You are here

Por la Generación Solar





curvaSupTit.gif" border=0>

Por la Generación Solar

 
06012004_gp1
06012004_gp2
06012004_gp3

1. Montando la Sole
2. ¡¡ Acción de energía positiva ¡¡
3. Emilio y los de la generación solar

 

 

Después de tener el privilegio de colaborar en la acción de proyección ayer noche en la central térmica del Besos visualizando el ¡¡ Stop CO2, Kioto ya ¡¡ y ¡¡ No más centrales térmicas ¡¡ entre otras, toca hoy la acción positiva.

Greenpeace realizó la actividad para generar un efecto mediático para solicitar una política favorable a las energías renovables y denunciar la construcción de nuevas centrales térmicas de ciclo combinado como la del Forum 2004, que utiliza combustible fósil, el gas, que al ser quemado es una fuente de gases de efecto invernadero, en definitiva la central es una fábrica más de CO2. Hoy la prensa ha recogido la demanda y es un placer ver impresas las imágenes fruto del trabajo bien hecho.

Inserto una nota de interés: A nivel estatal, hay actualmente un total de 63.610 MW de potencia instalada en todo tipo de centrales. El día de mayor consumo histórico (el 18 de febrero de 2003 a las 20h) la potencia necesaria fue de 37.212 MW, sin registrarse ningún incidente durante la jornada. Existe un excedente de 26.398 MW. Durante 2002 y 2003 se dieron de alta 4.400 MW de potencia en nuevas centrales térmicas de ciclo combinado de gas mientras sólo se dieron de baja 1.280 MW en centrales de fuel.

La acción ha coincidido con el inicio de la primera Conferencia Internacional sobre Energías Renovables en Bonn que durará hasta el 4 de junio. En esta Conferencia Greenpeace pide a la Unión Europea que asuma un compromiso de, al menos, un 20% de energías renovables para el 2020 y garantizar el cumplimiento del Protocolo de Kioto y hacer frente al cambio climático.

Hoy para presentar la viabilidad de las energías renovables y su enorme potencial para acabar con el cambio climático y cumplir con el Protocolo de Kioto, Greenpeace ha elegido el Instituto Miquel Martí i Pol de Cornellà, situado cerca de BCN, por ser un centro comprometido con las energías renovables. Allí se han realizado múltiples actividades que demuestran que las energías renovables son el futuro.
Me he apuntado a celebrar la acción positiva, donde un montón de estudiantes y el grupo de formadores de Greenpeace han hecho posible una mañana cargada de mensajes y acciones por las energías limpias.

Las actividades han estado dirigidas a los alumnos para proporcionales información sobre la realidad de las energías. Se ha presentado una nueva exposición fotográfica sobre energía, exposición itinerante disponible para los colegios de la Red de las Escuelas Solares de Greenpeace y una herramienta para conocer los problemas y soluciones relacionados con la energía; se ha conectado al instituto la instalación fotovoltaica portátil de Greenpeace La Sole capaz de generar 1,5 kW de energía limpia. Se transporta en un antiguo remolque de caballos transformado ahora en remolque soleado. Se monta con ayuda colectiva, generalmente y como hoy, han sido los propios estudiantes del centro. En seguida que los módulos están soportados se conectan por unidad (hay tres) a un convertidor de electricidad que permite transformar la energía solar en electricidad de 220 voltios que es enchufada a la red del centro. Bien vale una imagen y un hecho más que mil palabras. 

También se ha exhibido una cocina solar, como ejemplo de la cantidad de servicios que ofrece la energía solar. A pesar de que el día no ha estado del todo soleado,  las frituras han sorprendido a los estudiantes que se acercaban.

En las aulas, los jóvenes han celebrado un "juicio a las energías renovables", en el que las han sentado en el banquillo acusadas de quitar mercado a las energías sucias, en el que los propios alumnos han debatido sobre la realidad y el futuro de las distintas formas de energía. Eso ha servido para emitir una llamada desde la Red de Escuelas Solares de Greenpeace, donde los jóvenes solicitan que los políticos asuman en la Cumbre de Bonn el compromiso del 20 % de energías renovables para el 2020, como ha dicho Mar Olivar, responsable del departamento de Educación de Greenpeace.

Y para que quedara constancia de la acción, se ha colocado la pancarta de 36 metros cuadrados con un positivo que igual se puede ver desde el espacio. Y es que todo lo que se haga con los miembros de la joven generación solar tiene que decirse y verse, cuanto más mejor.

El camino hacia la sostenibilidad energética no es fácil, pero está cargado de satisfacciones, grandes dosis de ingenio y millones de horas de buen trabajo.
Aprovecho y doy enlace a la información de unos interesantes talleres organizados para formadores y estudiantes. Las energías renovables son la estrella. 
Los estudiantes del IES Martí i Pol que hoy se han encontrado con una buena dosis de cultura solar, serán los que mañana tomarán importantes decisiones desde su vida privada y en el acontecer comunitario. A partir de hoy, para una gran mayoría, lo relacionado con las energías renovables ha dado un positivo paso adelante.

Conforme se vayan cumpliendo los escenarios energéticos limpios, muchos de los que hoy son estudiantes podrán optar a ser trabajadores de la economía solar, la única viable. Y quizás recuerden con agrado su primer contacto con la tecnología solar de la mano de los ahora trabajadores por la sostenibilidad.
¡¡ Gracias Greenpeace ¡¡ 


¿Porqué éste diario?