unos primáticos pequeños pero potentes, o el negociar con alcaldes olvidadizos de la hora de inicio de su actuación, ducharse con 4 litros de agua y luego quitarle el sudor a la ropa aprovechando el agua recogida en un cubillo plegable, y describir las calidades humanas encontradas en su camino se ha convertido en un transformador y ameno rato para un ciclista urbano ávido de experiencias positivas. Como artista de la vida, Álvaro resuelve con estilo casi todo lo que se le cruza en el camino y ante algunas preguntas curiosas o fuera de lugar, suelta una respuesta cargada de simpatía, y si procede, crudeza al mismo tiempo.

Pero los miles de kilómetros de sonrisas se han quedado ya atrás. No los recuerdos, imagino. Hoy, el otro objetivo de Álvaro, ha sido presentar MOSAW (Miles Of Smiles Around the World), la primera vuelta al mundo solidaria en bicicleta y en solitario durante 80 meses (no días). Sólo le quedan un par de meses para tomar la salida.
Con 300 euros al mes de presupuesto, Álvaro ha comentado que se buscará la vida para alojarse cada día, adquirir la comida para cocinar en su hornillo, pagar visados y sobornos, entre otros gastillos generales de ese especial viaje frugal por la vida. O sea, que con los ahorrillos que tiene, más pequeñas ayudas privadas, intentará afrontar la vuelta al mundo en más de 7 años repartiendo alegría, que no es poco.

¿Y si se te acaban los recursos, qué? Pues nada, me han dicho que India hay mucha demanda para actores europeos como extras en las películas de allá.
Una cosa sí, afirma con convicción –nunca cobraré por los espectaculos, es mi regalo a la gente que les pueda se útil, porque generalmente los más pobres del mundo son las personas con las sonrisas más fascinantes y gratas. Ese es mi mejor salario.
Ha ofrecido, con la humildad y simpatia que arrastra, su proyecto a patrocinadores y de momento unos 30 ya colaboran con materiales y servicios, que los ira testando en todo tipo de climas desde las estepas siberianas a los desiertos del Sáhara o Gobi. O sea, que de como funcionan y aguntan radios y neumáticos, sillín, frenos, ropa, cámara digital y mochilas en un viaje tan largo, ira informando con detalle.

Me llamó la atención un panel solar flexible que acaba de incorporar al equipamiento rodado con la idea de recargar las baterias de su cámara, GPS y la radio, mientras el sol le acompaña durante el pedaleo. No he tardado en recomendarle el cargador alimentador Battpak, un ecoproducto de Biohabitat ideal para sus necesidades. Por la tarde, Álvaro visitó la sede de la Fundación Tierra y allá se le ha ilustrado sobre el funcionamiento y las posibilidades para cargar sus pilas durante el viaje y de lo interesante que es que de ello se encargue el Sol. Se le ha dicho que no se preocupe, que el Sol siempre le acompañará. Un nuevo patrocinador, más amigo que otra cosa, ha pasado a su lista.

Recomiendo a todo persona buscadora de estilos de vivir más sencillos, frugales y creativos que siga el rastro de este payaso especial y como todos solidario, de nombre artístico Biciclow, de formación abogado, que quiere que los que tienen la sonrisa más dificil se puedan llevar a sus casas una buena dosis de alegría; que le importan poco las subidas y bajadas de la bolsa; que da siempre las gracias en la mesa antes de comer, que ha decido gastar casi nada de sucio petróleo para moverse y que es feliz haciendo su trabajo solidario y mirando a los rostros de las gentes, de las piedras y de las estrellas intentando siempre remover un sonrisa. 

Buen viaje, amigo


¿Porqué éste diario?