You are here

La cisterna consciente y ahorradora





curvaSupTit.gif" border="0">

La cisterna consciente y ahorradora

05162005_cisterna1
05162005_cisterna2
05162005_cisterna3

1. Desenrosque de las piezas del tirador
2. Descargador al descubierto
3. Por fin, ¡¡una cisterna ecoconsciente!!


Acción 0005 de la Guerrilla Eficiente
Fecha: 16/05/2005
Nivel de riesgo: bajísimo
Agentes: M en solitario
Lugar: Servicios WC de unas oficinas sociales
Tecnología utilizada: goma elástica común

Presupuesto estimado, 0,02 euros por unidad
Tiempo previsto en servicio: 2 años
Localización: Ciutat Vella, Barcelona, Spain
Implantación recomendada: Aconsejable en todas las cisternas con descargador total del agua del mundo mundial
Difusión: por todos los medios posibles

 

A continuación se facilita el informe de una operación improvisada de la Guerrilla Eficiente llevada a cabo en el día de hoy por el agente M.

 

Dentro de una operación de chequeo de sistemas de filtraje para la mejora de la calidad del agua de la red que la Guerrilla Eficiente ha puesto en marcha hace ya unos meses, hoy he tenido que realizar de forma improvisada una operación de alta incidencia a favor de la reducción de consumo del recurso acuático. Encontrándome casualmente en la sede de entidades de reconocido prestigio en el sector de la educación juvenil y ante la necesidad de una habitual evacuación fisiológica de lo más humano, he hecho uso de uno de los WC de la oficina. Después de la meadilla y procediendo a su saneamiento he observado con alarma como 9 litros de agua potable no dejaban rastro de mis residuos. Sorprendido he observado que se trataba de una de estas cisternas añejas cuando el ahorro de agua no importaba a los fabricantes de WC. Habitualmente, ando acostumbrado a tirar poco de la cadena cuando la meadilla es dulzona, quiero decir poco cargada de acidillos olorosos, y que cuando lo hago siempre me suelo encontrar ante una cisterna de descarga parcial (o sea, aquella que aprietas el pulsador de descarga parcial, o bien aquella otra que cuando quieres parar la descarga aprietas de nuevo el pulsador y listo). Pues bien, hoy y aplicando los principios de la acción directa para todo miembro de la Guerrilla Eficiente, no he tenido más remedio que llevar a cabo una intervención proahorro de lo más necesaria. Digamos que la meada no me ha dejado a gusto, entiéndase por motivos los referidos no a la descarga propia sino la de la cisterna poco eficaz.

 

Revisando otro WC (siempre hay dos en la mayoría de las oficinas) he detectado lo mismo, otra descarga total de la cisterna para ya sea casi nada, poco o lo normal, lo que haya que evacuar.
No he tardado en recordar una de los inventos más sorprendentes para el ahorro de agua en la cisterna y que hoy, en plena inauguración del nuevo canon del agua en Catalunya gana sorprendente e inesperada actualidad, es decir pagar más por lo mismo para ahorrar y no derrochar, ya que es valioso el recurso como casi ningún otro, y más si lo sumas a la temporada climáticamente cambiante de sequía, que se anuncia divertida y útil, ya que a los humanos si no se nos echan los limites encima, simplemente no reaccionamos.

 

La acción se ha basado en el concepto de Cisterna Consciente, que hoy recobra más valor que nunca, al poner en sinergia el ingenio humano, los recursos mínimos y los rendimientos máximos.

Decía en aquel entonces la lectura de un folletillo con obsequio incluído:

Con una inversión de 1 peseta aprox. (coste de una goma elástica de lujo) o bien reutilizando una de tantas, se obtiene un ahorro de muchos miles de litros de agua potable al año. Es el más barato y el que mejor funciona de todos los sistemas probados. Firmaba el ecodiseñador de la vida simple Camilo Rodríguez, miembro destacado de la actual Escuela de Agritectura.

