You are here

Pesquisas de la Guerrilla Eficiente





curvaSupTit.gif" border=0>

Pesquisas de la Guerrilla Eficiente

    
 



12012004_bolsa2
12012004_bolsa3
12012004_bolsa4
12012004_bolsa5
12012004_bolsa6

 

 

1. Dóblese por la mitad y luego otra vez
2,3 y 4. En forma de triangulo, aváncese chinochano
5. Introducir las asas en el orificio final
6. Transpórtese la bolsa con elegancia
7. Entrega oficial de cds para la matriculación NO OIL



 


 


Informe de la acción llevada a cabo en el día de hoy para recabar datos y experiencias sobre aspectos en el uso, consumo y problemáticas ambientales de las bolsas de plástico, ese petróleo procesado que circula en forma de millones de toneladas de suaves y prácticos recipientes de usar y tirar, en el traslado de los productos de consumo de nuestras trajinosas vidas.

Antecedentes
El comandante coordinador de la Guerrilla Eficiente una vez analizados los datos aportados por distintas fuentes de absoluta confianza y en reunión con todos los efectivos y miembros de los comandos de acción directa, aprobó el que diera comienzo la operación "Bolsas de plástico, ¡¡No gracias!!" dentro de la campaña global NO OIL.

Secuencia
El agente M ha analizado algunos datos extraídos de un artículo aparecido en uno de los libros guía a los que tiene acceso la Guerrilla Eficiente y cualquier persona que lo desee.  La Situación del Mundo 2004, del WorldWacth Institute y editado por Icaria publica en las páginas 65 a 67, un mini informe de uno de sus investigadores, Brian Halweil, titulado Bolsas de Plástico. Aquí algunos textos:

"Puede que las bolsas de plástico sean el artículo más ubicuo de la Tierra. Su poco peso, su bajo coste y su resistencia al agua hace que sean tan prácticas para llevar comestibles, ropa o cualquier otra compra cotidiana que es difícil imaginar la vida sin ellas.

Las primeras bolsitas de plástico para pan, bocadillos, fruta y verduras fueron introducidas en Estados Unidos en 1957. Las bolsas de basura de plástico empezaron a aparecer en las casas y por las cunetas de todo el mundo a mediados de los setenta, cuando un nuevo proceso de fabricación abarató los costes de producción de bolsas individuales, permitiendo a las principales tiendas y supermercados ofrecer a sus clientes una alternativa a las bolsas de papel. Hoy en día, cuatro de cada cinco bolsas utilizadas en las tiendas de comestibles son de plástico, el modelo "camiseta" con dos asas que parecen los tirantes de una camiseta.

El origen de estas bolsas es el petróleo, el gas natural y otros derivados de la industria petroquímica. La típica bolsa de plástico, que pesa tan sólo unos gramos y tiene un grosor de milímetros, podría parecer un artículo completamente inocuo de no ser por el increíble número en que se producen. De las fábricas del todo el mundo salieron en 2002 aproximadamente 4 o 5 billones de unidades. En USA y Europa se consume el 80% de la producción. En USA se tiran cada año a la basura 100.000 millones de bolsas de plástico para comestibles, y su uso se esta generalizando también en países más pobres.
En todo el mundo los supermercados están animando a los compradores a evitar las bolsas, o a traer las suyas propias, estableciendo un pequeño reembolso por bolsa o cobrando un suplemento por las bolsas de plástico."

Ante la necesidad urgente de localizar propuestas para reducir drásticamente el consumo de bolsas de "sucios" plásticos, al agente M con sus métodos especiales se le encomendó localizar iniciativas ingeniosas que ayudaran a ello.
El primero de sus objetivos ha sido visitar a una amiga, que según le comunicó, había podido aprender una elegante técnica de plegado de bolsas camiseta que pudiera servir de ejemplo a los directivos de la Guerrilla Eficiente a la hora de elaborar acciones de impacto social.

La técnica consiste en doblar la bolsa según la siguiente secuencia:
1. Se aplana en dirección a las asas y sobre una superficie lisa la bolsa, sacando el aire que pudiese contenter
2. Se realiza una doblez por la mitad y luego de nuevo otra sobre esta, según se ve en la imagen
3. Se comienza a doblar realizando triángulos y ascendiendo chinochano hacia la zona de asas.
4. Las asas se insertan en uno de los espacios bolso creados con la doblez, consiguiendo un cierre que garantiza que la bolsa siempre estará recogida para llevar elegantemente en bolsillos, macutos o mochilas.

Sirva este romántico y práctico ejemplo para estimular un pequeño cambio que siempre es poderoso. Se acabó desechar las bolsas de plástico.  La Guerrilla Eficiente aconseja dedicar unos segundos  (pueden estos intervalos servir para micromeditar, por ejemplo) de vez en cuando a la loable labor del plegado elegante de bolsas, que siempre acompañaran los desplazamientos de los ciudadanos NO OIL que se precien. Ocuparán poco espacio, nunca se convertirán en un estorbo y estarán de esta forma disponibles en todo momento para ser usadas en decenas de ocasiones, hasta la rotura parcial de la bolsa por excesivo uso o carga. Cuando esto acontezca se aconseja su deposito en el iglú amarillo para la recogida selectiva. Se propone también se use esta sencilla técnica para comunicarse con amigos y desconocidos, acción que ha dado buenos resultados a varias personas que han convertido el tema en excusa para fomentar sus relaciones sociales. Y ya puestos, se pueden organizar campeonatos locales y sin premios para ver quien dobla más rápido, más elegante, más contento.

Aprovechando la visita, la experta en doblado de bolsas y cultura ambiental (queda reservado su nombre por cuestiones de seguridad) ha facilitado al agente M la cantidad de 150 cds recopilados entre diversos usuarios y en desuso, para ser reutilizados como base de las matrículas NO OIL, ese grito silencioso que visualiza el compromiso personal por un mundo con menos petróleo. Un grito para enseñar a los demás desde las bicicletas o las acciones cotidianas como son la de dejar de usar y tirar bolsas CON OIL, que se puede conseguir ser algo más feliz y responsable, con menos.


¿Porqué éste diario?