 

Pues bien, en poco menos de dos minutos he movilizado a la primera usuaria de la oficina que he pillao, al rato un paquetillo de gomas elásticas estaban conmigo y enseguida he procedido. Detallo a continuación el procedimiento seguido y recomendada para una cisterna baja tipo sobre taza, (también y con adaptaciones también para cisternas altas):

1-     Desenrósquese el tirador

2-     Sáquese la tapa

3-     Colóquese un elástico a cada lado uniendo la parte fija de la carcasa del mecanismo descargador con la parte móvil del tirador. (obsérvese la imagen)

4-     Vuelva a taparse y colóquese el pulsador

5-     Nótese como cambia el proceder, ahora cuando se suelte el pulsador ya nada será lo mismo, el cierre a presión de la válvula gracias a la tensión de los elásticos se producirá de forma automática

6-     Si queda contento con los ecoresultados, lleve siempre consigo unos elásticos para pasar a la acción. Y es que todavía quedan miles o millones de cisternas con mecanismos en perfecto estado de uso que no habrá que cambiar y desechar por novedosos y eficientes descargadores si se dispone de ganas y un poco de tiempo.

7-     Además, alargue la vida de las juntas al realizar una presión mayor de la habitual y reducir el riesgo de pequeñas y continuas pérdidas.

 

Si para deshacerse de 100 cl. de pis se vierten por la cisterna 9 litros de agua potable de la buena, a dos meadas por humano y por día son 18 litros (a modo de ejemplo de mínimos, y es que tengo una amiga que me comenta que lo suyo es ir hsta 8 veces al día), que por 365 días que tiene el año salen a 6.570 litros.

Aplicándose en el uso consciente de los valiosos recursos la rentabilidad es para todos, además de saludable para el sistema público de saneamiento y potabilización del agua. Hagamos cuentas. A 2,5 litros x 2 meadas día/human@ salen 5 litros que por 365 días dan 1.825 litros/año de agua. El resultando es un balance tremendamente positivo (si se es conscientemente responsable y meando lo mismo ahorramos unos 4.745 litros),  concluyendo con un alivio energético para el sistema de agua potable, un ahorro en gastos públicos de depuradora, un gesto solidario con los que beben poco, también mean y quizás nunca puedan utilizar el agua de una cisterna. En definitiva, una buena, tremendamente sencilla y altamente eficiente acción ambiental al alcance de cualquiera que mee con frecuencia en cisterna no actualizada y no quede a gusto. Ahora informado, recomiendo que te apuntes simbólicamente a la Guerrilla Eficiente, que tenemos mucho trabajo y si la sostenibilidad no es divertida quizás nunca llegue a cumplirse sus sueños.

 

El orín, pipi, meao, agüita amarilla, etc... en otras culturas incluso considerada hasta medicina, los practicantes de la vida sostenible no lo desaprovechan por nada y suelen brindarlo al montón de compost o a los árboles que necesitan de nutrientes. Como variados son los pueblos, variados son los destinos de las meadas, pero desde la Guerrilla Eficiente no dudamos de que algún día y por decreto universal será recomendado retornar a la tierra ese rico zumillo cargado de minerales y sales. La tecnología básica y hasta la compleja se encargará de que lo valioso siga su ciclo sin perder valor retornando a la tierra parte de la fertilidad extraída.

 

Desde que he llevado a cabo la acción acuática, mis meadas ya no son lo mismo, pues me quedo más a gusto.

 

La Guerrilla Eficiente recomienda a todos los ciudadanos que tengan a tiro cisterna de descarga total -olvidarse el cambio por innovadores sistemas de descarga con dos o tres botones- pueden ahorrarse el tirar su actual sistema que puede durar otros 20 años y echar mano de elásticos de los buenos que son casi todos y poner los trucos simplemente radicales al servicio de un futuro que igual podría ser sostenible.

 

Otra vez podemos decir, ¡¡ecomisión cumplida!!

Da fe laica y firma el Comandante A, al mando del comando Guerrilla Eficiente dentro de la Operación ¡¡Ahorra Jolín!!, y al servicio de la Reina Sosteniblidad.


 

Memoria acciones Guerrilla Eficiente: 0001 / 0002 / 0003 / 0004



¿Por qué este diario?